Saltar al contenido

Historia de Espa√Īa


Si te apasiona la historia de Espa√Īa, has aterrizado en el lugar id√≥neo. Al equipo de labanderadeespa√Īa.com no solo nos apasiona la bandera de Espa√Īa, sino que sentimos pasi√≥n por todo lo que tenga que ver con nuestro pa√≠s, Espa√Īa. Y, tanto la bandera, como Espa√Īa, no se comprenden sin su historia. Una historia espectacular formada por un c√ļmulo de acontecimientos providenciales que forjaron un pa√≠s que lleg√≥ a ser primera potencia del mundo y que a lo largo de su existencia ha aportado much√≠simo al progreso humano de la civilizaci√≥n.

¬ŅTe encantar√≠a conocer toda la historia de Espa√Īa pero no tienes tiempo para ponerte a estudiarla? Eso no es un problema, con el resumen que te traemos, vas a adquirir, en tan solo media hora y de forma muy amena, una base de la historia de Espa√Īa que te va a permitir comprenderla muy bien en su conjunto.


Historia de Espa√Īa cronolog√≠a


Para que te hagas una idea general, la historia de Espa√Īa puede dividirse en cuatro grandes grupos:

  • La edad antigua de Espa√Īa: se delimita entre aproximadamente el a√Īo 1200 a. C. (√©poca en la que se considera que naci√≥ la escritura) y principios del siglo V d.C. (etapa de la decadencia y fin del Imperio Romano).
  • La edad media: situada entre la invasi√≥n de la pen√≠nsula por los pueblos germanos (coincidi√≥ con el fin del Imperio Romano) y el descubrimiento de Am√©rica por las expediciones espa√Īolas all√°, por el a√Īo 1492 d.C.
  • La edad moderna: en 1492 se producen dos hechos relevantes en nuestra historia. Por un lado, la conquista de Granada por los Reyes Cat√≥licos; y por otro, el descubrimiento del Nuevo Mundo por el explorador Crist√≥bal Col√≥n. Ambos sucesos dieron inicio a lo que se conoce como Espa√Īa moderna. Esta etapa se extendi√≥ hasta el inicio de la Guerra de la Independencia en 1808, seg√ļn el consenso de los historiadores.
  • La edad contempor√°nea: con la Guerra de la Independencia y la proclamaci√≥n de la primera Constituci√≥n Liberal de 1812, se abri√≥ paso lo que se conoce como la historia contempor√°nea de Espa√Īa. En esta nueva √©poca se introdujeron derechos y libertades individuales, lo cual contrastaba con el absolutismo que hab√≠a caracterizado a la Espa√Īa moderna. Este per√≠odo contin√ļa en nuestros d√≠as. No son pocos los expertos que apuestan por renombrar dicha √©poca, ya que los avances cient√≠ficos y tecnol√≥gicos han creado un mundo nuevo totalmente distinto al del inicio de la edad contempor√°nea.

En la gran mayor√≠a de libros de historia encontrar√°s esta divisi√≥n temporal. Nosotros, sin embargo, queremos centrarnos en la conquista romana de Hispania, un acontecimiento que fue sumamente importante para el devenir de Espa√Īa, por su legado y su repercusi√≥n en la pen√≠nsula.


Resumen de la historia de Espa√Īa


Hemos escuchado en muchas ocasiones que la historia de Espa√Īa es incre√≠ble, y la verdad es que nos encantar√≠a poder conocer el porqu√©, pero el hecho de pensar que hay que leer miles de p√°ginas de libros de historia con el poco tiempo que tenemos, nos echa un poco para atr√°s.

Peeeero… ¬°tenemos buenas noticias! Con nuestra historia de Espa√Īa resumida vas a poder hacerte una idea de Espa√Īa en su conjunto de una forma r√°pida (30 minutos aproximadamente) y divertida. ¬ŅQu√©? ¬ŅNo te lo crees? Prep√°rate unas palomitas, disfruta y en media hora nos cuentas.

Historia antigua de Espa√Īa


historia de espa√Īa antigua

Vayamos a antes de la conquista romana. La geograf√≠a que hoy comprenden los pa√≠ses de Espa√Īa (sin las islas Canarias), Andorra y Portugal, estaba ocupada por diversos pueblos o tribus con culturas totalmente diferentes entre s√≠. Estos asentamientos poblacionales se pueden dividir en 6 grandes bloques:

  • Los pueblos ind√≠genas instalados en la pen√≠nsula all√° por el 1000 a. C.: Los celtas. Proced√≠an de la zona indoeuropea (concretamente zonas centro y septentrional de Europa). En Espa√Īa se establecieron por el este, centro y norte peninsular.
  • Los pueblos no indoeuropeos. Su procedencia es m√°s o menos incierta; podr√≠an ser del norte de √Āfrica o del este de Europa, de la zona del C√°ucaso – actual Georgia). Se asentaron en la zona del mediterr√°neo. Los griegos se refer√≠an a ellos como ‚Äú√≠beros‚ÄĚ, en relaci√≥n al r√≠o ‚Äú√ćber‚ÄĚ
  • Los pueblos ‚Äúmezcla‚ÄĚ, que habitaban el centro-norte peninsular. Eran la fusi√≥n de pueblos celtas y de pueblos √≠beros: los celt√≠beros.
  • Pueblos de procedencia pr√°cticamente desconocida asentados alrededor del Guadalquivir: los turdetanos. Este pueblo descend√≠a de un reino que sucumbi√≥ ante los cartagineses en el 500 a.C. Era una de las civilizaciones m√°s avanzadas de occidente seg√ļn algunos escritos de la √©poca. A d√≠a de hoy resulta imposible demostrar la existencia real de este reino, denominado Tartessos.
  • Poblaciones pre-celtas m√°s primitivas. Eran los galaicos, c√°ntabros y astures, entre otros. Se asentaron en las zonas norte y noroeste peninsular con anterioridad a los celtas.
  • Los vascones: Habitaban la zona de Navarra (norte del Ebro y zona occidental de los Pirineos). En cuanto a su procedencia, sigue siendo un misterio a pesar de haber multitud de teor√≠as.
  • Y, por √ļltimo, pueblos colonizadores que se establecieron por diferentes puntos de la costa del mediterr√°neo: fenicios, griegos y cartagineses. Se dedicaban b√°sicamente al comercio. Su presencia enriqueci√≥ bastante las culturas de los √≠beros, turdetanos y tartessos (durante el tiempo que existieron). Destacar que los cartagineses cobran un especial protagonismo en el devenir de la pen√≠nsula.

¬ŅTe han parecido muchos nombres?

¬°No te pierdas!

Solo queremos que te quedes con una idea: hasta la llegada de los romanos, exist√≠an en la pen√≠nsula ib√©rica √ļnicamente diferentes poblaciones/tribus con culturas, organizaciones, lenguas, religiones y econom√≠as diferentes. ¬°Sin ninguna conciencia o sentimiento de pertenencia a una naci√≥n o pa√≠s!

Como hemos dicho antes, los cartagineses adquieren una decisiva importancia para la historia de la pen√≠nsula a partir del siglo III antes de Cristo. Por esta fecha, la rep√ļblica cartaginesa (con capital en Cartago, en el norte de √Āfrica) se estaba haciendo cada vez m√°s poderosa. Compet√≠a directamente con Grecia y Roma por ser la primera potencia internacional en el comercio de toda la costa del Mediterr√°neo.

Esta situaci√≥n de competencia cada vez m√°s agresiva por liderar el comercio exterior, provoc√≥ las primeras ‚Äúguerras mundiales‚ÄĚ. Se produjeron entre los a√Īos 264 y 201 a. C. y son denominadas Guerras P√ļnicas (P√ļnico se refiere al Imperio Cartagin√©s)

La primera guerra se libr√≥ entre las Rep√ļblica de Roma y Cartago, en la Isla de Sicilia y en el Norte de √Āfrica. Esta guerra termin√≥ con la victoria de Roma. Los cartagineses quedaron con ansias de revancha, y en el 236 a. C. desembarcaron en G√°dir (ciudad fundada por los fenicios en el segundo milenio antes de Cristo que hoy corresponde a C√°diz). Desde all√≠ emprendieron una invasi√≥n de la pen√≠nsula direcci√≥n a Italia (pen√≠nsula it√°lica en aquel entonces). El l√≠der tanto de la primera guerra p√ļnica como del desembarco fue el famoso Am√≠lcar Barca.

La familia cartaginesa logró rápidamente el dominio efectivo de la península, extendiéndose a buena parte de ella. Principalmente llegaron a las zonas Sur y Levante, ocupadas por los turdetanos y los íberos. Lograron el dominio mediante alianzas, matrimonios, o simplemente por la fuerza. Llegaron a fundar una ciudad-fortín, con la intención de que fuera una segunda Cartago. Los romanos la llamaban Cartago Nova (actual Cartagena).

El problema lleg√≥ en el a√Īo 218 a. C. An√≠bal Barca, perd√≥n, el gran An√≠bal Barca, hijo de Am√≠lcar y nuevo l√≠der del pueblo cartagin√©s, siti√≥ la ciudad de Sagunto. Esta poblaci√≥n se encontraba en la actual provincia de Valencia. Era una ciudad √≠bera muy helenizada (‚Äúgrieguizada‚ÄĚ). Esto se deb√≠a a la presencia de los colonizadores griegos que se situaban por la costa levantina; por esta raz√≥n, era una ciudad-estado aliada de Roma.

An√≠bal, tras tomar Sagunto, se dirigi√≥ hacia la pen√≠nsula it√°lica y caus√≥ incontables bajas en Roma. Emple√≥ una de las mejores estrategias militares de la historia. Utiliz√≥ m√°s de 30 elefantes de guerra para las batallas y por eso es conocida como la guerra de los elefantes. Este hecho, unido a la conquista de Sagunto, hizo que Roma se decidiera a plantar cara a los cartagineses en la pen√≠nsula ib√©rica (Hispania para los romanos). Termin√≥ en una guerra dura entre ambos bandos. Los cartagineses, sin duda, causaron muchas bajas entre la poblaci√≥n romana y asesinaron a varios de sus l√≠deres en la pen√≠nsula. No obstante, gracias a la superioridad num√©rica de los ej√©rcitos romanos y a la estrategia militar llevada a cabo por el famoso general Publio Escipi√≥n ‚Äúel africano‚ÄĚ, la guerra culmin√≥ con una victoria romana (tras m√ļltiples batallas en zonas del territorio peninsular) y con la expulsi√≥n de los cartagineses de Iberia.

¬ŅQu√© pintaban las poblaciones aut√≥ctonas de la pen√≠nsula en este escenario b√©lico? Seguramente te lo estar√°s preguntado. Veamos. Las tribus √≠beras y celtas no ten√≠an un l√≠der com√ļn, por este motivo, en las batallas participaron en funci√≥n de las decisiones de sus l√≠deres: unas tribus se decantaron por un bando, otras por otro y otras permanecieron al margen.

La ocupación romana de Hispania


hispania romana

El hecho de que los romanos tuvieran que establecerse en la pen√≠nsula para combatir contra Cartago y de que, finalmente, la guerra la ganasen ellos, supuso que la Rep√ļblica de Roma viese la oportunidad de conquistar toda la pen√≠nsula para afianzar a√ļn m√°s su ventaja comercial por el mediterr√°neo.

Tras conquistar en pocas d√©cadas la parte levantina y la parte sur de Hispania (donde habitaban √≠beros y turdetanos), los romanos necesitaron casi dos siglos para someter al resto de la pen√≠nsula (celtas y celt√≠beros). Durante estos a√Īos cabe destacar la oposici√≥n feroz y brava que realizaron los lusitanos (celtas de la zona del actual Portugal) con las denominadas ‚Äúguerras lusitanas‚ÄĚ. Fueron liderados por figuras m√≠ticas entre las que cabe destacar la de Viriato (conocido como el ‚Äúterror de Roma‚ÄĚ).

La conquista de Hispania por los romanos se considera que finaliz√≥ all√° por el a√Īo 19 a.C. con el fin de las ‚Äúguerras c√°ntabras‚ÄĚ. Los pueblos nativos celtas del norte (c√°ntabros y astures) eran la √ļltima resistencia al avance romano. En estas guerras se enfrentaron duramente a las tropas del primer emperador de Roma, C√©sar Augusto.

Como dato curioso:  este personaje fue el que puso fin al sistema de rep√ļblica para pasar a un sistema imperial. Aqu√≠ el emperador de Roma ten√≠a todo el gobierno autocr√°tico y el control absoluto de todas las provincias conquistadas.

La unidad pol√≠tica y territorial en toda la pen√≠nsula ib√©rica, fue conseguida por primera vez por el Imperio Romano. Tras la invasi√≥n de Hispania, las culturas de los pueblos prerromanos que habitaban la pen√≠nsula fueron sufriendo progresivamente una gran influencia latina e imposici√≥n mediante sucesivas guerras. Se form√≥ una nueva cultura en todo el territorio: la cultura hispanorromana. En la √ļnica zona que no se logr√≥ transformar la lengua, fue en la dominada por los vascones, que lograron mantener cierta independencia frente a Roma, conservando as√≠ su idioma, el euskera.

Antes de seguir viendo la Hispania romana, es importante hacer hincapi√© en una cuesti√≥n decisiva que marc√≥ el devenir de la historia de la naci√≥n espa√Īola: la introducci√≥n del cristianismo en la pen√≠nsula.

Algunas tradiciones y leyendas sostienen que el cristianismo lleg√≥ a Espa√Īa de la mano de los mism√≠simos Santiago el Ap√≥stol y de San Pablo, en el primer siglo despu√©s de Cristo.

Seg√ļn estas leyendas, que no se han demostrado que fueran ciertas a√ļn, nos indican que a la expansi√≥n del cristianismo contribuyeron los llamados ‚ÄúSiete Varones Apost√≥licos‚ÄĚ: Torcuato, Tesifonte, Indalecio, Segundo, Eufrasio, Cecilio y Hesiquio. Como datos curiosos de algunas fuentes bibliogr√°ficas, San Segundo fue nombrado obispo de Abula, probablemente √Āvila, y San Cecilio obispo de Granada.

En conjunto, puede decirse que había ya varias comunidades cristianas a fines del siglo II. También que las primeras persecuciones contra ellas fueron las de Decio y Diocleciano. En su tiempo, Roma seguía considerando a los cristianos como un peligro para el Imperio.

El inicio de la conversi√≥n al cristianismo del Imperio de Roma, se puede situar en Mil√°n en el 313 d. C.. En este a√Īo se promulg√≥ la tolerancia del cristianismo y la libertad de religi√≥n en el imperio romano. Este edicto, que fue firmado por Constantino I el Grande, puso fin a las persecuciones dirigidas por las autoridades contra los cristianos.

Pero no fue hasta que el Imperio Romano se convirtió a la religión católica en el siglo IV, cuando el cristianismo empezó a coger verdadera y radical importancia en el futuro peninsular. Concretamente fue en el 392 d. C. cuando el emperador Teodosio I el Grande prohibió totalmente el paganismo e impuso el cristianismo. Este emperador nació para más inri en la ciudad hispana de Cauca (actual Coca, en la provincia de Segovia). La religión no había dejado de ganar terreno, sobre todo desde el reinado de Constantino. El llamado edicto de Constantinopla prohibía toda práctica no cristiana, incluida aquella de carácter privado.

Este hecho dio lugar a la enorme expansión de la nueva religión, venida del Próximo Oriente. Rápidamente se extendió por todo el territorio peninsular, en perjuicio de todas las religiones paganas autóctonas.

Como os dijimos al principio, nos parece importante separar en dos la historia de la península haciendo hincapié en el período romano. Las herencias romanas marcaron, sin lugar a dudas, el futuro de Hispania. Las más importantes fueron:

  • El derecho romano (en el cual se fundamentan nuestras leyes, entre otros).
  • El lat√≠n como idioma (del cual procede el espa√Īol).
  • La religi√≥n cat√≥lica,
  • Las construcciones (teatros, puertos, puentes, acueductos, etc.)
  • Las v√≠as de comunicaci√≥n.

Historia de la edad media de Espa√Īa


edad media espa√Īa

Te parecer√° que ya estaba todo medio estable en la pen√≠nsula. ¬ŅVerdad?

Pues, a pesar de estar s√ļper establecida la cultura hispanorromana, lleg√≥ la decadencia del Imperio romano. Con ella llegaron las conocidas como ‚Äúinvasiones de pueblos germanos e iranios a la pen√≠nsula ib√©rica‚ÄĚ, ocurridas en el siglo V d. C., y el fin del Imperio Romano en Hispania. Apunte: a las citadas invasiones, tambi√©n se las conoc√≠a de forma despectiva como ‚Äúinvasiones de los b√°rbaros‚ÄĚ, por el car√°cter salvaje y violento de los pueblos germ√°nicos.

¬ŅPensabas que ya no ibas a ver m√°s nombres raros despu√©s de aprender todos los pueblos prerromanos?

Pues sentimos decirte que s√≠, que vas a ver otra lista de nombres raritos. Son tan importantes para que entiendas a la perfecci√≥n el origen de la naci√≥n espa√Īola, que tienes que conocerlos. La buena noticia es que son los √ļltimos nombres liosos que vamos a tocar. Lo que suceder√° despu√©s de la ca√≠da de estos pueblos germ√°nicos, fue tan importante en la historia de Espa√Īa, que estamos seguros de que por lo menos te sonar√°n.

Bien, ¬°vamos all√°!

Las invasiones germánicas a la península


barbaros espa√Īa

Aprovechando la decadencia del Imperio Romano, y probablemente por el enfriamiento del clima, algunos pueblos decidieron partir desde el norte al sur de Europa. Se trataba de pueblos germ√°nicos y otros de origen iranio. Alrededor del a√Īo 409 entraron juntos por los pirineos hacia la pen√≠nsula ib√©rica. Estos pueblos proced√≠an de diferentes sitios, eran conocidos con diferentes nombres y ten√≠an diferentes culturas. A continuaci√≥n, te hacemos un brev√≠simo esquema de estos pueblos:

  • Los suevos. Formados por muchas tribus distintas. Proced√≠an del territorio que hoy conocemos como Alemania, y fueron mencionados por primera vez por Julio C√©sar (l√≠der romano) en el 58 a. C. Estas tribus a su entrada en Hispania, se asentaron en la provincia romana de Gallaecia (que hoy comprender√≠a el norte de Portugal, Galicia, Asturias y Le√≥n). Gracias a su buena integraci√≥n con los pueblos aut√≥ctonos establecieron un reino que dur√≥ 170 a√Īos.
    Su reino acab√≥ siendo absorbido por un pueblo (tambi√©n germano) que protagoniz√≥ el origen de la Espa√Īa moderna y del que posteriormente hablaremos: el pueblo visigodo.
  • Los v√°ndalos. Eran tambi√©n un pueblo germano, de origen escandinavo. Proced√≠an de otra parte m√°s oriental de Alemania y de parte de Polonia. Se mencionan por primera vez en el siglo I d. C. Al entrar en Hispania se trasladaron al sur (provincia B√©tica) y a la zona oriental de la provincia Gallaecia. Una parte se asent√≥ en la zona este de la actual Galicia y zona oeste de la actual Asturias, y otros se instalaron en el Valle del Guadalquivir. En estos sitios solo permanecieron 20 a√Īos aproximadamente; sin formar ning√ļn reino ni organizaci√≥n estable. En el a√Īo 429 abandonaron la pen√≠nsula y formaron un reino en la actual T√ļnez hasta que fueron destruidos por el Imperio Bizantino en el 534.
  • Los alanos. Este pueblo estaba formado por diferentes tribus de origen iranio (actual Oriente Medio y Asia central). Integradas en su mayor√≠a por pastores de car√°cter muy violento. Originarios de las zonas iranias, tuvieron que huir de los pueblos de Asia central conocidos como ‚Äúhunos‚ÄĚ (si unos eran brutos, imag√≠nate a estos) y se unieron a algunos pueblos germanos (suevos y v√°ndalos). Junto a los otros dos pueblos germanos atravesaron la pen√≠nsula y se dirigieron a la provincia de Lusitania (actual zona de Portugal) y a la provincia de Cartaginensis, en las cuales se instalaron hasta el 418, a√Īo en el que fueron totalmente derrotados por los visigodos.

Como vemos, los invasores ocuparon distintas zonas de la geografía peninsular. Iban saqueando todo lo posible a su paso por los diversos poblados autóctonos. La zona que no llegaron a ocupar fue la provincia de Tarraconensis, por ser la zona donde el Imperio de Roma era más potente.

El Imperio romano estaba perdiendo poder en la península debido a las invasiones. Por este motivo, Honorio, el Emperador de Roma, llegó a un acuerdo con un pueblo bárbaro que los había estado trayendo por el camino de la amargura. Se trataba del pueblo visigodo. Sucedió durante los siglos IV y principios del V.

En el centro de Europa se encontraban un conjunto de tribus germ√°nicas orientales, concretamente en la zona de la actual Suecia. Se trataba de los godos. Debido a la presi√≥n que sufrieron por parte de los hunos, a finales del siglo IV se dividieron en dos grupos: los ostrogodos y los visigodos. La rama visigoda es la que nos importa. Eran guerreros y semin√≥madas. Se dirigi√≥ hacia la Europa occidental y llegaron a acuerdos con el Imperio Romano para que los dejara asentarse en sus dominios, a cambio de engrosar las filas de los ej√©rcitos romanos. 

En el a√Īo 415, Honorio lleg√≥ a un pacto con los visigodos, permiti√©ndoles a √©stos que se instalaran en el sur de Galia (sur de la actual Francia). A cambio deb√≠an combatir y expulsar a los b√°rbaros que, poco a poco, estaban mermando el poder militar de Roma en la pen√≠nsula.

Como ej√©rcito federal al mando de Roma, los visigodos entraron en la pen√≠nsula enfrent√°ndose a los diferentes pueblos b√°rbaros que la ocupaban. En la zona de la actual Galicia consiguieron arrinconar a los suevos, aniquilaron al rey alano Adax en el 418 y, finalmente, expulsaron a los v√°ndalos y alanos que quedaban en la pen√≠nsula. Dicho abandono de Hipania se produjo en el 429 por el estrecho de Gibraltar, hacia el norte de √Āfrica. Se marcharon aproximadamente 80.000 v√°ndalos y alanos. As√≠ se asentaron los visigodos, tal y como les hab√≠a prometido el emperador romano. Se establecieron como reino federado en el sur de Francia, con capital en Toulouse.

¬°Para que te sit√ļes! En ese a√Īo 429 d. C. quedaron de nuevo en poder romano las provincias de Lusitania, Cartaginensis, B√©tica y Tarraconensis.

Los suevos no corrieron el mismo destino, que desde que entraron en la pen√≠nsula forjaron un reino. Fue de la mano de Hermerico, el primer rey suevo en Hispania. Se mantuvo en el tiempo con la complacencia del emperador; iban alternando saqueos hacia la poblaci√≥n hispanorromana y pactos con los arist√≥cratas hispanorromanos. Llegaron incluso a abandonar su lengua germ√°nica en pro del lat√≠n. A partir del a√Īo 429 fueron lanzando expediciones hacia el sur y lograron la conquista de: la capital lusitana, Augusta Em√©rita (actual M√©rida); la capital b√©tica, actual Sevilla y ganaron terreno en la provincia de Cartaginensis.

En el a√Īo 446, observando la agresividad y el poder que iban tomando los suevos, el emperador romano reacciona y recurre de nuevo a los visigodos, a quienes manda a la pen√≠nsula para parar el avance.

La Espa√Īa visigoda


espa√Īa visigoda

En el 512, los visigodos, tras haber sido derrotados por los francos perdieron su capital de Tolosa y tuvieron que coger el camino hacia Hispania. Establecieron su capital en la ciudad de Toledo. Aprovechando el fin del Imperio Romano, formaron el Regnum Visigothorum, o dicho en castellano de toda la vida, Reino Visigodo de Toledo.

Ya hemos dicho anteriormente que los visigodos eran guerreros. Pues haciendo honor a su condici√≥n, durante a√Īos mantuvieron continuas guerras: contra suevos, bizantinos y hasta entre ellos mismos. ¬°S√≠, s√≠! Se mataban entre ellos en algunas zonas. ¬ŅEl motivo? Que la monarqu√≠a hereditaria no les terminaba de convencer‚Ķ Eran m√°s de ‚Äúelegir‚ÄĚ ellos a los reyes.

Y dir√°s: ‚Äúy los bizantinos esos, ¬Ņqui√©nes eran?‚ÄĚ

Estos fueron los herederos del Imperio Romano de Oriente, que estaba en decadencia desde el a√Īo 395 y que estableci√≥ capital en Constantinopla (la actual Estambul). Se llamaban as√≠ porque Constantinopla en la antig√ľedad se llamaba Bizancio. Lo compon√≠an personas fundamentalmente griegas, pero con ciudadan√≠a romana, que montaron su imperio tras la ca√≠da del Imperio Romano. Eran ciudadanos cristianos que se consideraban a s√≠ mismos romanos.

Esta gente hab√≠a desembarcado en la pen√≠nsula ib√©rica entorno al a√Īo 549. Conquistaron bastante territorio del sur de Hispania, en las provincias B√©tica y Cartaginensis; as√≠ instauraron lo que se conoce como ‚Äúprovincia bizantina de Spania‚ÄĚ. Se sospecha que estos fueron responsables de la conversi√≥n del Reino Suevo al catolicismo en el a√Īo 550.

Los amigos visigodos eran de fe cristiana arriana, por lo tanto, contrarios a la fe de los suevos, cristiana cat√≥lica. Adem√°s eran enemigos de los bizantinos por su creciente auge en la pen√≠nsula. Ten√≠an demasiados frentes abiertos y se mosquearon de verdad. ¬ŅQu√© hicieron? En primer lugar, vencer sus disputas internas y posteriormente, vencer a los suevos. En el a√Īo 585, hicieron del Imperio Suevo una provincia m√°s del Reino Visigodo de Toledo y expulsaron a los bizantinos de la pen√≠nsula, sobre el a√Īo 625.

A partir de entonces, se sucedieron una lista de reyes ‚Äúde cuyos nombres no quieres acordarte‚ÄĚ… ¬°Nosotros tampoco te lo vamos a recordar! Tan solo tres fueron trascendentales para lo que est√° por venir en la pen√≠nsula.

¬°Sigamos!

Los √©xitos militares de los visigodos, que pusieron fin al Reino Suevo, fueron llevados a cabo por el rey Leovigildo. Este rey consigui√≥ con sus haza√Īas una uni√≥n territorial peninsular que no hab√≠a existido desde la √©poca del Imperio Romano.

Despu√©s, el rey Recaredo (hijo de Leovigildo) se convirti√≥ al catolicismo en el a√Īo 589. As√≠ culmin√≥ la uni√≥n religiosa entre arrianos y cat√≥licos. Se form√≥ un Reino y una sociedad que ser√≠an el germen de la Espa√Īa que hoy conocemos.  Por √ļltimo, la ‚Äúguinda del pastel‚ÄĚ fue la uni√≥n jur√≠dica bajo el mandato del rey Recesvinto, en el a√Īo 649.

Este intento visigodo de crear una conciencia ‚Äúespa√Īola‚ÄĚ se constata en uno de los escritos de San Isidoro de Sevilla (s. VI), en el que ya se menciona la palabra Espa√Īa:

‚ÄúDe cuantas tierras se extienden desde el Occidente hasta la India, t√ļ eres la m√°s hermosa, oh sagrada y feliz Espa√Īa, madre de pr√≠ncipes y de pueblos‚ÄĚ.

Otros hechos importantes que acometieron los visigodos, fueron la ruralizaci√≥n de la sociedad espa√Īola y la implantaci√≥n del r√©gimen feudal en la pen√≠nsula. ¬ŅRecuerdas que antes mencionamos que hab√≠a luchas internas por la elecci√≥n de los reyes?  Pues el r√©gimen feudal empoderaba a la nobleza en perjuicio de la monarqu√≠a. Era la alta sociedad visigoda quien se encargaba de nombrarlos, lo cual limitaba mucho el poder real.

El feudalismo era un sistema basado en torno a la relaci√≥n de vasallaje entre dos hombres libres. Uno era el campesino vasallo y el otro un se√Īor o noble. El primero recib√≠a por parte del otro la concesi√≥n de un bien, el feudo; por ejemplo, unas tierras. Ambos establec√≠an una especie de contrato que les ataba a obligaciones rec√≠procas. Es decir, al campesino se le dejaba usar la tierra del noble y adem√°s se le proteg√≠a por el ej√©rcito de este. A cambio, el campesino le pagaba al noble los beneficios de su trabajo.

¬ŅCu√°l fue el resultado de este sistema feudal? Pues que, unido a la monarqu√≠a electiva, ser√°n motivo de asesinatos y golpes de estado. Finalmente, esta inestabilidad provocar√° una incursi√≥n musulmana desde √Āfrica.

Veamos qu√© ocurri√≥ despu√©s…

Los hijos del visigodo Vitiza se encontraban en lucha con el rey Rodrigo, que fue el √ļltimo rey con poder. Pues bien, se les ocurri√≥ la ‚Äúbrillante‚ÄĚ idea de pedir ayuda a los musulmanes. Estos ven√≠an comandados por el caudillo Tariq b Ziyad. Todos sabemos c√≥mo acab√≥ esto‚Ķ El rey Rodrigo fue derrotado en la batalla de Guadalete en el a√Īo 711. Con la ca√≠da del monarca godo, la invasi√≥n musulmana a la pen√≠nsula vino del tir√≥n…

Aunque el Imperio Visigodo desapareciera, la semilla de la conciencia territorial, social y religiosa que plantaron, comenzar√≠a a echar ra√≠ces con los primeros movimientos de la Reconquista. Y culminar√≠a en lo que podemos considerar como el nacimiento de Espa√Īa. En el a√Īo 1492 se produjeron dos hechos tremendamente relevantes: el descubrimiento de Am√©rica por Crist√≥bal Col√≥n y la conquista del √ļltimo basti√≥n musulm√°n en la pen√≠nsula, el Reino de Granada.

Ocupación musulmana


espa√Īa musulmana

Las tropas √°rabes y bereberes cruzaron el estrecho de Gibraltar. En apenas medio siglo ya ten√≠an ocupada casi toda la pen√≠nsula‚Ķ Pero no pudieron conquistarla entera porque, al llegar al norte, se toparon con nuestros amigos vascones, astures y c√°ntabros. Estos frenaron el avance musulm√°n de la mano de figuras m√≠ticas como el rey Don Pelayo, en batallas √©picas como la batalla de Covadonga en el a√Īo 722. ¬ŅRecuerdas que dieron que hacer a los romanos y germanos? Pues ahora no iban a ser menos y tambi√©n resistieron ¬ŅY qui√©n fue ese tal ‚ÄúDon Pelayo‚ÄĚ? Seg√ļn algunos historiadores fue un astur y seg√ļn otros un godo, al que su pueblo eligi√≥ como rey.

Así, de forma rápida, podemos dividir la época de la ocupación musulmana en cuatro períodos. ¡Vamos a describirlos brevemente!

El Emirato dependiente

El primer per√≠odo transcurri√≥ desde la llegada de los musulmanes a la pen√≠nsula hasta el a√Īo 756. En este a√Īo el omeya Abderram√°n I se autonombr√≥ Emir (pr√≠ncipe en √°rabe). Durante esta √©poca, el Estado musulm√°n era una provincia dependiente del Califato Omeya de Damasco. Las peleas recurrentes y los enfrentamientos entre √°rabes y bereberes, complicaron que la Espa√Īa musulmana se organizara exitosamente.

Emirato de Córdoba independiente

El segundo per√≠odo transcurri√≥ durante los a√Īos que dur√≥ el Emirato Independiente de C√≥rdoba. ¬ŅY qu√© era un emirato? Pues era un Estado independiente pol√≠tica y administrativamente del Califato, pero no as√≠ en cuanto la autoridad religiosa, que segu√≠a recayendo en el Califa. Los musulmanes del linaje de los omeyas establecieron en el a√Īo 756 su Estado Andalus√≠ en la pen√≠nsula, con capital en la actual C√≥rdoba.

El Califato de Córdoba

El tercero, se inicia con la proclamaci√≥n del Califato de C√≥rdoba en el a√Īo 929 por el omeya Abderram√°n III y finaliza con su abolici√≥n en el a√Īo 1031. De esta forma, el nuevo Estado musulm√°n en la pen√≠nsula ib√©rica, se independiz√≥ completamente del Califato abas√≠ (otra dinast√≠a diferente a la omeya) de Damasco.

Y un califato era…

Un estado gobernado por un Califa. Poseía la autoridad religiosa, que en la mayoría de los casos era la máxima, por encima de la política y la territorial. No podía ser Califa cualquiera. El candidato tenía que ser un descendiente de Mahoma.

El per√≠odo que dur√≥ el Califato de C√≥rdoba fue la √©poca de mayor esplendor pol√≠tico, cultural y comercial de Al-√Āndalus.

Reinos de taifas

El cuarto per√≠odo se hab√≠a iniciado con la fragmentaci√≥n del Califato de C√≥rdoba en los famosos reinos de taifas. Se estableci√≥ en 1031 con la abolici√≥n definitiva del Califato y perdur√≥ hasta la ca√≠da del √ļltimo reino de taifas, el reino nazar√≠ de Granada, en 1492. Estos reinos fueron gobernados por las dinast√≠as omeya y hamud√≠ los primeros a√Īos y posteriormente por distintos clanes √°rabes y bereberes extranjeros. Estos reinos fueron la causa de desmembramiento de la unidad musulmana. Los reinos cristianos aprovecharon esa fragmentaci√≥n y organizaron la conocida como Reconquista.

La Reconquista de Espa√Īa


reconquista espa√Īa

Tras la batalla de Covadonga en el a√Īo 722 los cristianos consiguieron que los musulmanes frenaran la invasi√≥n y se replegaran. ¬ŅC√≥mo consiguieron esto? Pues en gran parte, gracias a las monta√Īas de las actuales regiones asturiana, c√°ntabra y vasca, las cuales dificultaban los ataques a los musulmanes.

A partir de entonces, se comenzaron a forjar n√ļcleos de resistencia cristiana, que llegaron a ocupar territorios comprendidos por zonas de las actuales Galicia, Asturias, Cantabria y Navarra y del actual Pa√≠s Vasco.

En el siglo IX nació el primer reino cristiano de la mano del rey Alfonso I, el reino de Asturias. Su capital se instalaría en Oviedo a principios del siglo IX. No obstante, aunque se suele situar en este momento la creación del reino, hay quienes dicen que se puede considerar como tal, desde la coronación como rey de Don Pelayo.

En el a√Īo 910 el reino de Asturias estableci√≥ su capital en Le√≥n. Tras lanzar Alfonso III el Magno expediciones hacia la l√≠nea del Duero, de la mano de los reyes Garc√≠a I y Ordo√Īo II (hijos de Alfonso III el Magno). Fundaron el reino astur-leon√©s. El reino de Asturias seguir√≠a existiendo bajo el mando de Fruela II, tambi√©n hijo de Alfonso III, pero subordinado al reino de Le√≥n. Este reino astur -leon√©s terminar√≠a por llamarse reino de Le√≥n al morir Fruela II. El reino de Asturias se diluye, llegando a ocupar bastante zona del norte (Galicia, Asturias, Cantabria y Pa√≠s Vasco), una buena parte del norte de Portugal y varias de las actuales provincias de Castilla y Le√≥n.

En el a√Īo 860 se fund√≥ el Condado de Castilla de la mano de Rodrigo, por la gracia de Ordo√Īo I de Asturias y Alfonso III el Magno. Poco m√°s tarde, en el 931 Fern√°n Gonz√°lez unific√≥ el condado de Castilla y fund√≥ una especie de condado hereditario sin el visto bueno del reino de Le√≥n.

Los musulmanes que se quedaron a las puertas del norte peninsular, ocuparon la zona que hoy conforma Catalu√Īa. Aunque fueron pronto invadidos por un Estado extranjero, el imperio carolingio, all√° por el a√Īo 795.

¬°Toca contar una curiosidad!

El imperio carolingio fue un gran reino que gobernó gran parte de la Europa occidental y que era regido por un pueblo germano, el franco. Llegó a ser tan fuerte que conquistó Italia, arrebatándosela de las manos al imperio bizantino. A partir de esta conquista, a los reyes del imperio se les pasó a nombrar como emperadores romanos. El imperio franco llegó a ser considerado como el restaurador del viejo imperio romano. Un gran líder de este imperio fue el famoso Carlomagno, el rey franco que dedicó su vida a defender el cristianismo de los musulmanes y que conquistó varios reinos germanos.

Tanto quiso Carlomagno defender sus posesiones y su fe cristiana, que atraves√≥ los pirineos para intentar darle ca√Īa de Espa√Īa a los musulmanes de la pen√≠nsula. La parte del territorio espa√Īol conquistada por el imperio carolingio se denomin√≥ Marca Hisp√°nica y ocupaba la actual Catalu√Īa. Este territorio fue dividido en condados dependientes del imperio controlados por condes elegidos por el mismo. Algunos eran aut√≥ctonos y otros eran de origen franco.

De todos estos condados, nacieron algunos futuros reinos importantes en el devenir de la historia de Espa√Īa. Uno de ellos fue el Condado de Pamplona. Hacia el a√Īo 824 se constituy√≥ en reino a manos de un militar conocido por los musulmanes como el ‚Äúpr√≠ncipe de los vascones‚ÄĚ, el vasc√≥n √ć√Īigo Arista. Este nuevo reino lleg√≥ a ocupar parte de las actuales Navarra y Huesca. A este reino se le denomin√≥ reino de Pamplona y en el a√Īo 1162 pas√≥ a llamarse Reino de Navarra, con el rey Sancho VI.

Otros de los condados importantes fueron:

  • Arag√≥n: Se constituy√≥ como condado independiente en el a√Īo 809 y como reino de Arag√≥n en el a√Īo 1035, con la figura de Ramiro I
  • Barcelona, fundado en el a√Īo 801. Adquiri√≥ la hegemon√≠a sobre el resto de condados catalanes.

En el siglo XI, el reino de Aragón lanzó expediciones hacia el sur que hicieron recuperar territorio hasta la línea del Duero. A su vez, el condado de Castilla, que ya se independizó del reino de León con Fernán González, se convirtió en reino de Castilla de la mano de Fernando I. Este Fernando acabó con la vida del entonces rey de León, Bermudo III, y se apropió de los reinos de Castilla y de León. A su hijo Sancho II le entregó el reino de Castilla y a su hijo Alfonso VI el de León.

El siglo XII fue un siglo marcado por grandes avances de los reinos cristianos de Le√≥n y de Castilla sobre territorios musulmanes. Cabe se√Īalar que, en el a√Īo 1139, se crea el reino de Portugal. Naci√≥ a partir del condado de Portugal, dependiente del reino de Le√≥n. Este reino, ya de forma independiente, continuar√° por su parte la reconquista, llegando a ganar terreno hasta la altura del Tajo durante el resto del siglo.

El reino de Aragón, en el siglo XII, también consigue avanzar y llega a traspasar el río Ebro, mientras que los condados catalanes consiguen llegar a la desembocadura.

Un acontecimiento importante de este siglo, fue tambi√©n la creaci√≥n de la Corona de Arag√≥n en el a√Īo 1137. Surgi√≥ de la uni√≥n del reino de Arag√≥n, que estaba en manos de Ramiro II el monje, y los condados catalanes, que estaban en manos del conde de Barcelona, Ram√≥n Berenguer, yerno de Ramiro II el monje. Ramiro tuvo el detalle de dejar en su testamento el reino a su yerno. Ram√≥n no ten√≠a calidad de rey por lo que actu√≥ como cabeza del reino hasta que su hijo Alfonso II de Arag√≥n, fue nombrado rey de la Corona en el a√Īo 1164.

Antes de continuar,

¬Ņqu√© era eso de cabeza del reino? Era una especie de pr√≠ncipe, pues firmaba como tal.

¬°Veamos qu√© ocurr√≠a mientras tanto en la zona de Al-√Āndalus!

En 1145 desembarcaron en la pen√≠nsula los almohades, una dinast√≠a bereber de Marruecos que tuvieron que venir a la Espa√Īa musulmana a poner orden entre tanto caos de las taifas. Esta gente se hizo bastante fuerte, tanto en gran parte de la zona de Al-√Āndalus, como en toda la zona norte de √Āfrica hasta Libia. Prueba de ello es que lograron imponer rectitud a los reinos de taifas, en favor de la unidad musulmana frente al avance cristiano. Lograron notables victorias sobre los reinos cristianos, como por ejemplo la de la batalla de Alarcos del a√Īo 1195 en la que los ej√©rcitos del reino de Castilla fueron aplastados.

Pero la dinastía almohade no tardaría en entrar en decadencia.Por un lado, los reinos cristianos cada vez ganaban más fuerza y unidad; por otro, los distintos clanes de oligarcas musulmanes se revelaban contra los califas almohades.

En el a√Īo 1212, los reinos cristianos de Arag√≥n, Castilla, Navarra y, en menor medida, Le√≥n y Portugal, se unieron, dejando a un lado sus disputas internas. Organizaron un ataque conjunto al califa Muh√°mmad an-N√°sir. Los musulmanes sufrieron una aplastante derrota en la famosa batalla de Las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212).

La reconquista aquí se hizo más fuerte que nunca:

  • Jaime I, del reino de Arag√≥n, recuper√≥ Valencia y las Islas Baleares, creando el reino de Mallorca en 1230 y el reino de Valencia. Este √ļltimo se uni√≥ a la Corona de Arag√≥n en el a√Īo 1239.
  • El reino de Portugal. Hacia 1249, y en manos del rey Alfonso III de Borgo√Īa, se extendi√≥ hasta el actual Algarve portugu√©s. Adquiriendo as√≠ todo el territorio que ha mantenido hasta hoy, por lo que se considera que fue el primero de los reinos cristianos de la pen√≠nsula en terminar su reconquista (en 1249).
  • El reino de Castilla y el reino de Le√≥n, volvieron a unificarse en 1230 bajo la Corona de Castilla con Fernando III el Santo. Entre √©l y su hijo, Alfonso X, ya hab√≠an recuperado las regiones de C√≥rdoba, Murcia, Ja√©n y Sevilla para el a√Īo 1248

Llegados a este punto, ¬Ņcu√°l era el √ļnico territorio que quedaba en manos de los musulmanes? El reino nazar√≠ de Granada.

En el a√Īo 1469, se produjo el matrimonio de los reyes cat√≥licos, Isabel I de Castilla y Fernando V de Arag√≥n. Con ellos se unieron las coronas de Castilla y de Arag√≥n, que finalizaron la reconquista de Espa√Īa. Este hecho tuvo lugar en 1492 con la rendici√≥n por parte del rey Boabdil en las Capitulaciones de Granada.

Finalmente, el √ļnico reino cristiano que quedaba sin unirse a la Corona castellano-aragonesa (aparte del reino de Portugal), el reino de Navarra, fue combatido y derrotado en 1512 por las tropas de Fernando el Cat√≥lico, quedando desde entonces bajo el poder de la Corona castellano-aragonesa, aunque con un r√©gimen foral propio.

Historia moderna de Espa√Īa


edad moderna espa√Īa

Para no cansar demasiado al personal, y como esta parte de la historia suele ser m√°s conocida, vamos a ver r√°pidamente los hitos m√°s importantes de la historia moderna y contempor√°nea de Espa√Īa.

No te preocupes si quieres profundizar m√°s en estas √©pocas, ya que aqu√≠ podr√°s comprar los mejores libros sobre Historia de Espa√Īa, seleccionados expresamente para que encuentres todos los contenidos que est√°s buscando.

Con el matrimonio de los Reyes Cat√≥licos y la conquista del √ļltimo basti√≥n musulm√°n en la pen√≠nsula, el Reino de Granada, se forj√≥ lo que hoy conocemos como Espa√Īa moderna.

Si recuerdas, los visigodos ‚Äútuvieron un sue√Īo‚ÄĚ,  el de unificar la pen√≠nsula bajo un mismo reino y crear una conciencia nacional bajo una misma religi√≥n. Este sue√Īo se hizo realidad con la uni√≥n de los Reyes Cat√≥licos y la expulsi√≥n de los musulmanes en 1492. La monarqu√≠a que deriv√≥ de aquella uni√≥n de reinos no fue lo que m√°s tarde vendr√° con la dinast√≠a de los borbones, la formaci√≥n de un √ļnico reino en toda Espa√Īa. M√°s bien fue la uni√≥n de distintos reinos bajo una causa com√ļn. Una especie de confederaci√≥n de reinos construida para ser entre todos m√°s fuertes, sin eliminar ninguno de ellos y en la que cada uno manten√≠a sus propias leyes y costumbres.

Cabe mencionar, que antes del 1492, se conquistó definitivamente la isla de Gran Canaria por la Corona de Castilla en el 1483.

El a√Īo 1492 fue bastante intenso, hist√≥ricamente hablando. Seguro que lo que vamos a tratar a continuaci√≥n te resulta mucho m√°s familiar. El explorador Crist√≥bal Col√≥n fue enviado por la reina Isabel a descubrir territorios a las Indias. Pero finalmente, y como todo el mundo sabe, descubri√≥ un territorio totalmente inesperado: Am√©rica. A partir de entonces, la Corona espa√Īola realiz√≥ conquistas importantes de territorios en las am√©ricas, formando el conocido como Imperio Espa√Īol, que se extendi√≥ por todo el orbe. No obstante, como el reino de Portugal tambi√©n comenz√≥ a conquistar territorios en Am√©rica, los dos imperios se tuvieron que repartir las conquistas mediante el Tratado de Tordesillas de 1494, en el cual se traz√≥ una l√≠nea divisoria en el ‚ÄúNuevo Mundo‚ÄĚ.

Los territorios que conquist√≥ el imperio fueron muy diversos, e inicialmente se organizaron como dos virreinatos: el virreinato de Nueva Espa√Īa y el virreinato de Per√ļ. Posteriormente, este se separ√≥ en dos: el virreinato de Nueva Granada y el virreinato del Per√ļ. El √ļltimo virreinato que se cre√≥ fue el del R√≠o de la Plata.

¬°Vamos a conocer un poco m√°s!

  • Nueva Espa√Īa: formado por gran parte de Am√©rica del Norte y Am√©rica Central, Asia y, m√°s tarde, Ocean√≠a. Estaba formado por territorios que corresponden a actuales pa√≠ses como Cuba, M√©xico, Guatemala, Rep√ļblica Dominicana, Puerto Rico, diferentes estados de EEUU (como California, Colorado, Utah, Washington, Texas‚Ķ) y gran parte de la zona suroeste de la Columbia Brit√°nica del actual Canad√°. Con el descubrimiento de nuevos archipi√©lagos del oc√©ano Pac√≠fico a finales del siglo XVI, se conquistaron las indias orientales, formadas por las Filipinas, las Marianas y las Carolinas. ¬ŅEres capaz de repetirlos todos sin mirar? Dif√≠cil, ¬Ņeh?
  • El virreinato de Per√ļ: formado por gran parte de Sudam√©rica, excepto territorios que se qued√≥ Portugal, como Brasil. Este, m√°s tarde se dividir√≠a en dos:
    • Virreinato de Nueva Granada: Formado por actuales estados como las rep√ļblicas de Colombia, Ecuador, Panam√°, Costa Rica y Venezuela, adem√°s de regiones del norte del Per√ļ y Brasil, y el oeste de Guyana.
    • Virreinato del Per√ļ: que se extendi√≥ por territorios de actuales estados como Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Panam√°, Per√ļ y toda la regi√≥n oeste y sur del Brasil.
  • R√≠o de la Plata: abarc√≥ extensiones de actuales estados como Argentina (incluyendo las disputadas islas Malvinas), Uruguay, Paraguay y Bolivia.

La Espa√Īa de los Austrias


austrias espa√Īa

Carlos I de Espa√Īa, el padre del conocido como imperio espa√Īol, era hijo de Juana la loca (hija de los reyes cat√≥licos), y de Felipe el hermoso (hijo del emperador del Sacro Imperio Romano Germ√°nico, Maximiliano I). El nombre con el que ahora se conoc√≠a el imperio Carolingio, era Sacro Imperio Romano Germ√°nico. Fue fundado por Carlomagno y ahora se encontraba en manos de la conocida como dinast√≠a de Habsburgo.

Carlos, por tanto, se convirti√≥ en rey de la monarqu√≠a espa√Īola, del reino de Austria y de las Indias, introduciendo as√≠ la dinast√≠a de Habsburgo a la monarqu√≠a hisp√°nica. Dos a√Īos m√°s tarde fue nombrado Emperador del Sacro Imperio Romano Germ√°nico a la muerte de su abuelo Maximiliano I. A esta nueva dinast√≠a en Espa√Īa que hered√≥ la Monarqu√≠a Hisp√°nica se le llam√≥ Casa de Austria.

A partir de entonces, Carlos I le dar√° enorme fuerza a la Monarqu√≠a Hisp√°nica, tambi√©n conocida como Monarqu√≠a Cat√≥lica por su concepci√≥n como salvaguarda del catolicismo frente al protestantismo. Este Estado, denominado por algunos historiadores como imperio espa√Īol, extender√° la hegemon√≠a espa√Īola en el mundo hasta la segunda mitad del siglo XVII. Espa√Īa lleg√≥ a ser la primera potencia de Europa y la mayor econom√≠a del mundo, de mano de los conocidos como austrias mayores: Carlos I y su hijo Felipe II.

En el siglo XVI, Felipe II fue coronado rey de Portugal, con lo que la monarqu√≠a hisp√°nica expandi√≥ su poder a toda la pen√≠nsula durante 60 a√Īos.

El siglo XVI fue un siglo en el que conquistadores como Hernán Cortés y Francisco Pizarro expandieron la monarquía hispánica por muchos territorios de América.

La decadencia de los Austrias

Como en todas las dinast√≠as ha ocurrido a lo largo de la historia, por unas causas o por otras, la decadencia lleg√≥ tambi√©n a la dinast√≠a de los austrias, de la mano de sus √ļltimos reyes (conocidos como los austrias menores), Felipe III, Felipe IV y Carlos II. En contraposici√≥n, en el √°mbito de la cultura y el arte, en este siglo surgieron grandes autores como Vel√°zquez, Claudio Coello, etc. y grandes literatos como Cervantes, Lope de Vega, Quevedo o Calder√≥n de la Barca. A esta √©poca se le conoce como el Siglo de Oro espa√Īol.

Carlos II, que ser√° el √ļltimo rey austria de Espa√Īa, en su lecho de muerte en el a√Īo 1700, le dej√≥ el reinado a Felipe de Anjou, bisnieto de Felipe IV de Espa√Īa y nieto de Luis XIV de Francia, de la dinast√≠a de los borbones. Otro candidato con derechos, el archiduque Carlos de Habsburgo, sobrino de la mujer del difunto Carlos II, e hijo del emperador del Sacro Imperio Romano Germ√°nico, Leopoldo I, no acept√≥ este testamento y consigui√≥ partidarios en Espa√Īa. La gran mayor√≠a eran nobles y sociedad de la Corona de Arag√≥n y de unos pocos nobles de la Corona de Castilla, con los cuales inici√≥ la que es conocida como la Guerra de Sucesi√≥n espa√Īola (1701-1714).

La guerra, obviamente, la gan√≥ el candidato franc√©s, Felipe de Anjou, que se convirti√≥ en el rey Felipe V de Espa√Īa tras la firma del Tratado de Utrecht en el a√Īo 1713. No obstante, el archiduque Carlos, fue nombrado emperador del Sacro Imperio Romano Germ√°nico en plena Guerra de Sucesi√≥n en el 1711, cargo que ocup√≥ hasta 1740.

Con el Tratado de Utrech, Espa√Īa perdi√≥ sus dominios de Gibraltar, Menorca, Italia y Pa√≠ses Bajos.

Cabe mencionar la heroica resistencia que ofrecieron los condados catalanes, que siguieron combatiendo y resistiendo tras el Tratado de Utrecht.

¬°Vamos con otra curiosidad! Esta conocida por poca gente.

Al final de la batalla entre los ej√©rcitos austracistas de los condados catalanes y los ej√©rcitos del borb√≥n Felipe V, los Tres Comunes de Catalu√Īa publicaron un bando llamando a la sociedad barcelonesa a ‚Äúderramar gloriosamente su sangre y vida por su rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda Espa√Īa‚ÄĚ. Finalmente, Barcelona se rindi√≥ en 1714 y Mallorca en 1715.

Comienza la dinast√≠a de los Borbones en Espa√Īa


borbones espa√Īa
Retrato de la familia de Felipe V, por Louis-Michel van Loo (c. 1743)

Felipe de Borb√≥n, se convirti√≥ con la victoria de la Guerra de Sucesi√≥n en el primer rey de Espa√Īa de dinast√≠a borb√≥nica, con el nombre real de Felipe V de Espa√Īa.

Las represiones contra los perdedores de la guerra no se hicieron esperar: miles de austracistas tuvieron que exiliarse y otros muchos sufrieron la confiscaci√≥n de las haciendas y dem√°s bienes. A nivel de pol√≠tica interna, Felipe V promulg√≥ los Decretos de Nueva Planta, los cuales pusieron fin a la autonom√≠a, leyes e instituciones propias de los estados de la Corona de Arag√≥n (reino de Valencia, reino de Mallorca y Principado de Catalu√Īa).

En este punto se puede decir que la Monarquía Hispánica llega a su fin. De una Corona con un sistema de fueros, se pasa a una monarquía absolutista y centralista.

Felipe V, plant√≥ la semilla de lo que sus hijos (los reyes de Espa√Īa Luis I, Fernando VI y Carlos III) har√°n florecer posteriormente: el despotismo ilustrado. El despotismo ilustrado fue un sistema de gobierno que mezclaba el absolutismo cl√°sico con los principios de la Ilustraci√≥n, sosteniendo que el monarca, con autoridad suprema y absoluta, ten√≠a que velar por el pueblo y hacer que progresase mediante la raz√≥n y prosperase econ√≥mica y culturalmente. De este movimiento que surgi√≥ en Europa Central en la segunda mitad del siglo XVIII, se origin√≥ la famos√≠sima frase de ‚ÄúTodo por el pueblo, pero sin el pueblo‚ÄĚ, que alud√≠a a que el gobernante, aconsejado por personas iluminadas con nuevas ideas, ten√≠a que cambiar desde arriba y mediante la raz√≥n, los problemas del pueblo.

La Ilustraci√≥n se introdujo en Espa√Īa cuando gobernaban los reyes Fernando VI y Carlos III (el que es desde entonces conocido como el ‚Äúmejor alcalde de Madrid‚ÄĚ), form√°ndose la conocida como ilustraci√≥n espa√Īola. Esta se caracteriz√≥ por ser una √©poca de equilibrio externo, reformas y desarrollo material interior.

Al morir Carlos III, su hijo Carlos IV subi√≥ al trono espa√Īol en el a√Īo 1788.

El reinado de Carlos IV


carlos iv espa√Īa

Este rey había emprendido reformas ilustradas al principio de su mandato. Le tocó vivir tiempos muy convulsos:

  • La revoluci√≥n francesa de 1789: una revoluci√≥n organizada por la burgues√≠a francesa frente a la nobleza y el clero, que termin√≥ afectando a Espa√Īa
  • La invasi√≥n napole√≥nica a Espa√Īa en 1808
  • La guerra abierta entre Francia e Inglaterra: por temas comerciales, territoriales y cuestiones pol√≠ticas como el enfrentamiento entre rep√ļblica y monarqu√≠a absoluta. Espa√Īa se tuvo que ver implicada por ser ‚Äúaliada‚ÄĚ de Francia, sufriendo enormes p√©rdidas al ser aplastada por Inglaterra en la batalla de Trafalgar de 1805.

Napole√≥n, ¬Ņte suena el nombre? Pues vamos a ver qui√©n era

Napoleón Bonaparte, era un general francés republicano muy bueno en lo suyo, la guerra y la conquista. Había puesto fin a la revolución francesa mediante un golpe de Estado en 1799. En un primer momento apoyó la revolución, pero tras adquirir esta un matiz extremo y demasiado a favor de la burguesía, decidió dar un golpe de estado contra la revolución. La burguesía era una nueva clase social incipiente; se dedicaba al comercio y al negocio. Tenía recelo de la nobleza y aristocracia por sus privilegios feudales. El golpe fue apoyado por una mayoría del pueblo y del ejército, que veían cómo la burguesía lo estaba haciendo todo en su beneficio.

En 1808, el conde Manuel Godoy, mano derech√≠sima de Carlos IV, abri√≥ ingenuamente la puerta a Napole√≥n, que andaba en guerra contra Inglaterra, para dejarlo pasar hacia Portugal (aliada de Gran Breta√Īa) para tomarlo.

La entrada del ej√©rcito napole√≥nico en Espa√Īa ya sabemos c√≥mo acab√≥.

La invasi√≥n francesa y la guerra de independencia espa√Īola


guerra independencia espa√Īola

‚ÄúLe dieron la mano y se tom√≥ el brazo‚ÄĚ. Con la excusa de tomar Portugal, al final Napole√≥n termin√≥ tomando Espa√Īa y poniendo como rey a su hermano Jos√© Bonaparte. La imposici√≥n francesa origin√≥ una rebeli√≥n popular espa√Īola contra los invasores franceses. Fue denominada Guerra de Independencia espa√Īola. Termin√≥ en una victoria de Espa√Īa en 1812 con la ayuda parad√≥jica de Reino Unido (a la cual hab√≠a enfrentado Espa√Īa como aliada de Francia), Irlanda y Portugal. De esta heroica batalla del pueblo espa√Īol contra los extranjeros franceses surgi√≥ una especie de nacionalismo espa√Īol y el concepto de Estado-Naci√≥n moderno. En este se reconoc√≠an derechos y libertades hist√≥ricos del pueblo espa√Īol como tal y la soberan√≠a nacional del mismo frente a incursiones extranjeras.

Se produjeron acontecimientos m√≠ticos como los fusilamientos del 2 de mayo por parte de tropas francesas contra patriotas espa√Īoles, que se opon√≠an a la ocupaci√≥n.

En 1813 se firm√≥ el Tratado de Valen√ßay, en el cual Napole√≥n cedi√≥ ante Espa√Īa y restaur√≥ a Fernando VII (hijo de Carlos IV) como rey de Espa√Īa. Pero no fue hasta el 10 de abril de 1814, con el fin de la batalla de Toulouse, cuando los ej√©rcitos de Reino Unido, Irlanda, Portugal y Espa√Īa, de forma conjunta y bajo el mando del Duque de Wellington, acabaron con el ej√©rcito franc√©s y finalizaron la guerra.

Esta guerra de la independencia supuso un antes y un despu√©s en la historia espa√Īola, entrando con ella en el per√≠odo de la historia de Espa√Īa denominado como edad contempor√°nea.

¬°Ya nos vamos acercando!

Historia contempor√°nea de Espa√Īa


edad contemporanea espa√Īa

De la Guerra de Independencia espa√Īola surgi√≥ el concepto de Estado-Naci√≥n antes mencionado y el sentimiento nacionalista espa√Īol y de soberan√≠a nacional, que marcan el inicio de la edad contempor√°nea espa√Īola.

Del per√≠odo en guerra surge en C√°diz la Constituci√≥n de 1812. Esta carta magna reflej√≥ la soberan√≠a nacional espa√Īola, que por primera vez no reca√≠a en el rey,  y era la primera Constituci√≥n surgida de unas Cortes. Fue una de las primeras y de las m√°s liberales de la √©poca en todo el mundo. Abri√≥ la puerta a la participaci√≥n del pueblo y a una monarqu√≠a constitucional con:

  • Separaci√≥n de poderes
  • Derecho al voto universal masculino indirecto
  • Libertad de imprenta e industria
  • Derecho a la propiedad privada
  • Conced√≠a el derecho a la ciudadan√≠a espa√Īola a todo aquel nacido en territorios de la Corona.

Como contraprestaci√≥n, adem√°s de las m√°s de 300000 vidas perdidas por Espa√Īa y de la inmensa deuda estatal adquirida (20 veces superior a los ingresos anuales), el resto de consecuencias de la guerra no fueron muy buenas que digamos, como veremos a continuaci√≥n.

El reinado de Fernando VII


fernando vii espa√Īa

Tras la guerra, Fernando VII aboli√≥ la Constituci√≥n de 1812 y se instaur√≥ en el poder de nuevo como un rey absolutista, en contra de lo que muchos liberales que hab√≠an luchado en la guerra a favor de √©l esperaban. Esto trajo consigo el enfrentamiento continuado entre liberales y sectores m√°s tradicionalistas. ¬ŅQu√© provoc√≥?:

  • Inicialmente, levantamientos de militares liberales como Rafael Riego contra Fernando VII. Llegaron a conseguir que el rey en el 1820 jurase y restaurase la Constituci√≥n de 1812. Dur√≥ poco. En 1823 se cre√≥ una Santa Alianza de pa√≠ses absolutistas como Francia, que ayudaron a Fernando VII a restaurar el absolutismo envi√°ndole ej√©rcitos como el famoso ‚ÄúLos cien mil hijos de San Luis‚ÄĚ que derrotaron a Riego y los suyos.
    • Posteriormente, tres guerras civiles a lo largo del siglo XIX, conocidas como guerras carlistas. Estas guerras surgieron por la oposici√≥n de los seguidores de Carlos Mar√≠a Isidro, hermano de Felipe VII, a que la hija de √©ste, Isabel II, heredara el trono del reino. Los liberales apoyaron a Isabel y los carlistas apoyaban a Carlos, como garante de la vuelta a un sistema de gobierno tradicional, ante una serie de reformas liberales que hab√≠a acometido Fernando VII en sus √ļltimos a√Īos de reinado bajo el consejo de Francia.

Al otro lado del Atl√°ntico, la revoluci√≥n acaecida en Espa√Īa con la guerra de la independencia, despertar√° los deseos de independencia de las colonias americanas del reino espa√Īol. Muchas de las cuales obtendr√≠an su separaci√≥n tras las guerras de independencia hispanoamericanas. Solo quedaron en manos espa√Īolas Cuba y Puerto Rico, pero no os preocup√©is, que volar√°n en 1898.

Florecimiento del Estado Liberal en Espa√Īa: las regencias de Mar√≠a Cristina y Espartero y el reinado de Isabel II


isabel ii espa√Īa

Con las reformas liberales emprendidas por Fernando VII presionadas por Francia, y el acercamiento a los liberales de su √ļltima esposa, Mar√≠a Cristina, que regent√≥ hasta el pronunciamiento de Espartero (un general liberal progresista) en 1840, el Estado liberal se comenz√≥ a fraguar.

Tras la muerte de Fernando VII y el acceso al trono de su hija, Isabel II, en el a√Īo 1833, los liberales conf√≠an en que ella ser√° mejor que el otro aspirante, Carlos, que mont√≥ la primera guerra carlista, y la apoyan, lo que dio resultado al apuntalamiento del Estado liberal. Tras el golpe de Espartero, este fue nombrado regente. Se mantuvo hasta un pronunciamiento de militares moderados en 1843, que precipit√≥ la mayor√≠a de Isabel, la cual tuvo que comenzar a reinar.

Durante las regencias de María Cristina y de Espartero y el reinado de Isabel II se sucedieron pronunciamientos militares que instauraban gobiernos progresistas y gobiernos moderados. Se proclamaron dos Constituciones, la progresista del 1837 y la moderada del 1845 (en 1856 se redactó otra pero nunca llegó a ser promulgada por un golpe militar moderado); se desamortizaron bienes de la Iglesia,se abolieron los gremios feudales y se progresó hacia un mayor liberalismo, en general, con el afianzamiento de la nueva clase social: la burguesía.

El sexenio democr√°tico


En 1868, un pronunciamiento del almirante Topete, al que se unieron los militares Serrano y Prim, y apoyado por una gran parte de la población civil, hicieron que Isabel II marchara al exilio y que se convocaran Cortes constituyentes. A este acontecimiento se le llamó la revolución de septiembre de 1868, que también se le conoce como La Gloriosa.

Las Cortes dieron a luz una nueva Constitución democrático-liberal en 1869 y eligieron a Serrano como regente hasta la elección de un nuevo rey. Finalmente, en 1870 es nombrado rey Amadeo de Saboya. Hijo del rey de Italia de entonces, de la casa Saboya, y tataranieto de Carlos III.

El reinado de Amadeo de Saboya


amadeo de saboya

El reinado de Amadeo de Saboya fue ef√≠mero y tuvo que lidiar con la tercera guerra carlista de 1872 y la primera guerra de independencia de Cuba iniciada en 1868. Tras un rechazo generalizado por parte de todos los sectores, Amadeo dijo por propia voluntad ‚Äúarrivederci espa√Īoles, ah√≠ os dejo vuestra Espa√Īa‚ÄĚ. Es broma, no lo dijo, que sepamos, aunque lo pensar√≠a.

Tras su abdicaci√≥n, Espa√Īa se vio inmersa en su primera experiencia republicana. Fue un tiempo pol√≠tico convulso donde se sucedieron varios infortunios.

La primera Rep√ļblica espa√Īola


primera republica espa√Īola

La primera Rep√ļblica espa√Īola se proclam√≥ por las Cortes el 11 de febrero de 1873. Durante la rep√ļblica, como bajo el reinado de Isabel, tambi√©n se sucedieron gobiernos m√°s progresistas, como el de Pi y Margall, y gobiernos m√°s moderados, como los de Nicol√°s Salmer√≥n y Emilio Castelar. Tambi√©n hubo lugar para una dictadura por parte del general Serrano, que dio el conocido como golpe de Pav√≠a, en enero de 1874, para seg√ļn √©l vencer la rebeli√≥n cantonal y a la guerra carlista, como ahora veremos. Esta dictadura dur√≥ hasta el fin de la rep√ļblica.

Los gobiernos republicanos tuvieron que enfrentarse tambi√©n, al igual que Amadeo, a la tercera guerra carlista, a la guerra en Cuba, y, de forma nueva, a la proclamaci√≥n del estatuto catal√°n y a unas insurrecciones cantonales que se produjeron en el litoral del levante espa√Īol (Valencia y Murcia) y en Andaluc√≠a, principalmente. Estas rebeliones de republicanos radicales buscaban la creaci√≥n y promulgaci√≥n de una Constituci√≥n de car√°cter federal. Algunas de estas zonas, llevaron a la pr√°ctica sus planteamientos y se declararon cantones independientes, como en el caso del cant√≥n de Cartagena.

Por si no hab√≠a suficientes problemas, surgi√≥ otro: el auge del marxismo y el anarquismo, que eran dos corrientes anticapitalistas revolucionarias que buscaban de la rep√ļblica una revoluci√≥n social para instaurar sus modelos econ√≥mico-sociales.

Estos movimientos se introdujeron en Espa√Īa por la √©poca de la primera rep√ļblica, generando tensiones y revueltas en la clase baja y proletaria. Este hecho, minaba a√ļn m√°s a los gobiernos de la rep√ļblica, que, a√ļn siendo republicanos, no quer√≠an una revoluci√≥n, al igual que la burgues√≠a (la cual ve√≠a en la revoluci√≥n una amenaza al libre comercio).

Ante la falta de orden, el 29 de diciembre de 1874 se produjo un pronunciamiento en Sagunto. El general Mart√≠nez Campos con la burgues√≠a de su parte, puso fin a la rep√ļblica. Se encontraba en ese instante gobernada por el liberal Sagasta y presidida por Serrano. Se restaur√≥ la monarqu√≠a en Espa√Īa.

La restauraci√≥n mon√°rquica espa√Īola


Al periodo que sucede a este acontecimiento se le conoce como Restauraci√≥n Mon√°rquica. Como no pod√≠a ser de otra manera. Y al periodo anterior, entre el exilio de Isabel II y el fin de la primera rep√ļblica, se le conoce como el sexenio democr√°tico o sexenio revolucionario.

El reinado de Alfonso XII


alfonso xii

La restauraci√≥n mon√°rquica se inici√≥ con la entronizaci√≥n de Alfonso XII, hijo de Isabel II, en 1875. Apoyado por una mayor√≠a de militares y pol√≠ticos liberales y moderados. Durante su reinado se turnaron en el poder los dos partidos pol√≠ticos de mayor peso: el liberal, de Sagasta y el conservador, de C√°novas del Castillo. A este hecho se le conoce como alternancia bipartidista de la restauraci√≥n. La verdad es que fue un periodo relativamente estable hasta el siguiente episodio decisivo en el devenir de la historia espa√Īola: la p√©rdida de las √ļltimas colonias del imperio espa√Īol (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) en 1898.

El conservador C√°novas del Castillo fue la figura que m√°s destac√≥ en el reinado de Alfonso XII, al lograr que se promulgara una nueva Constituci√≥n en 1876 y al poner fin a la guerra carlista y a la guerra en Cuba, aunque esto √ļltimo sirvi√≥ para poco.

Tras la muerte prematura de Alfonso XII en 1885 por tuberculosis a los 27 a√Īos, le suceder√° en categor√≠a de regente su madre Mar√≠a Cristina de Habsburgo-Lorena, que rein√≥ hasta el a√Īo 1902.

La regencia de María Cristina


maria cristina espa√Īa

La regencia de María Cristina estuvo marcada por la estabilización del sistema bipartidista, pero también por:

  • la cada vez mayor desestabilizaci√≥n de la sociedad espa√Īola a causa de:
    • el crecimiento brutal experimentado por las corrientes socialistas, marxista y anarquista;
    • el surgimiento de nacionalismos y separatismos perif√©ricos;
    • y una cada vez m√°s radicalizada oposici√≥n de republicanos y tradicionalistas carlistas.
  • Y la derrota sufrida por Espa√Īa en Am√©rica y Filipinas a manos de EEUU, el cual en 1898 arrebat√≥ a Espa√Īa las colonias de Cuba, Puerto Rico y las islas Filipinas, Marianas y Carolinas. Este duro golpe acab√≥ con el m√≠tico imperio espa√Īol fundado por los mism√≠simo Reyes Cat√≥licos.

En el a√Īo 1902, el hijo de Alfonso XII, Alfonso, cumpli√≥ 16 a√Īos y subi√≥ al trono, coron√°ndose como Alfonso XIII de Espa√Īa.

El reinado de Alfonso XIII


alfonso xiii

Este hombre, bisabuelo del rey actual de Espa√Īa (Felipe VI de Espa√Īa), tuvo que enfrentar los problemas que enfrent√≥ su madre, m√°s otros nuevos no menos importantes, que veremos en breve.

Durante su reinado tambi√©n hubo alternancia de los dos partidos de gobierno, liberal y conservador, pero ya sin los personajes de Sagasta y C√°novas. El acontecimiento de 1898 revel√≥ el caos pol√≠tico, social y econ√≥mico del reino, cada vez m√°s debilitado. Los resultados no siempre eran claros. Adem√°s, nuevos partidos de corte m√°s radical entraron en el juego: carlistas, derechistas radicales, comunistas, socialistas, anarquistas, republicanos radicales. El rey tuvo que hacer de √°rbitro y poner de presidente al que √©l considerara justo seg√ļn los resultados. Eso s√≠, siempre fue al candidato de uno de los dos partidos, conservador o liberal. Tambi√©n cabe mencionar el hecho de que durante esta etapa, el conocido como caciquismo electoral, se hizo una pr√°ctica extendida en las zonas rurales.

Desde la p√©rdida de las colonias en 1898, Espa√Īa puso el foco en Marruecos para distraer la grave derrota que hab√≠a sufrido. En el a√Īo 1606, Espa√Īa se hizo con la tutela del norte de Marruecos, regi√≥n conocida como Rif. Se avecinaba otro zambombazo a la estabilidad del reino espa√Īol. En 1909, se produjo una rebeli√≥n de rife√Īos. Recelosos de la ocupaci√≥n extranjera, atacaron a los trabajadores que operaban en las obras del ferrocarril que se estaba construyendo en Melilla. El por entonces presidente del gobierno, Antonio Maura, del partido conservador, acord√≥ enviar a combatir la rebeli√≥n a reservistas, en su mayor√≠a padres de familias humildes. Este hecho, unido a la radicalizaci√≥n de la clase obrera influenciada por las corrientes revolucionarias socialistas y anticlericales, hizo que los sindicatos y organizaciones obreras declararan una huelga general en Barcelona el d√≠a 26 de julio de 1909. As√≠ mismo, iniciaron enfrentamientos violentos contra las fuerzas del orden y contra conventos e iglesias en varias zonas de Espa√Īa. Antonio Maura, sin vacilaciones, declar√≥ el estado de guerra y us√≥ la fuerza militar para sofocar las protestas y los actos criminales.

Pero no vayas a pensarte que la cosa duró un día…

Dur√≥ toda una semana. ¬ŅEl resultado? M√°s de 100 muertos, 500 heridos, 450 ciudadanos juzgados, algunos de ellos a cadena perpetua, y 17 condenas de muerte. Adem√°s, hubo m√ļltiples destrozos y quemas de iglesias, conventos, mobiliario urbano, tranv√≠as, profanaciones de cementerios y asesinatos de monjas. Por todo esto, se le llam√≥ la semana tr√°gica.

Al final, como Antonio Maura había llevado a cabo una represión dura y contundente, fue presionado por otros países y por los sectores más progresistas y radicales. Dimitió. Lo hizo por voluntad propia y fue sustituido por José Canalejas, del partido liberal.

Espa√Īa se mantuvo neutral en la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, a finales de la segunda d√©cada del siglo XX, el pa√≠s se encuentra sumido en una gran crisis. ¬ŅLos motivos? Por un lado, las rebeliones de 1909 que acabamos de ver; y  por otro las rebeliones populares de 1917. Alfonso XIII cada d√≠a se enfrentaba a un mayor desprestigio y a una creciente radicalizaci√≥n de la poblaci√≥n. Pero la cosa no acab√≥ aqu√≠.

En 1921, el militar jefe de la Comandancia de Melilla, Fern√°ndez Silvestre, avanz√≥ con sus tropas hacia la bah√≠a de Alhucemas, con el objetivo de extender el control espa√Īol de sus ocupaciones africanas. El 22 de julio de ese a√Īo, tuvo lugar el inicio de lo que se denomina como batalla de Annual (un pueblo de Marruecos cercano a Melilla). M√°s tarde ser√≠a conocida como el Desastre de Annual. Las carencias del avance, que se hizo de forma demasiado confiada y sin previsiones, les salieron caras a Fern√°ndez Silvestre. En la madrugada del d√≠a 22, los rife√Īos del √°rea central se unieron bajo el mando de Abd el-Krim, un l√≠der rife√Īo, y atacaron el puesto de Annual, donde estaba el grueso de las tropas al mando de Silvestre. √Čste, ante las carencias de sus tropas, orden√≥ la retirada, la cual aprovecharon los rife√Īos para masacrar sin paliativos a las tropas espa√Īolas.

Aunque Espa√Īa unos a√Īos m√°s tarde le devolvi√≥ la estacada a los rife√Īos con la ayuda de Francia, el desastre de 1921 qued√≥ grabado a fuego en cierta parte del pueblo espa√Īol. Esto ayud√≥ con creces al aumento de la deslegitimaci√≥n que sufr√≠a la corona espa√Īola.

Todos estos duros golpes que recibió el reinado de Alfonso XIII, unidos a la gran depresión económica en la que se hallaba Europa, condujeron a una crisis. Explotó con un golpe de Estado en 1923 encabezado por el general Miguel Primo de Rivera. Ante este golpe el rey no opuso resistencia. Más bien todo lo contrario. Veía en este movimiento una oportunidad para salir de la crisis apoyándose en los militares.

La dictadura de Primo de Rivera (dictablanda)


miguel primo de rivera

¬ŅQu√© es lo primero que hizo Primo de Rivera? Fue abolir la Constituci√≥n de 1876 e instaurar una dictadura autoritaria. Consciente del peligro que supon√≠a para el sistema mon√°rquico el crecimiento exponencial que estaban experimentado los movimientos obreros, prohibi√≥ las huelgas y los partidos pol√≠ticos y persigui√≥ a los revolucionarios anarquistas y comunistas. Pese a esto, los primeros a√Īos obtuvo el apoyo de sectores diversos como las clases media y alta y el Ej√©rcito. Estos ten√≠an las esperanzas puestas en que el golpe cambiara el rumbo nefasto que los pol√≠ticos hab√≠an emprendido y aplacara los movimientos revolucionarios y republicanos radicales. Logr√≥ traer a su terreno, incluso, hasta al sindicato UGT (Uni√≥n General de Trabajadores) y al partido de corte marxista, el PSOE, ambos fundados por el socialista Pablo Iglesias en 1876, el PSOE. Tanto el sindicato mayoritario en Espa√Īa (la UGT), como el PSOE, colaboraron con la dictadura, al encontrar en ella una oportunidad para colarse e influir en la pol√≠tica social. Tambi√©n es verdad que Primo de Rivera, desde el principio los trat√≥ como a ning√ļn otro sindicato y partido. De hecho, fue de los pocos que no prohibi√≥.

El Desembarco de Alhucemas de las tropas francesas y espa√Īolas en 1925 puso fin a la guerra del Rif. ¬°Esa que tanto hab√≠a tra√≠do por el camino de la amargura a Alfonso XIII y tanto da√Īo hab√≠a causado a la integridad del reino! Su l√≠der, Abd-el-Krim, se entreg√≥ a las autoridades francesas de Marruecos.

Este hecho hizo que Primo de Rivera ganara un plus de popularidad. No obstante, el dictador se puso a muchos espectros pol√≠ticos en su contra, desde los tradicionalistas, hasta los comunistas, pasando por republicanos y mon√°rquicos moderados. El crash de la bolsa en Nueva York hizo temblar la econom√≠a en todo el mundo. Las clases bajas cayeron a√ļn m√°s y empezaron a secundar huelgas convocadas por los movimientos obreros.

El panorama que vio Primo de Rivera fue tal que en 1930 presentó su dimisión al rey. El monarca la firmó rápidamente al ver que, su continuo apoyo a una dictadura cada vez más despreciada por las masas, le iba a pasar factura a él. Primo de Rivera salió del país y a los pocos meses murió por enfermedad.

Alfonso XIII, al que le temblaban las piernas por lo que se le ven√≠a encima, intent√≥ apaciguar la situaci√≥n. Para ello volvi√≥ a la senda de una monarqu√≠a constitucional y parlamentaria. El intento no funcion√≥. Hubo un levantamiento militar en Jaca en 1930, reproduci√©ndose de nuevo la crisis mon√°rquica. Finalmente, el rey nombra un gobierno de concentraci√≥n que convoca elecciones municipales para el 12 de abril de 1931. De ellas se desprende un resultado que unos historiadores interpretan de una forma y otros de otra. Podr√≠amos decir eso de que ‚Äúcada uno cuenta la feria como le va‚ÄĚ. ¬ŅLa realidad? Que las candidaturas mon√°rquicas fueron las que obtuvieron m√°s concejales: arrojaron unos resultados parciales de 22.150 concejales mon√°rquicos y apenas 5.875 concejales republicanos. Estos resultados no fueron interpretados por los republicanos como una victoria mon√°rquica. Argumentaron que, aunque hubiera m√°s concejales mon√°rquicos, las candidaturas republicanas hab√≠an arrasado en las capitales de provincia y en los n√ļcleos urbanos.

La segunda rep√ļblica espa√Īola


segunda republica espa√Īola

Esto lleva a los republicanos a proclamar de forma poco com√ļn la Segunda Rep√ļblica espa√Īola el 14 de abril de 1931. El rey Alfonso XIII debe partir hacia el exilio. Inmediatamente se form√≥ un gobierno provisional que redact√≥ y aprob√≥ la Constituci√≥n de 1931, de car√°cter progresista, democr√°tico, social y con tintes radicales. Autom√°ticamente fueron nombrados Niceto Alcal√° Zamora,como presidente de la rep√ļblica (era un republicano conservador) y  Manuel Aza√Īa como presidente del gobierno, un republicano socialista. R√°pidamente se convocaron elecciones que dieron como vencedor a una coalici√≥n republicano-socialista. Esta  emprendi√≥ reformas radicales y revolucionarias, como la prohibici√≥n de √≥rdenes religiosas, la reducci√≥n del ej√©rcito, la expropiaci√≥n sin indemnizaci√≥n de propiedades a nobles y a la Iglesia, la concesi√≥n de estatuto de autonom√≠a al gobierno catal√°n, entre otras. Estas medidas provocaron un golpe de Estado fallido, conocido como la Sanjurjada. Se convocaron elecciones en 1933 que dieron el poder a la derecha. R√°pidamente empez√≥ a deshacer las medidas emprendidas por el anterior ejecutivo. Todo este c√ļmulo de hechos, unido a la radicalizaci√≥n que iba sufriendo la poblaci√≥n, hacia un sentido y hacia el otro, dio lugar a la divisi√≥n de los espa√Īoles, form√°ndose lo que muchos historiadores denominan como ‚Äúlas dos Espa√Īas‚ÄĚ.

La segunda rep√ļblica fue, ciertamente, un periodo muy convulso. Los intentos democratizadores moderados y prudentes se vieron truncados por la radicalizaci√≥n de ciertos partidos y de la poblaci√≥n. Esta radicalizaci√≥n qued√≥ patente en los sucesivos incidentes de pistolerismo en ambos sentidos, la creaci√≥n de grupos paramilitares, la quema de conventos, iglesias y peri√≥dicos cat√≥licos, etc.

En octubre de 1934, la parte m√°s radical de la izquierda, con los socialistas del PSOE y la UGT a la cabeza, acometieron un intento violento de su revoluci√≥n marxista. Quer√≠an instaurar la dictadura del proletariado, ante los resultados de las elecciones de 1933 que ganaron las derechas. La intentona fue aplastada con dureza por tropas de regulares y legionarios que envi√≥ el gobierno bajo el mando de Juan Yag√ľe y generales como Francisco Franco y Goded. Aunque la revoluci√≥n fue seguida en numerosos puntos de toda Espa√Īa, los focos m√°s violentos y sanguinarios fueron Asturias y Catalu√Īa. El balance del intento revolucionario acab√≥ con unas cifras en toda Espa√Īa de entre 1500 y 2000 muertos, de los que unos 320 eran guardias civiles, soldados, guardias de asalto y carabineros; y unos 35, curas. Oviedo qued√≥ casi destruida y Espa√Īa tuvo entre 15 000 y 30 000 personas detenidas y juzgadas por participar en la revoluci√≥n.

M√°s tarde, volvieron a ganar las izquierdas, en las elecciones de 1936 en las que gan√≥ la coalici√≥n del Frente Popular, que aglutinaba a todos los sectores m√°s de izquierdas. Este hecho, unido a las medidas dr√°sticas que acometi√≥ el nuevo gobierno de corte anticlerical y radical socialista, hicieron crecer las tensiones entre las dos Espa√Īas. Dio lugar a asesinatos de uno y de otro espectro pol√≠tico. Gan√≥ especial fuerza el partido pol√≠tico denominado como Falange Espa√Īola de las JONS, liderado por Jos√© Antonio Primo de Rivera, que era hijo del dictador Miguel Primo de Rivera. Este partido atrajo hacia s√≠ a una cantidad importante de j√≥venes revolucionarios de tendencia anticomunista que sembraron violencia y enfrentamientos contra los revolucionarios de izquierda.

La situaci√≥n de extrema radicalidad sufrida por los pol√≠ticos y por la poblaci√≥n lleg√≥ hasta el punto de que el l√≠der de la oposici√≥n y diputado durante el gobierno del Frente Popular, Jos√© Calvo Sotelo, fue amenazado por Dolores Ib√°rruri, una diputada comunista del gobierno (posteriormente conocida como ‚Äúla pasionaria‚ÄĚ). Esta lleg√≥ a decirle textualmente, en sede parlamentaria, ‚Äúeste es tu √ļltimo discurso‚ÄĚ, seg√ļn varios historiadores.

El punto neur√°lgico de la situaci√≥n lleg√≥ el d√≠a 13 de julio de 1936. Jos√© Calvo Sotelo, fue secuestrado y asesinado a manos de pistoleros de lo que se conoci√≥ como ‚Äúla motorizada‚ÄĚ; un grupo paramilitar de seguidores de Indalecio Prieto, que era un socialista del PSOE. Por lo visto, estos pistoleros llegaron la noche del arresto a Calvo Sotelo con guardias de Asalto y encabezados por el mism√≠simo capit√°n de la Guardia Civil, Fernando Cond√©s (confeso mas√≥n y socialista).

Este hecho provoc√≥, que un grupo de militares que llevaban conspirando contra la rep√ļblica desde hac√≠a un tiempo, tomaran acci√≥n y se reunieran con destacados mandos del Ej√©rcito. Unificaron una acci√≥n conjunta contra el Gobierno del Frente Popular, mediante un golpe de Estado.

El general Francisco Franco era un militar africanista que hab√≠a sido reticente a participar en intentonas contra la rep√ļblica, En m√°s de una ocasi√≥n demostr√≥ lealtad a la rep√ļblica. Tras el asesinato, termin√≥ por sumarse a los planes en contra, que ya estaban organizando otros generales como Yag√ľe, Mola, Queipo de Llano, Sanjurjo, etc.

El 18 de julio de 1936 se produjo un golpe de Estado de la mano de todos estos generales del Ejército. Al ser enfrentado y resistido por el gobierno del Frente Popular, derivó en una cruenta guerra civil en la que no solo participaron militares, sino que bastante cantidad de población, de un bando y otro, participaron activamente en la guerra.

Historia de Espa√Īa Guerra Civil


guerra civil espa√Īola

Fue la guerra m√°s sangrienta sufrida por Espa√Īa en toda su historia. Todos los odios m√°s exacerbados entre ambos bandos de la poblaci√≥n se aplicaron violenta y ensa√Īadamente. Un bando luch√≥ como si se tratara de una Cruzada Nacional en defensa de la Europa y Espa√Īa cristianas (en palabras del propio Franco) y el otro bando luch√≥ como si se tratara de una revoluci√≥n del proletariado frente al capitalismo y al fascismo.

As√≠, tras el golpe fracasado por la respuesta contundente del gobierno del Frente Popular, se comenz√≥ a dividir el territorio espa√Īol en zonas ocupadas por el bando republicano y zonas del bando nacional (as√≠ se denomin√≥ al bando sublevado). En la guerra, diversas potencias extranjeras participaron enviando soldados, dinero y armas. As√≠, en el caso del bando republicano, se recibi√≥ ayuda principalmente del pa√≠s comunista, Rusia, que envi√≥ soldados, armas y v√≠veres al gobierno republicano. Tambi√©n obtuvo ayuda humanitaria y militar de tropas de voluntarios de pa√≠ses democr√°ticos como Francia y EEUU. En el caso del bando nacional, recibieron ayuda de Italia y Alemania, ambos pa√≠ses dominados en esos momentos por el fascismo y el nazismo, los cuales enviaron a Espa√Īa ayuda humanitaria, militar y armament√≠stica.

En definitiva, fue una guerra muy dura entre hermanos, que se alarg√≥ demasiado en el tiempo por la resistencia de unos y el empe√Īo de otros. Destroz√≥ f√≠sica y econ√≥micamente el pa√≠s y demostr√≥ lo terrible que puede llegar a ser el ser humano cuando se lo propone, tanto de un bando como de otro.

Finalmente, y tras tres interminables a√Īos de guerra fratricida, el d√≠a 1 de abril de 1939 se produjo el fin de la guerra. La victoria fue del bando nacional, bajo el caudillaje del que, desde el principio de la guerra, hab√≠a sido nombrado por consenso entre los principales generales sublevados,  Caudillo de los Ej√©rcitos y jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde. Un militar muy poquita cosa f√≠sicamente, pero que a pesar de partir con una inferioridad num√©rica, armament√≠stica y financiera, logr√≥ ir ganando terreno al bando republicano y llevar la guerra a los t√©rminos que √©l quiso, para dejar completamente desarmado y hundido al bando enemigo.

A partir de entonces, el pa√≠s fue sometido a una dictadura dirigida por el general Franco hasta el d√≠a de su muerte en el 20 de noviembre del a√Īo 1975.

El régimen franquista


regimen franquista

El nuevo r√©gimen franquista estuvo caracterizado, sobre todo en los primeros a√Īos, por:

  • Un f√©rreo control pol√≠tico interno
  • La prohibici√≥n de los partidos pol√≠ticos y sindicatos (aunque tuvo mano izquierda con algunos)
  • La limitaci√≥n firme de la libertad de prensa y expresi√≥n
  • Una represi√≥n implacable contra el bando perdedor
  • Vuelta a un Estado totalmente cat√≥lico confesional
  • Una educaci√≥n nacionalista
  • El enorme atraso sufrido por el aislamiento al que fue sometida Espa√Īa por el entorno internacional.

A pesar de que Espa√Īa no entrara en la segunda guerra mundial y se mantuviera neutral, Franco envi√≥ tropas de voluntarios, denominadas Divisi√≥n Azul, a luchar contra Rusia en lo que √©l llam√≥ la guerra contra el comunismo.

Durante las dos primeras d√©cadas del nuevo r√©gimen, conocidas como la etapa aut√°rquica, la econom√≠a se estanc√≥ y creci√≥ muy lentamente. Esto hizo que una parte importante de la poblaci√≥n lo pasara realmente mal y que se implantara el racionamiento de alimentos. ¬ŅA qu√© se debi√≥ esto?

  • Al aislamiento internacional impuesto a Espa√Īa (se le neg√≥ entrar en la ONU, incluso) por su relaci√≥n en la guerra civil con Alemania y por haber enviado la Divisi√≥n Azul a combatir contra los aliados;
  • A la situaci√≥n desastrosa y ruinosa que dej√≥ la guerra en todo el pa√≠s;
  • Al control de la econom√≠a por el sector m√°s proteccionista y totalitario del gobierno, el sector falangista.

Todo este atraso y hundimiento generalizado de la econom√≠a no impidi√≥ un incipiente desarrollo econ√≥mico en la d√©cada de los sesenta. En esta √©poca Franco puso fin a la etapa aut√°rquica con la sustituci√≥n de los ministros falangistas por los famosos tecn√≥cratas (en su mayor√≠a del Opus Dei). Este hecho, unido a la apertura en la d√©cada anterior del pa√≠s hacia potencias extranjeras como EEUU, propiciaron una liberalizaci√≥n de la econom√≠a que le permiti√≥ crecer notablemente en comparaci√≥n con el crecimiento de otros pa√≠ses. Se cre√≥ una enorme clase media acomodada. Tambi√©n se implantaron una serie de medidas sociales importantes que aportaron cierta seguridad al trabajador,  y numerosas obras p√ļblicas, entre ellas millones de casas de protecci√≥n social y pantanos que ayudaron enormemente a combatir la sequ√≠a de algunas zonas de Espa√Īa.

En 1953, Espa√Īa firm√≥ los conocidos como Pactos de Madrid en los que fumaba la pipa de la paz con el pa√≠s americano: Franco se comprometi√≥ a dejar colocar bases militares estadounidenses y, a cambio, Espa√Īa recibir√≠a ayuda econ√≥mica y militar.

En ese mismo a√Īo, Franco firm√≥ los Acuerdos con la Santa Sede, que le aportaron mayor legitimidad internacional al r√©gimen.

M√°s tarde, en 1955, Espa√Īa logr√≥ entrar en la ONU y en el 1970, obtuvo un acuerdo preferencial con la Comunidad Econ√≥mica Europea.

Finalmente, Franco, previendo que con su muerte acabar√≠a el franquismo, nombr√≥ como su sucesor a Juan Carlos de Borb√≥n, hijo de don Juan, que era a su vez hijo de Alfonso XIII. De esta forma, Franco, restituye la monarqu√≠a en la figura de Juan Carlos I. Tras la muerte de Franco en 1975 por causas naturales, el monarca incumple el juramento realizado de los Principios del r√©gimen franquista y promueve una transici√≥n pac√≠fica y pactada con todos los partidos pol√≠ticos (desde los conservadores hasta el comunista), conocida como Transici√≥n espa√Īola.

La Transici√≥n espa√Īola y la Espa√Īa democr√°tica


espa√Īa democratica
Fuente: https://www.abc.es/vuelta-al-cole/20141021/abci-vuelta-cole-transicion-201410200804.html

Los partidos que participaron en esa transición pactada fueron de lo más variopinto. Como ejemplos más importantes del momento, cabe mencionar a:

  • La UCD, de centro-derecha democr√°tica, liderada por Adolfo Su√°rez, un falangista moderado que fue ministro con Franco y que representaba a un amplio sector de poblaci√≥n conservadora y liberal. A √©l le fue encomendada por el nuevo rey la tarea de reunirse y negociar con los otros partidos, el conocido como Pacto de la Moncloa de 1977;
  • El PSOE, liderado por Felipe Gonz√°lez, un socialista dem√≥crata que se atrajo a una mayor√≠a de la clase humilde del pa√≠s, no necesariamente antifranquista. Vieron en √©l una persona que ayudar√≠a a la clase trabajadora;
  • El Partido Comunista, liderado por Santiago Carrillo. Un comunista que luch√≥ en la Guerra Civil y que seg√ļn algunos historiadores fue el responsable de la cruel matanza de Paracuellos.

La ley que desmantel√≥ el r√©gimen franquista y que convoc√≥ elecciones, denominada como Ley para la Reforma Pol√≠tica, fue aprobada por las propias cortes franquistas, algo ins√≥lito en todo el mundo. Fue aprobada en refer√©ndum por el pueblo espa√Īol en 15 de diciembre de 1976 y promulgada el 4 de enero de 1977. Las primeras elecciones plenamente democr√°ticas de la historia de Espa√Īa se celebraron el 15 de junio de 1977, de las cuales result√≥ ganador Adolfo Su√°rez, aunque sin mayor√≠a absoluta. A √©l se le encarg√≥ formar el gobierno que redact√≥ la Constituci√≥n de 1978, la cual fue ratificada en refer√©ndum el 6 de diciembre de 1978 con un 87,78% de votos a favor del pueblo espa√Īol.

Esta Constituci√≥n de 1978 sigue vigente en la actualidad. Estableci√≥ un ‚ÄúEstado social y democr√°tico de derecho que propugna como valores superiores del ordenamiento jur√≠dico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo pol√≠tico¬Ľ, tal y como enuncia el art√≠culo primero de la Constituci√≥n.

La Constituci√≥n tambi√©n deposit√≥ la soberan√≠a nacional en el pueblo espa√Īol y estableci√≥ la monarqu√≠a parlamentaria como forma de gobierno.

Tras la dimisión de Adolfo Suárez como presidente del gobierno, en la sesión de investidura de su sucesor, Leopoldo Calvo Sotelo, se produjo un incidente que hizo temblar a la democracia: el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, conocido como 23F. Finalmente el golpe fracasó por la gestión del rey Juan Carlos I, que supo parar la intentona de forma rápida. También es verdad que la época de paz de aquellos momentos no era la misma que la anterior a la guerra civil, en la que la población estaba absolutamente radicalizada. Pero los sucesivos y continuados asesinatos de grupos terroristas de ETA y el GRAPO a la Guardia Civil, unido al descontento y oposición de los sectores más conservadores y nostálgicos del franquismo con el avance democrático-liberal, hicieron que unos cuantos oficiales y suboficiales del Ejército y Guardia Civil se organizaran para dar un golpe de Estado, o de Timón, como lo llaman algunos expertos.

De ese golpe fallido, sin duda result√≥ beneficiada la figura del rey, que se gan√≥ la confianza de millones de espa√Īoles con su r√°pida y exitosa reacci√≥n al intento golpista, y el r√©gimen democr√°tico.

A partir de entonces, y de forma parecida al sistema de alternancia bipartidista en el poder de la época de la Restauración, los dos grandes partidos del sistema, Partido Popular y PSOE, se turnan en el poder hasta nuestros días:

  • Primero, tras convocar elecciones Calvo Sotelo, el PSOE entra al poder al ganar las elecciones con mayor√≠a absoluta, de la mano de Felipe Gonz√°lez. Fue presidente durante 14 a√Īos (desde el 1982 hasta el 1996, aunque los √ļltimos a√Īos gobern√≥ en minor√≠a pactando con los partidos nacionalistas). Por su desgaste pol√≠tico, debido a determinados casos de corrupci√≥n que les salpic√≥ a ministros de su gobierno y a ser acusado de guerra sucia contra ETA con los famosos GAL (Grupos Antiterroristas de Liberaci√≥n), y por la crisis econ√≥mica que tuvo que enfrentar su gobierno, Felipe Gonz√°lez convoc√≥ elecciones anticipadas.
  • Las elecciones las gan√≥, sin mayor√≠a absoluta, el presidente del Partido Popular, Jos√© Mar√≠a Aznar, del ala liberal-conservadora del partido. Tuvo que pactar tambi√©n con los partidos nacionalistas para poder gobernar los 4 a√Īos. Por el crecimiento econ√≥mico que sufri√≥ el pa√≠s durante su etapa y por su gesti√≥n del problema del terrorismo de ETA, en el a√Īo 2000 volvi√≥ a ganar las elecciones, pero esta vez con mayor√≠a absoluta. El periodo se caracteriz√≥ por:
    • El problema del terrorismo etarra continu√≥ siendo un grave drama, ya que ya hab√≠an asesinado a cientos de personas inocentes.
    • En el a√Īo 2000, Espa√Īa entr√≥ a formar parte del Euro.
    • El Plan Hidrol√≥gico Nacional de 2001, en el que se propon√≠a el trasvase de agua del Ebro hacia comunidades con sequ√≠a como Murcia, provoc√≥ la oposici√≥n del PSOE y de comunidades aut√≥nomas como Catalu√Īa y Arag√≥n.
    • En 2002 la pen√≠nsula sufri√≥ un duro golpe contra el medioambiente cuando el petrolero Prestige se hundi√≥ accidentalmente soltando vertido de fuel que cre√≥ una marea negra de petr√≥leo por todo el litoral norte de Espa√Īa.
    • En 2002 Espa√Īa suma su participaci√≥n en la coalici√≥n antiterrorista internacional que supuso la intervenci√≥n militar y humanitaria en la guerra que enfrent√≥ a Irak y a EEUU, por el golpe terrorista que sufri√≥ EEUU en el atentado de las Torres Gemelas de 2001.
    • Finalizada la guerra de Irak, el 11 de marzo de 2004, Espa√Īa sufre un impactante atentado terrorista en la red ferroviaria de la Estaci√≥n de Atocha que dej√≥ m√°s de mil heridos y 190 muertes, solo a tres d√≠as de las elecciones generales.

Sin duda, este acontecimiento, unido al desgaste anterior por la crisis del Prestige y el PHN principalmente, supuso la pérdida de las elecciones por parte de Aznar.

  • Las elecciones las gan√≥ sin mayor√≠a absoluta el socialista Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, el cual retir√≥ las tropas de Irak y el PHN nada m√°s entrar al poder. Algunas de sus acciones m√°s controvertidas fueron: la legalizaci√≥n del matrimonio homosexual, la promoci√≥n de la Alianza de Civilizaciones, la regularizaci√≥n de nuevos inmigrantes, la ley de violencia de g√©nero, la concesi√≥n del estatuto de autonom√≠a de Catalu√Īa, la aprobaci√≥n de una ley del aborto mucho m√°s permisiva, las negociaciones con ETA, entre otras. No obstante, aunque todo ello puso en pie de guerra a la oposici√≥n conservadora, reforz√≥ a sus votantes. As√≠, en 2008 volvi√≥ a ganar las elecciones, aunque tambi√©n sin mayor√≠a absoluta. En este segundo mandato, Zapatero se tuvo que enfrentar a la mayor crisis econ√≥mica global de nuestro tiempo, la de 2008, que supuso una desaceleraci√≥n econ√≥mica bestial y un aumento del desempleo en Espa√Īa. La cifra de parados se lleg√≥ a situar en m√°s de cinco millones. Su actuaci√≥n ante esta crisis econ√≥mica, principalmente, le provoc√≥ un desgaste muy importante.
  • Este desgaste sufrido por Zapatero llev√≥ a ganar las elecciones de 2011 al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy Brey, con mayor√≠a absoluta. Este presidente, debido a las medidas econ√≥micas de recortes que tom√≥ durante su mandato y a numerosos esc√°ndalos de corrupci√≥n sufridas por su partido, sufri√≥ un progresivo desgaste a favor de su contrincante, Pedro S√°nchez, presidente del PSOE.

Con esto, y la abdicaci√≥n del Rey Juan Carlos en favor de su hijo, el proclamado Felipe VI rey de Espa√Īa en 2014, damas y caballeros, llegamos a la actualidad de nuestros d√≠as.


Historia de Espa√Īa libro


¬ŅTe ha resultado corto nuestro resumen de la historia de Espa√Īa? Si te has quedado con ganas de m√°s, no te preocupes, te hemos preparado una selecci√≥n con los mejores libros de historia de Espa√Īa para que puedas aprender m√°s a fondo cada recoveco de la historia de la naci√≥n espa√Īola.

Rebajas
La historia de Espa√Īa como nunca antes te la hab√≠an contado: Un libro de Academia Play
ACADEMIA PLAY, uno de los canales did√°cticos de YouTube m√°s exitosos y con m√°s seguidores, nos trae un apasionante recorrido en 100 cap√≠tulos de la historia de Espa√Īa. Desde la Prehistoria hasta nuestros d√≠as, pasando por la Hispania romana, al-√Āndalus, Castilla y Arag√≥n, la √©poca imperial, la Guerra Civil Espa√Īola y muchas otras etapas y sucesos hist√≥ricos de gran inter√©s. En un formato caracter√≠stico y sencillo con ilustraciones divertidas, mayores y peque√Īos podr√°n entender y aprender la historia de Espa√Īa de un modo diferente y entretenido. ¬°HAZ QUE TU EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE SEA √ČPICA!
Rebajas
Historia m√≠nima de Espa√Īa
Una brev√≠sima historia de Espa√Īa desde Altamira hasta el siglo XXI en 300 p√°ginas (el que incluyen cronolog√≠a, bibliograf√≠a y mapas originales). Escrita por uno de los historiadores m√°s prestigiosos de nuestro pa√≠s: Juan Pablo Fusi (San Sebasti√°n, 1945) catedr√°tico de Historia Contempor√°nea de la Universidad Complutense de Madrid, doctor en Historia y en Filosof√≠a. Un libro imprescindible para lectores de todas las edades, conocedores o no de la historia de Espa√Īa, para recordar, reflexionar, aprender o imaginar. Un libro que no puede faltar en la biblioteca de una casa ni en el libro digital de ning√ļn verdadero lector. Con mapas originales, dise√Īados en exclusiva para este libro por Javier Belloso.
Rebajas
La Historia De Espa√Īa Contada Con Sencillez
Jos√© Mar√≠a Pem√°n, destacado escritor y periodista del siglo XX, explica al gran p√ļblico qu√© es Espa√Īa. Partiendo de sus ra√≠ces ib√©ricas, celtas, tart√©sicas, p√ļnicas o griegas, hasta llegar a Roma, a quien desde luego todo se lo debemos: la lengua, el derecho y especialmente la fe cristiana. Pues Espa√Īa ha sido, y en ello insiste el libro que menciona muy expresamente a Ramiro de Maeztu, la creadora de ese patrimonio que es un equivalente del de Roma y al que llamamos Hispanidad.
Rebajas
Breve historia de Espa√Īa
Se ha dicho que es el best-seller m√°s importante de la historiograf√≠a espa√Īola de los √ļltimos a√Īos. Un admirable dominio del arte de la s√≠ntesis, un estilo ameno y directo y la reivindicaci√≥n de la realidad hist√≥rica de Espa√Īa dan raz√≥n de la popularidad del libro, que ha conocido numerosas reimpresiones y se ha visto traducido a las m√°s importantes lenguas extranjeras. Desde su aparici√≥n, la obra ha mantenido intacto su vigor gracias a sus peri√≥dicas actualizaciones. Esta nueva edici√≥n ampl√≠a sus p√°ginas para incorporar la reflexi√≥n sobre los √ļltimos acontecimientos y mantener el compromiso de los autores de llevar al presente la reflexi√≥n hist√≥rica, llamando a las cosas por su nombre.

Historia de Espa√Īa 2 de bachillerato


En general, cada maestrillo tiene su librillo y cada profesor de historia recomienda un libro de historia diferente. Si lo que est√°s buscando es un libro de historia completo, con todos los contenidos claros y bien redactados para la prueba de selectividad, te vamos a recomendar los mejores libros de historia de Espa√Īa de 2 de bachillerato para que completes los apuntes de clase.

En los libros de historia de Segundo de Bachiller, encontraremos las siguientes unidades didácticas, establecidas por la Ley de Educación.

  1. La Prehistoria y la Edad Antigua
  2. La edad Media
  3. La Edad Moderna
  4. El reformismo borbónico
  5. La crisis del Antiguo Régimen
  6. La construcci√≥n del Estado liberal  
  7. Economía y sociedad en el siglo XIX
  8. La época de la Restauración
  9. La irrupci√≥n de la Modernidad  
  10. La segunda Rep√ļblica
  11. La Guerra Civil
  12. La implantación del franquismo
  13. Consolidación y muerte del franquismo
  14. La Espa√Īa de la Transici√≥n
  15. La Espa√Īa democr√°tica
HE. Historia de Espa√Īa (Aula 3D)
Uno de los mejores libros de Historia de Espa√Īa para alumnos de segundo de Bachillerato, con contenidos te√≥ricos y pr√°cticos de magn√≠fico nivel, tanto para afrontar el curso de forma exitosa como para preparar la Prueba de Acceso a la Universidad (selectividad). De la editorial Vicens Vives.
Rebajas
Historia de Espa√Īa. 2 Bachillerato. Savia - 9788467587166
Un libro que destaca por utilizar la motivaci√≥n como herramienta para aprender m√°s y mejor. Se sirve de apoyo gr√°fico y de las nuevas tecnolog√≠as, para acompa√Īar la exposici√≥n de contenidos con una propuesta rica en ilustraciones y cartograf√≠a que facilita el aprendizaje por observaci√≥n.
Rebajas
Historia de Espa√Īa 2¬ļ Bachillerato (Ense√Īanza bachillerato) - 9788446030768: 66
El presente libro recoge, conforme a los contenidos marcados por el Ministerio, una completa visi√≥n de la Historia de Espa√Īa desde la Prehistoria hasta nuestros d√≠as. El texto, totalmente revisado y actualizado, contiene ep√≠grafes dedicados a la pol√≠tica, la econom√≠a, la poblaci√≥n y la cultura de cada √©poca, y se completa con un abundante material de im√°genes y mapas. Asimismo incluye un amplio glosario y una selecci√≥n de biograf√≠as de los principales protagonistas de nuestra historia, y viene acompa√Īado de un libro de fuentes documentales: √©ste incluye una serie de documentos escritos de todo tipo: historiogr√°ficos, biogr√°ficos, circunstanciales y literarios, seleccionados atendiendo a su adecuaci√≥n al comentario de texto, y de muy diferentes caracter√≠sticas, ya que presentan dificultades distintas, tanto de clasificaci√≥n como de an√°lisis.
Rebajas
Historia de Espa√Īa 2. (Aprender es crecer en conexi√≥n) - 9788469812938
Si buscas un buen libro de esta la asignatura de Historia de Espa√Īa de 2¬ļ de bachillerato, esta edici√≥n es de las m√°s cl√°sicas, completas y usadas en los institutos espa√Īoles.

Historia de Espa√Īa res√ļmenes


Si hemos andado despistadillos en las clases de historia de Espa√Īa y no sabemos qu√© hacer para encontrar res√ļmenes o apuntes de la asignatura, lo primero que tenemos que hacer es tranquilizarnos. ¬ŅPor qu√©? Porque tenemos un libro al alcance de nuestra mano extraordinariamente bueno que nos va a sacar del apuro. Rel√°jate y disfruta de la historia de nuestro pa√≠s, que es √ļnica y maravillosa, y saca un diez en historia de Espa√Īa selectividad.

Apuntes de Historia de Espana: Res√ļmenes. 2¬ļ Bachiller: Res√ļmenes. 2¬į Bachiller
En este libro encontrar√°s apuntes de Historia de Espa√Īa orientados a estudiantes de Segundo de Bachillerato, explicados de una manera sencilla. Se corresponden con la programaci√≥n oficial de la LOMCE y su objetivo es facilitar el estudio de los aspectos esenciales de nuestra historia, facilitando la preparaci√≥n del examen de acceso a la universidad: EvAU (SELECTIVIDAD). La extensi√≥n de los temas se ci√Īe a las recomendaciones facilitadas por el Ministerio.

¬ŅQuieres conocer la historia de Espa√Īa mediante podcast?


Si no te apasiona leer, y prefieres escuchar, ya no tienes excusas para no aprender de historia de Espa√Īa. La p√°gina “Memorias de un tambor” nos brinda el lujo de poder aprender historia de forma amena, relajada y, lo m√°s importante, gratuita, a trav√©s de su Podcast. Libre de ideolog√≠as y sesgos subjetivos, por supuesto. Solo tienes que buscar unos cascos y ponerte c√≥modo. Te dejamos por aqu√≠ la p√°gina:

ūüĎČ https://memoriasdeuntambor.com/escucha-el-podcast


Historia de Espa√Īa contada para esc√©pticos


Hay quienes aman la historia de Espa√Īa tal y como se ha contado hasta hoy por los historiadores y hay quienes est√°n en todo su derecho de ser esc√©pticos en cuanto a la historia de Espa√Īa tal y como siempre se ha contado. En cualquier caso, la historia jam√°s podr√° ser descrita tal y como realmente sucedi√≥ y siempre habr√° hueco para interpretaciones y matices. En este sentido, existe un autor, cuyo nombre es Juan Eslava Gal√°n, que ha querido contar la historia de Espa√Īa de una forma amena y un poco sarc√°stica y provocadora, intentando desmitificar algunos acontecimientos de la misma sin ning√ļn rasgo de sesgo ideol√≥gico, ya que, a nuestro parecer, reparte para todo el mundo. En palabras del propio autor: “[La obra] No est√° hecha para halagar a reyes y gobernantes, ni pretende halagar a los banqueros, ni a la Conferencia Episcopal, ni al colectivo gay, ni a los filat√©licos, ni a los sindicatos”. He dicho.

A parte de las características del libro mencionadas, es de justicia reconocer que el libro está elaborado desde la objetividad, desde la imparcialidad y desde un deseado por el autor rigor histórico, confirmado por toda la documentación aportada.

Y, por √ļltimo, queremos hacer hincapi√© en que es un libro de f√°cil y r√°pida lectura que, en 500 p√°ginas, nos hace un recorrido completo por toda la historia espa√Īola para hacernos comprenderla de una forma global.

Te apetece leerlo, ¬Ņverdad? Pues tiene un precio espectacular.

Rebajas
Historia de Espa√Īa contada para esc√©pticos ((Fuera de colecci√≥n))
Literalidad del autor: ''En este libro, que abarca desde los can√≠bales de Atapuerca hasta el talante del presidente Zapatero, no he pretendido escribir la historia que escribir√≠a el pueblo, ya que el pueblo es √°grafo por naturaleza, sino, m√°s bien, una Historia de Espa√Īa contada para esc√©pticos que no creen en la Historia de Espa√Īa. No pretendo que sea veraz, justa y desapasionada, porque ninguna historia lo es, pero por lo menos intentar√© que no mienta ni tergiverse a sabiendas, que ya es un prop√≥sito sobradamente ambicioso en los tiempos que corren. Adem√°s procurar√© que sea amena y documentada (pero el esc√©ptico sabe que los documentos tambi√©n se manipulan en el instante mismo en que nacen) y si el lector aprende algo de ella me dar√© por bien pagado.''

Una Historia de Espa√Īa de P√©rez-Reverte


Si est√°s buscando un libro sobre historia de Espa√Īa que no sea convencional o de corte acad√©mico, el libro de Arturo P√©rez-Reverte es, probablemente, del estilo que est√°s buscando. Con una t√©cnica narrativa caracter√≠stica del autor, en la que mezcla un vocabulario muy rico y culto de la lengua espa√Īola con toques de humor (a veces √°cido), provocaci√≥n y s√°tira, el escritor hace un paseo por los sucesos m√°s importantes acaecidos en la pen√≠nsula ib√©rica. Reir√°s y te sorprender√°s a la vez que aprendes historia de Espa√Īa como nunca antes te la hab√≠an contado. Por algo es uno de los best-seller. Eso s√≠, si buscas rigor acad√©mico, este no es tu libro, ya que la narraci√≥n es puramente subjetiva, aunque tambi√©n equidistante, ojo.

Rebajas
Una historia de Espa√Īa (Hisp√°nica)
Un relato √°cido, divertido, personal y poco ortodoxo de Arturo P√©rez-Reverte sobre la historia de Espa√Īa. M√°s de 160.000 ejemplares vendidos. A lo largo de los 91 cap√≠tulos m√°s el ep√≠logo de los que consta el libro, Arturo P√©rez-Reverte narra los principales acontecimientos ocurridos desde los or√≠genes de nuestra historia y hasta el final de la Transici√≥n con una mirada subjetiva, construida con las dosis exactas de lecturas, experiencia y sentido com√ļn. ¬ęLa misma mirada con que escribo novelas y art√≠culos -dice el autor-; no la eleg√≠ yo, sino que es resultado de todas esas cosas: la visi√≥n, √°cida m√°s a menudo que dulce, de quien, como dice un personaje de una de mis novelas, sabe que ser l√ļcido en Espa√Īa aparej√≥ siempre mucha amargura, mucha soledad y mucha desesperanza.¬Ľ

Historia de Espa√Īa por Federico Jim√©nez Losantos


La historia es una ciencia complicada, ya que al tratarse del pasado es muy dif√≠cil acertar y ser veraz en todos los acontecimientos que se estudian. Por eso, cada historiador o cada escritor te va a contar los sucesos hist√≥ricos desde diferentes perspectivas, por mucho que todos ellos sean profesionales y trabajen en pro de la verdad. Si lo que est√°s buscando es un libro de historia de Espa√Īa contada desde una visi√≥n alternativa a la convencional, los escritores C√©sar Vidal y Federico Jim√©nez Losantos nos traen una obra de cuatro vol√ļmenes muy completa, que abarca desde la antig√ľedad hasta la democracia espa√Īola.

Es una obra bastante polémica, como lo son los propios autores, especialmente por los temas tan sensibles que se tocan en los libros. Lo que vas a encontrar son conversaciones entre Vidal y Jiménez Losantos plasmadas en libros. Libros que, por cierto, son muy difícil de encontrar por estar fuera de colección. Pero no te preocupes, que aunque considerablemente caros, los puedes comprar en Amazon.

Historia de Espa√Īa ((Fuera de colecci√≥n))
En este primer tomo se narran acontecimientos desde los primeros pobladores hasta los Reyes Cat√≥licos. Estos textos surgen de la secci√≥n que C√©sar Vidal protagoniza en La Ma√Īana, el programa de Federico. En ella ambos debaten sobre la historia de Espa√Īa ¬ępara recuperar nuestro pasado y abrir los ojos a todos aquellos a los que se les ha explicado una historia mentida de nuestro pa√≠s.¬Ľ.
Historia de Espa√Īa II ((Fuera de colecci√≥n))
C√©sar Vidal y Federico Jim√©nez Losantos vuelven con el segundo volumen de Historia de Espa√Īa, de Juana La Loca a la Primera Rep√ļblica. En ella ambos debaten sobre la historia de Espa√Īa ¬ępara recuperar nuestro pasado y abrir los ojos a todos aquellos a los que se les ha explicado una historia falsa de nuestro pa√≠s. A los j√≥venes no se les ense√Īa la historia de Espa√Īa o, si se les ense√Īa, es una historia mentida. Todos los estudiantes que han crecido con la LOGSE y todos los nuevos espa√Īoles que la inmigraci√≥n ha tra√≠do a nuestro pa√≠s han recibido una historia de Espa√Īa tendenciosa y tergiversada. Ahora, por fin, conocer√°n la verdad¬Ľ.
Historia de Espa√Īa III: De la Restauraci√≥n a la guerra civil ((Fuera de colecci√≥n))
Este tercer tomo de la serie abarca el final del siglo XIX y la agitada primera mitad del siglo XX. Empezar√° con la Restauraci√≥n borb√≥nica y llegar√° hasta el inicio del franquismo tras la guerra civil. Ser√° pol√©mico, como lo son las opiniones de los autores y especialmente al tratar temas tan controvertidos y emocionales como son la Restauraci√≥n borb√≥nica, la Segunda Rep√ļblica, la guerra civil y los primeros a√Īos de la posguerra.
Historia del franquismo: Historia de Espa√Īa IV ((Fuera de colecci√≥n))
Este cuarto tomo empezar√° con el primer franquismo y llegar√° hasta la crisis econ√≥mica m√°s profunda de la historia de Espa√Īa y los pol√≠ticos que permitieron que ocurriera.

La historia de Espa√Īa en un documental de 6 minutos


¬ŅT√ļ qu√© prefieres: leer un libro, escuchar un podcast o ver un documental o pel√≠cula? Si eres de los que prefiere ver v√≠deos, te dejamos un documental que te resume la historia de Espa√Īa en 6 minutos de forma divertida y muy visual.

¬°Aprender la historia de Espa√Īa desde una perspectiva global nunca fue tan sencillo!


Los 3+1 mejores libros de historia de Espa√Īa en PDF


En esta publicaci√≥n, compartiremos una lista de libros seleccionados de historia espa√Īola en formato PDF, totalmente gratuitos, que contiene toda la informaci√≥n elemental sobre la historia de este antiguo imperio. La historia de Espa√Īa es una de las m√°s extensas y complejas del mundo.

El √°rea actualmente ocupada por Espa√Īa siempre ha sido el centro de atenci√≥n de algunos de los imperios m√°s importantes del mundo: los romanos y los cartagineses lucharon por ella; los √°rabes lograron conquistarla; y, a pesar de todo ello, se convirti√≥ en el imperio m√°s grande donde nunca se pon√≠a el sol tras la conquista de Am√©rica.

¬°Esperamos que los disfrutes!

  • Historia de Espa√Īa y de la Civilizaci√≥n Espa√Īola. Rafael Altamira y Crevea. Fuente: cervantesvirtual.com (Descargar)
  • Historia de Espa√Īa. Manual para estudiantes de espa√Īol de las Secciones Biling√ľes. Ministerio de Educaci√≥n, Cultura y Deporte. (Descargar)
  • Breve Historia de Espa√Īa. Henry Kamen. Fuente: Biblioteca Virtual Omegalfa (Descargar)

ūüďö ¬ŅTienes selectividad a la vuelta de la esquina? Este libro gratuito en PDF te ofrece unos apuntes de diez para que saques matr√≠cula en el examen ‚úĒ

  • Apuntes de Historia de Espa√Īa. Materiales reunidos por Javier Mart√≠nez. Fuente: www.iesmardearagon.es (Descargar)