Saltar al contenido

Una mezcla irresistible: el festival de Eurovisión, España y la canción ganadora de cada año

eurovision españa

Sábado noche de mediados del mes de mayo… ¿Quién no recuerda esa peculiar sintonía mientras ve el comienzo del festival de Eurovisión?

Es cierto que en los últimos tiempos se ha ido perdiendo el interés en él. Sin embargo, hace unas décadas era un gran acontecimiento, por no decir que era el acontecimiento del año. Las familias se reunían expectantes delante del televisor para ver a nuestro representante interpretar la canción de Eurovisión española de ese año.

Desde unas cuantas semanas antes, el tema elegido ya sonaba por todos los medios, sobre todo en la radio. Ahí comenzaban las opiniones a favor y en contra, las inevitables comparaciones y los recuerdos, ¡muchos recuerdos!

Para los que ya peinamos alguna que otra cana, escuchar la mítica voz de José Luis Uribarri era toda una tradición, año tras año.

Porque… sabes quién era, ¿verdad?  Durante 18 años retransmitió el festival, hasta que su voz se apagó para siempre. Famosas eran sus puntuaciones, no siempre acertadas pero sí bastante razonadas. Tras su fallecimiento, cogió el testigo durante unas cuantas ediciones José María Íñigo.

Lo cierto es que el festival no siempre se realizó en mayo, ni tampoco en sábado. De hecho, los primeros certámenes se hacían entre semana y en torno al mes de febrero o marzo. Poco a poco se fueron cambiando las fechas hasta celebrarse en mayo, la final en un sábado noche.

Además, a lo largo de los años se han ido introduciendo algunos que otros cambios en la forma de seleccionar el cantante y la canción, la forma de dar las puntuaciones… e incluso en la puesta en escena de las canciones.

¿Y qué opina la gente de esta evolución del festival? Unos dicen que no se presentan canciones como las de antes; otros, que por fin se va adaptando Eurovisión a los tiempos….

Para los nostálgicos… ¡ya no es lo que era!

En una página como labanderadeespaña.com no podía faltar un repaso por algunas de las canciones que han hecho patria dentro y fuera de nuestras fronteras. Unas melodías pasaron con más pena que gloria y otras siguen sonando como el primer día. Algunas leerás su nombre y te pondrás a cantar o a bailar y otras no te sonarán de nada.

¡Escúchalas y juzga por ti mismo!

El origen del festival de Eurovisión

Antes de pasar a conocer las canciones de Eurovisión a lo largo de la historia, vamos a conocer de forma muy breve cuándo surgió.

Corría el año 1955 cuando la Unión Europea de Radiodifusión comenzó a gestar la idea de realizar un concurso televisivo en el que participasen diversas naciones. Sin duda, era algo muy ambicioso y sin precedentes, pues no existía una televisión por satélite que emitiera a los distintos países.

Poco a poco fue cogiendo forma y un año más tarde, el 24 de mayo de 1956, nació el festival de Eurovisión.

Esta primera edición se celebró en Lugano (Suiza) y participaron 7 países en ella. En esta ocasión, España no participó y tardó cuatro años en hacerlo. Ganó Suiza.

A partir de ahí, se ha celebrado todos los años. Tan solo el coronavirus ha sido capaz de suspender este certamen y de no dejarnos disfrutar de la canción de Eurovisión.

Seguro que todos nos hemos preguntado alguna vez por qué participa Australia, Israel u otros países que no pertenecen ni a Europa ni a la Unión Europea. ¿El motivo? Porque sí son miembros activos de la Unión Europea de Radiodifusión. ¿Y esto qué es? Una asociación internacional que integra a las radiodifusoras de servicio público. Estos miembros pagan una cuota anual y pueden decidir participar o no.

“Estando contigo” en el festival de Eurovisión de 1961

Cannes (Francia), 18 de marzo; el festival se celebra por primera vez en sábado.

Y como los españoles somos muy de salir el sábado, ¡por fin hace España su debut en el concurso musical! Lo hace de la mano de Conchita Bautista, con su alegre canción “Estando contigo”.

¿Quién es Conchita Bautista?

Cantante y actriz sevillana cuya carrera empezó mucho antes de su participación en Eurovisión. Desde niña bailaba en la feria de abril de Alicante.

Cuando se presentó al certamen, en su repertorio ya figuraban varios discos y películas con gran éxito, como La Reina Mora o La Bella de Cádiz. Tras su paso por Cannes, Conchita Bautista continuó durante años cantando y actuando. Además repitió participación en el festival europeo… ya lo verás…

“Estando contigo” para debutar en el festival

Te sonará eso de…

“Estando contigo, contigo, contigo,

de pronto me siento feliz.

Y cuando te miro, te miro, te miro

me olvido del mundo y de mí.

Que maravilloso es quererte así,

estando contigo, contigo, contigo

me siento feliz”.

Tenemos que agradecer su composición a  Antonio Guijarro Campoy y Augusto Algueró. Seguro que este último te suena, además de ser un gran compositor, por ser el marido de Carmen Sevilla, ¡sí, sí, la de las ovejitas! Como anécdota curiosa, Augusto no asistió al festival pues unos días antes se había casado.

Esta alegre canción fue llevada al cine el mismo año por Marisol, en su conocida película “Ha llegado un ángel”.

Te estarás preguntando que cómo quedó nuestro país en su primer certamen eurovisivo… Pues, ni bien, ni mal. El puesto conseguido fue el 9º de 16.

¿Quiénes ganaron y perdieron en nuestra primera vez?

Luxemburgo con su romántico tema “Nosotros los enamorados”, se llevó el primer premio con 31 puntos.

Los que menos destacaron en esta ocasión fueron Bélgica y Austria con un triste voto.

¡Veamos nuestra primera actuación eurovisiva!

Eurovisión 1962: El primer fracaso con “Llámame”

La segunda vez que participamos en Eurovisión. Nos toca viajar a Luxemburgo y junto a nosotros, otros quince países.

Hay que destacar que la votación en esta época se realizaba de la siguiente manera: cada país debía dar 3, 2 y 1 punto a las canciones que más le hubiesen gustado.

A lo largo de los años se irán realizando distintas modificaciones a este sistema de votación. Por ello, no podemos comparar la puntuación de una canción de Eurovisión de 1962, por ejemplo, con una del año 2000; ni por número de participantes, ni por el número de votos obtenidos. 

Víctor Balaguer elegido representante de España

Quizás ahora te suene poco, por no decir nada; pero fue un cantante barcelonés muy popular a mediados del siglo XX.

En su repertorio lo mismo cantaba canción ligera que zarzuela, en castellano o en catalán…¡Por variedad que no fuese!

Cuando fue a Eurovisión, esto de presentarse a concursos de canto no era algo nuevo para él; antes ya había participado en otros como el Festival de Benidorm, donde ganó.

Más allá de los años 50 y 60 poco se ha hablado de Víctor Balaguer, por lo tanto, no más probable es que te suene poco o nada.

¿Qué suerte correría en el festival de la UER? ¡Ahora lo veremos!

“Llámame”, ¿nos llamaron?

La canción española de 1962 es obra de Miguel Portoles y fue elegida mediante un concurso realizado por Radio Nacional de España en Barcelona. En él se pretendía elegir el tema que representaría a nuestro país. “Llámame” resultó ganadora entre las candidatas.

Si en nuestra primera participación no quedamos demasiado mal, no podemos decir lo mismo del segundo año… Quedamos los primeros pero por la cola. Por no votarnos, no nos votó “ni el Tato”.

Por si sirve de consuelo, empatamos a cero con Bélgica, Austria y Países Bajos.

“Llámame y explícame que pasó.

Y dime si es verdad que lo nuestro terminó.

Llámame y explícame que pasó.

Llámame y dime si es verdad

que lo nuestro terminó.

Llámame pues lo prometiste,

así seguro vas a olvidarte de mí…”

Así leída, la verdad es que no resulta una canción de Eurovisión atractiva. Escúchala porque en la voz de Víctor Balaguer se merecía algunos puntos más de los que consiguió…

Y el ganador fue…

¡Francia!

Su tema “Un premier amour” (Un primer amor), consiguió enamorar y alzarse con el preciado primer puesto. La puntuación que recibió fue de 26 puntos. Se trató de una victoria holgada pues el segundo clasificado, que fue Mónaco, consiguió 13.

Te dejamos con Víctor Balaguer y su “Llámame”

¿El festival de Eurovisión de 1963 fue “Algo prodigioso”?

El ganador del año anterior fue Francia, por lo tanto, se debería haber realizado allí la edición de 1963. Esto no fue así. El motivo, ni más ni menos, que en dos ocasiones recientes anteriores habían sido organizadores.

Pues si el primero no quiere o no puede, se lo ofrecemos al segundo, o al tercero… Ni Mónaco ni Luxemburgo se hicieron cargo. La razón, que no contaban con un lugar apropiado capaz de acoger el festival.

Pues seguimos tirando de lista…

¿A quién se le ofreció? A Reino Unido, que muy amablemente accedió a organizarlo. Así Londres se convirtió en la sede de Eurovisión de este año.

Por cierto, se modificó el sistema de votación. Ahora cada país podía otorgar de 1 a 5 puntos.

José Guardiola nos representa en Londres

Mucho más conocido que su antecesor, este catalán también cantaba en ambos idiomas.

Desde pequeño estuvo inmerso en el mundo de la música. También apareció en la gran pantalla, en concreto en la película “Sangre y Luces”.

Cuando nos representó en Eurovisión, ya era un cantante más que consolidado. No solo en nuestro país; también al otro lado del charco.

El tema “Algo prodigioso”, ¿lo fue?

Seguro que has leído “Algo prodigioso” y te has acordado de “Algo pequeñito”, es que a los españoles nos gusta llevar “Algo” a Eurovisión; pero eso ya lo veremos más adelante…

La canción española para Eurovisión 1963 fue un tema compuesto por Camilo Murillo, la música corrió a cargo de Fernando García Morcillo.

Nos parece que la letra es bastante profunda y llena de sentimiento; al igual que la interpretación. Muy del estilo de los años sesenta. Te dejamos un fragmento para que opines qué te parece.

“Alguien vela por el niño cuando se quedó dormido.

Alguien que un millón de estrellas puso sobre el infinito.

Alguien que a las golondrinas a lejanas tierras siempre guiará.

Alguien que al desesperado una camino indica que le salvará.

Ese algo prodigioso que a mi vida iluminó

con un sol maravilloso: la ternura de tu amor”.

¡Esta vez no quedamos los últimos!

Pero casi… Los penúltimos con 2 tristes puntos que nos dio Yugoslavia. A nuestro juicio, la canción que interpretó José Guardiola  merecía bastante más de lo que consiguió.

Los destacados de 1963

Dinamarca se alzó con el triunfo. Su “Dansevise” (“Balada para bailar”), hizo bailar a los demás países que le dieron 42 votos.

De los 16 participantes, cuatro se quedaron sin ningún punto, fueron Finlandia, Noruega, Países Bajos y Suecia.

Al menos tuvimos cuatro países por debajo. Visto así, no quedamos tan mal…

Algo curioso de este certamen

La archiconocida cantante griega Nana Mouskouri participó en esta edición representando a Luxemburgo. Quedó en una 8ª posición.

“Caracola”, la canción de Eurovisión de 1964

Viajamos a Copenhague el 21 de marzo de 1964. Allí se celebró el certamen anual de Eurovisión con 16 países participantes. Entre ellos, como no podía ser menos, España.

Si no hubiésemos estado tampoco se nos hubiera echado de menos, la verdad.

¿Eso significa que quedamos mal?

Así es… Una vez más encabezamos el pelotón de cola, o dicho de otra manera, ¡no nos votó nadie! ¡Nadie! ¡Cero puntos otra vez!

Este año, para no ser menos, se volvió a cambiar el sistema de voto. Cada país tenía un jurado con 10 miembros, en total podían repartir 9 puntos entre las canciones de la siguiente forma: A tres países dar 5, 3 y 1; a dos: 6 y 3; o solo a uno dar los 9.

Llevamos a Los TNT (y no era un explosivo)

Nos representaron Los TNT: Tony, Nelly y Tim. Un trío de hermanos nacidos en Italia y afincados en Uruguay que llevaban poco tiempo residiendo en nuestro país.

Los miembros de TNT eran dos chicos y una chica. Según las normas de Eurovisión de esa época, no podían actuar más que solistas o dúos, por lo tanto, los dos chicos tuvieron que ejercer de coro.

¿Es que no había ningún español capaz de representarnos?

Parece ser que no. Este experimento “multinacional” ya hemos visto que no salió nada bien.

A pesar del resultado conseguido en Eurovisión, Los TNT consiguieron grandes éxitos en su carrera, sobre todo en América.

“Caracola” no triunfó

La canción que representaría a España, fue elegida mediante un concurso. En él, los espectadores tenían que votar por correo, ¡muy de aquella época!

Fina de Calderón fue la compositora de esta romántica balada que mereció mucho más.

Ya en la gala de Copenhague, durante la actuación salió un espontáneo en contra del régimen franquista. A partir de entonces se retransmitió el festival con unos segundos de retraso… por lo que pudiera pasar. 

En la posición opuesta a España…

¡Italia!

Su representante, Gigliola Cinqueti consiguió el primer puesto.

¿Recuerdas eso de “No tengo edad, no tengo edad para amarte”? Pues fue la canción ganadora de Eurovisión en 1964 y sigue sonando en nuestros días. ¡Esta sí que triunfó!

Un hecho curioso del festival de este año

Tiempo después de celebrarse el festival, hubo un incendio en el lugar donde se guardaban las cintas de las actuaciones y se destruyeron casi en su totalidad.

Por este motivo, a nuestros días han llegado tan solo algunas imágenes fotográficas.

¿Quieres ver las imágenes que se conservan de Los TNT en Eurovisión?

Eurovisión 1965, “Qué bueno, qué bueno”… ¡o no!

Italia organiza en Nápoles el festival de Eurovisión de 1965. Hasta él acuden 18 participantes para dar lo mejor de sus gargantas y hacerse con el preciado título de ganadores.

Conchita Bautista vuelve (y no por Navidad)

Conchita Bautista repite representación en el festival. Por desgracia, lo que no se repite es la posición en el marcador; que aunque no fue buena, al menos conseguimos un puesto intermedio.

¿Estás pensando que otra vez fuimos los últimos?

¡Así es! Empatamos a cero con Alemania, Bélgica y Finlandia. Ya sabes lo que dicen: Mal de muchos…

La canción española “Qué bueno, qué bueno”

El “Qué bueno, qué bueno” a nuestros paisanos europeos más bien les debió parecer “qué malo, qué malo”.

A nosotros desde luego nos parece una canción de Eurovisión bastante apropiada y con una interpretación magnífica en la voz de Conchita Bautista. Quizás fue su estilo más español y menos europeo el que no consiguió calar.

“And the winner is”…

¡Luxemburgo!

Hay que reconocer que el título de su canción: “Poupée de cire, poupée de son” (“Muñeca de cera, muñeca de serrín”) no resulta nada atractivo.

Sin embargo, su pegadiza melodía hizo que se tradujera a multitud de idiomas, entre ellos al español. Karina o Nena Daconte son algunas de las que la han versionado.

¡Qué bueno recordar la actuación!

“Yo soy aquel” festival de Eurovisión 1966

Una nueva cita con la música, en este caso en Luxemburgo. Dieciocho países se disputan el título de mejor canción.

En el festival de Eurovisión se introduce una novedad: cada tema debe estar en uno de los idiomas oficiales del país al que representen.

Raphael se convierte en la voz de España

Hasta la Ciudad de Luxemburgo viajó el gran Raphael un mes de marzo de 1966.

Este linarense ya no era un desconocido cuando fue al festival. Tenía varios discos en el mercado y había conseguido grandes éxitos, como ganar el Festival de Benidorm o cantar en el teatro de la Zarzuela, todo un evento en aquella época.

Si antes de Eurovisión Raphael era conocido, después se convirtió en imparable. Es imposible enumerar todo lo que ha conseguido y sigue consiguiendo. Cualquier canción en su garganta, se convierte en éxito. ¡Aunque no sea en Eurovisión!

¿Quién es “Yo soy aquel”?

En la maleta de Raphael, su “Yo soy aquel”; una canción compuesta por Manuel Alejandro que sonó, sigue sonando y sonará durante generaciones. La has oído y cantado en infinidad de momentos y hasta puede que te traiga algún que otro recuerdo.

Nada tiene que ver el resultado conseguido en Luxemburgo con la repercusión mundial que tuvo después. ¿Quién no sabe algunos versos de “Yo soy aquel”? ¡Es casi un delito!

¡No, esta vez no quedamos los últimos! La posición fue la séptima con unos discretos 9 puntos. A Portugal, Yugoslavia y Reino Unido sí les debió gustar la canción y por eso la votaron; especialmente a nuestros compañeros de península que nos dieron lo máximo, 5 puntos. ¡Viva Portugal!

Merecimos más, mucho más. “Yo soy aquel” era un perfecto tema para ganar.

Las puntuaciones más destacadas son…

En la cumbre de la puntuación quedó Austria. “Merci, chérie” (“Gracias, querida”) fue el tema que más gustó consiguiendo 31 puntos. ¿Estaban dando las gracias a las votantes por su confianza?

En el farolillo rojo hubo empate, Mónaco e Italia no convencieron y su marcador ni se estrenó.

Turno de disfrutar

Disfruta de Raphael interpretando esta magnífica melodía, digna de haber sido la canción ganadora de Eurovisión. ¡Grande Raphael!

En el festival de 1967, “Hablemos del amor”

En 1966 no ganamos, pero rompimos la racha de ocupar los últimos puestos. A España le debió gustar el resultado y, por eso, repitió su elección.

¡Y tanto que repitió!

Repitió el compositor de la canción, Manuel Alejandro y hasta la puntuación: 9 puntos. En la posición conseguimos escalar un puesto, hasta el sexto.

Por otro lado, los organizadores debieron pensar que hacía demasiado tiempo que no cambiaban el sistema de puntos; ¿y qué hicieron? ¡Cambiarlo! Ahora toca que cada uno de los diez miembros del jurado de un voto a su canción preferida.

Una romántica proposición: “Hablemos del amor”

La canción elegida “Hablemos del amor”, es una preciosa y romántica balada con la que Raphael viajó a Viena.

Antes hemos dicho que cualquier canción en la garganta de Raphael se convierte en éxito. Pues un tema nacido de Manuel Alejandro es una obra magistral. Cuando sumas cantante y compositor, no se puede decir más.

Si la interpretación del año anterior fue magistral, esta no se queda atrás. Otra canción española ganadora, si no en el festival, sí en el posterior éxito.

Los más y menos queridos

En el pelotón de cola Suiza que no convenció a nadie. El tema “¿Qué corazón vas a romper?” pensamos que solo rompió el de su intérprete al ver que no conseguía ni un mísero voto.

La “Marioneta en una cuerda” (“Puppet on a string”) de Reino Unido fue la mejor manejada y llegó a los 47 puntos. Más del doble que el segundo clasificado.

Como anécdota

Los niños cantores de Viena actuaron para amenizar aún más el festival, fuera de concurso.

¿Disfrutamos de “Hablemos del amor”?

¡Por fin llegó Eurovisión 1968 con su “La, la, la”!

Una nueva edición del festival… ¡nuestra gran edición del festival!

Hubo que esperar al 6 de abril de 1968 para saborear las mieles del éxito.

En Londres se “enfrentaron” 17 países. Como seguramente ya sabrás, la encargada de llevarnos al olimpo de las canciones fue Massiel con su conocidísimo “La, la, la”.

Conozcamos algo más de Massiel

Esta chica madrileña estuvo vinculada con la música desde que nació. Más que nada porque su padre era el productor musical Emilio Santamaría, que fue representante de grandes conocidos en España como Karina, Los Bravos o Miguel Ríos. ¡Casi nada!

Varios años antes de Eurovisión empezó de forma profesional en la música, e incluso había rodado varias películas. Como no podía ser menos, también se presentó a otros certámenes musicales.

Pero su primer gran éxito llegó en Londres, en el festival de Eurovisión de 1968. Una noche que pasaría a la historia por ser la primera vez que España gana el concurso.

Tras el impulso de ganar en el certamen, sacó multitud de sencillos y ha colaborado con otros grandes artistas como José Luis Perales o Juan Pardo. Además de participar en programas de TV y cine.

Mucho más que una canción, “La, la, la”

Este alegre tema compuesto por el Dúo Dinámico, es mucho más que una canción, es todo un himno a que España ganó Eurovisión por primera vez. Tras las últimas posiciones conseguidas años atrás, este triunfo nos supo a gloria.

A la alegría propia de la canción, Massiel le aportó una buena dosis de ilusión, energía y ganas de comerse el mundo. ¿El resultado? Una mezcla irresistible que nos aportó 29 puntos y el primer puesto. El cual consiguió arrebatar al favorito, Cliff Richard, con su conocido “Congratulations” que además “jugaba” en casa.

¡”La, la, la” pasaba a la historia como la primera canción española ganadora de Eurovisión!

El menos afortunado fue…

Para que unos ganen, otros tienen que perder… Y nosotros de eso sabemos mucho.

Pues bien, el último puesto estuvo ocupado por Finlandia y Países Bajos, un punto para cada uno. “Cuando el reloj está en marcha” y “Mañana” fueron sus temas, parece que el tiempo se detuvo cuando los iban a votar.

Una nota curiosa de nuestra participación

En un primer momento el representante de España iba a ser Joan Manuel Serrat, pero quería hacer su interpretación en catalán… ¡Y no coló! La segunda opción fue el Dúo Dinámico pero al final se optó por Massiel que ya cosechaba éxitos en la música y en el cine.

En Eurovisión 1969, “Vivo cantando”

Si el año anterior ganó Massiel, ¿a quién le tocó organizar y retransmitir el festival?

¡A España!

Y si el año anterior cantamos el “La, la, la” y lo seguíamos entonando de felicidad, pues dijimos eso de “Vivo cantando”. ¿Quién le puso voz? Salomé.

(¿No se te ha escapado un “hey” después de leer eso de “Vivo cantando”?)

El Teatro Real de Madrid fue testigo de honor de tan histórico momento. Allí es donde se celebró la gala de Eurovisión 1969.

Salomé, de la medicina a ganar Eurovisión

Esta barcelonesa de nacimiento iba para médico, también había estado durante años haciendo ballet. Sin embargo, la música fue finalmente quien la cautivó.

Su carrera comenzó en 1962, año en que sus primeros singles vieron la luz. Y como la mayoría de cantantes de la época, participó en varios concursos de canto. ¿Había un festival en Barcelona? Allá que se iba. ¿Otro en Valencia? A presentarse. ¿En Mallorca hay otro? Pues a intentarlo… No los ganó todos, pero alguno que otro sí.

Cruzó el charco y también se hizo un hueco allí. En México grabó su primera película.

Llegó Eurovisión y supuso otro impulso a su ya lanzada carrera.

Tras su paso por el festival y hasta el año 1991 sacó 16 discos. En nuestros días sigue siendo muy querida y admirada.

Un poco de “Vivo cantando”

Este tema musical es obra de María José de Ceratto en cuanto a música y la letra de Aniano Alcalde; el gran Augusto Algueró es quien se encargó de los arreglos.

Poco antes del festival, se celebró en el Teatro Balear de Mallorca una gala. En ella 10 canciones se disputaban ser la canción representante de España en Eurovisión. Por supuesto que ganó “Vivo cantando”. A la intérprete, Salomé, la habían elegido de forma interna en TVE.

Este año también conseguimos quedar en el primer puesto; aunque empatados con Reino Unido, Francia y Países Bajos, todos se quedaron en 18 puntos.

Hay que destacar el “papelón” que le tocó resolver a Laura Valenzuela, presentadora de la gala. ¿Por qué? Pues porque el reglamento no decía nada de lo que había que hacer en caso de que hubiera un empate en el primer puesto. Al final se designaron como ganadores a los cuatro.

Quedó “un poquito” peor…

Noruega.

Un triste punto consiguieron. El tema “Oj, oj, oj, så glad jeg skal bli” traducido como “¡Oh, oh, qué feliz voy a ser!”, no resultó para nada premonitorio. ¡A no ser que se alegraran de estar en el último puesto”

Por si no lo sabes…

No podemos terminar este apartado de la canción de Eurovisión 1969 sin recordar el pesado traje que lució Salomé, y lo bien que se movía… Un original diseño de Pertegaz que pesaba nada más y nada menos que 14 kg. ¿A quién le tocaría llevar la maleta con el traje?

¡Momento de vivir cantando y bailando!

Festival de 1970, “Gwendolyne”

Los dos años anteriores ganó España, y dicen que no hay dos sin tres… Después veremos…

¿Recuerdas que el año anterior hubo un insólito empate a cuatro?

Para evitar problemas como este, se añadió una nueva norma: Si se producía un empate en el primer puesto, los ganadores volverían a interpretar la canción y el jurado votaría a mano alzada. ¿Seguía el empate? Pues ambos ganadores.

Tras la modificación de normativa, tocaba designar sede para albergar a Eurovisión. ¿A cuál de los cuatro se le adjudica la organización? La mejor forma era sortearlo. Al parecer, Reino Unido y España no entraron en los candidatos pues habían organizado los dos festivales anteriores; por lo tanto, quedaban Francia y Países Bajos. La moneda cayó del lado de este último. Por lo tanto, se celebraría Eurovisión 1970 en Ámsterdam.

Un futbolista llamado Julio Iglesias

Julio Iglesias iba para futbolista, de hecho jugaba de portero en las categorías inferiores del Real Madrid.

En una noche de fiesta del 1962 tuvo un accidente de coche junto con unos amigos y las expectativas no eran nada buenas. Todo apuntaba a que no volvería a caminar. Tras una dura recuperación, de un año y medio, y un enorme esfuerzo por su parte, consiguió volver a andar.

Por supuesto, del fútbol ni hablar.

Durante el tiempo que estuvo en el hospital, un enfermero le regaló una guitarra y Julio comenzó a poner música a sus poemas. ¡Bendita hora! Descubrió su pasión y comenzó la inmensa carrera que le dio fama internacional.

Tras su recuperación, se plantó en una discográfica para mostrarles uno de los temas que había compuesto, para que lo interpretase algún cantante. Cuando lo escucharon, le ofrecieron que fuese él quien le diera voz. Podemos decir que ¡ahí nació una estrella!

Comenzó a participar en concursos, ganó su primer disco y se presentó al Festival de la Canción de Barcelona. Ganó. Eso suponía convertirse en el representante de España en Eurovisión.

Tras este 1970 siguieron llegando éxitos, muchos, muchísimos… Hasta convertirse en uno de nuestros cantantes más internacionales.

“Gwendoline”, cantando al primer amor

El tema con el que Julio se presentó en Barcelona al Festival de la Canción, fue Gwendoline. Compuesta por él mismo.

Es una preciosa balada dedicada a una chica francesa que, al parecer, fue su primera novia. ¡Cuántas soñaron con haber sido aquella Gwendoline!

Hemos empezado este recuerdo a Eurovisión 1970 preguntándonos si se cumpliría eso de “No hay dos sin tres…” Pero en este caso, falló el refrán.

En Ámsterdam quedamos en un cuarto puesto, con ocho puntos. Fue una buena posición que ya hubiésemos querido a mediados de los 60.

¿Quienes destacaron en esta edición?

Luxemburgo interpretó “Je suis tomé du ciel” (“He caído del cielo”). ¿Con ese título como pretendían quedar en lo más alto? Hicieron honor a su canción y cayeron, pero a lo más bajo y sin puntos.

La que sí se quedó más cerca del cielo fue Irlanda, el tema “All kinds of everything” (“Todo tipo de cosas”) conquistó hasta conseguir 32 votos.

La nota curiosa del festival de 1970

Cuatro países decidieron no participar: Portugal, Suecia, Finlandia y Noruega. ¿A qué se debió esta ausencia? A que no estaban de acuerdo con que el año anterior se hubiera producido un cuádruple empate.

¿Les duraría mucho el enfado?

Turno de “ponernos tiernos” con Gwendoline

Festival de Eurovisión de 1971 “En un mundo nuevo”

Si en Eurovisión 1970 se ausentaron varios países “por enfado”, ahora llegaba el momento de reconciliarse y volver a participar.

Además, para celebrar que había reconciliación, y como llevaban varios años con el mismo sistema de votación. ¡Pues lo cambian!

¿Qué se les ocurrió en esta ocasión?

Que cada jurado tuviera dos miembros, con unas características importantes: uno  de ellos debía tener menos de 25 años y el otro más; además su diferencia de edad debía ser, como mínimo, de 10 años. Será por eso de que los gustos cambian con la edad…Tenían que otorgar entre 1 y 5 puntos a cada canción menos a la de su país.

Nos representa Karina en un festival nuevo

Esta vez fue Karina la encargada de viajar a Dublín y representar a España con su dulce voz.

Karina había sido elegida en un concurso celebrado en nuestro país llamado “Pasaporte a Dublín”. En él se buscaba a la persona que cantaría la canción española de Eurovisión de ese año. Karina compitió con artistas de la talla de Rocío Jurado o Nino Bravo.

¡El público la eligió a ella!

No sabemos qué hubiera ocurrido con alguno de los otros candidatos, pero lo cierto es que con Karina se acertó.

Para Karina, Eurovisión fue un éxito más de los muchos que ha conseguido a lo largo de su carrera.

La canción escogida, “En un mundo nuevo”.

Tema compuesto por Rafael Trabucchelli y Toni Luz con el que Karina ganó su “Pasaporte a Dublín”.

“En un mundo nuevo” es una preciosa y exitosa canción que obtuvo versiones en inglés, francés, alemán e italiano. Además dio lugar a una película con el mismo nombre.

En el festival, una brillante actuación de Karina y después llegó el momento de los resultados. Tras una reñida votación, quedamos segundos con 116 puntos.

Y el que nos ganó fue…

Mónaco con su canción “Un banc, un arbre, une rue” (“Un banco, un árbol, una calle”) obtuvo 128 votos.

En el puesto 18, Malta. Obtuvo 52 puntos. Estarás pensando que no quedó tan mal… pero hay que recordar que, los dos miembros del jurado de cada país, tuvieron que otorgar obligatoriamente puntuación al resto.

La anécdota de Karina en Eurovisión 1971

Al parecer hubo un fallo con el sonido y las primeras palabras de la canción no se escucharon. Alguno que otro comentó que era porque Karina había olvidado la letra.

Debería empezar así: “Solo al final del camino, las cosas claras verás”.

¿Quieres ver el fallo de sonido?

“Amanece” Eurovisión 1972

Hemos dicho que en 1971 ganó Mónaco, por lo tanto, ¿dónde crees que se celebró el siguiente certamen?

¡Qué fácil!

Habrás respondido que en Mónaco… Siento decirte que no. El pequeño país ganador el año anterior no contaba con un lugar en el que poder celebrar la gala, por eso, ofrecieron a Reino Unido la posibilidad de hacerlo allí; contaban con experiencia e infraestructuras.

 Así fue, pero en lugar de repetir Londres, se trasladó a Edimburgo.

Participaron los mismos países y mantuvieron el mismo sistema de votación. ¡Menos mal!

Jaime Morey rumbo a Eurovisión

Este alicantino vivió la música muy de cerca desde niño. Su madre era profesora de piano. Posiblemente fue esta influencia la que lo llevó a dedicarse él al mundo de la canción.

En sus inicios se presentó a diversos concursos, como hemos visto en otros artistas.

Un año antes de participar en Eurovisión, Jaime Morey formó parte de los candidatos de “Pasaporte a Dublín”, compitiendo con Karina. En esa ocasión no resultó elegido, pero no debió disgustar a los seleccionadores puesto que fue elegido de forma interna en 1972.

Tras esto se instaló en México, donde continuó con la música y además se convirtió en un “galán de telenovela”.

El tema español “Amanece”

Jaime Morey representa a España en el festival europeo con su canción “Amanece”.

Una composición de Augusto Algueró que no consiguió calar entre el público y dejó una décima posición (de 18 participantes).

Después del concurso, la canción tampoco ha conseguido la fama que merece. Algo poco habitual en Algueró, autor de grandes éxitos. Seguro que muchos no recordáis haber escuchado “Amanece”.

¿Quiénes ganaron y perdieron?

El afortunado ganador fue Luxemburgo, 128 puntos le dieron por su “Après toi” (“Después de ti”).

Malta, con “El amor”, se puso muy romántico… pero no consiguió enamorar. Al menos consiguieron 48 puntos.

Veamos el amanecer…

“Eres tú” el festival de 1973

Luxemburgo acogió este festival en abril de 1973.

Como novedad, la participación de Israel que llegó marcada por lo acontecido en Los Juegos Olímpicos de 1972; donde hubo un atentado terrorista y murieron dos atletas israelíes y nueve rehenes. Por estos hechos, la interpreté israelí tuvo que actuar con un chaleco antibalas, por si acaso…

Mocedades, una exitosa unión

Este conocidísimo grupo ha tenido múltiples modificaciones a lo largo de su historia, tanto en lo que se refiere a componentes como a nombres.

En sus orígenes actuaban por su tierra, Bilbao, hasta que un día decidieron grabar una maqueta y enviarla a algunos productores de Madrid. Su trabajo gustó mucho a Juan Carlos Calderón, que contactó con ellos para darles una oportunidad. La oportunidad se convirtió en oro.

En el año 1969 sale a la luz su primer disco “Pange Lingua”, con el que comienza el gran éxito de Mocedades.

Tras este una larga y fructífera carrera.

Mucho más que una representación eurovisiva, “Eres tú”

¿Quién no ha entonado alguna vez el “Eres tú” de Mocedades?

Una preciosa canción, compuesta por Juan Carlos Calderón, con la que rozamos el éxito.

En Luxemburgo se rozó el triunfo, pero más tarde se consiguió con creces. Además de traducirse a diversos idiomas y sonar por todo el mundo, años después en el 50 Aniversario de Eurovisión, se la reconoció como la mejor canción de la historia de Eurovisión. Por detrás de ella canciones como “Waterloo” de ABBA.

¡Casi nada!

Por cierto, en el festival quedamos segundos con 125 puntos, a tan solo 4 de Luxemburgo que se alzó con la primera posición y que jugaba en casa.

El menos afortunado del 1974

Bélgica con su “Baby, baby” quedó como último clasificado. Cantada en neerlandés y con frases en español, francés e inglés resultó una mezcla que no convenció.

La negativa anécdota de España

En la parte negativa, a España se la acusó de plagiar la canción presentada por Yugoslavia en 1966, llamada “Brez Besed”. Te dejamos ambas interpretaciones para que juzgues por ti mismo…

“Canta y sé feliz” en Eurovisión 1974”

Luxemburgo había ganado las dos ediciones anteriores y no podía soportar el gasto de organizar un nuevo festival, por lo tanto, Reino Unido se ofreció. No se opuso ningún país, así es que se celebró en Brighton.

Grecia se animó a participar por primera vez en el festival y allí se presentó.

A la UER le debió parecer que llevábamos demasiado tiempo sin modificar las normas del concurso y, ¿qué hicieron?

¡Cambiarlas!

De nuevo, le tocó al sistema de votación. Esta vez se les ocurrió que cada uno de los diez miembros que tenían los jurados, diese un punto a su canción favorita.

Hay que reconocer que es mucho más emocionante ver los que han sacado cero puntos que los que han quedado en la última posición. Y con el anterior sistema de votación, ¡nadie quedaba a cero!

Peret y su “Canta y sé feliz”

Hasta Brighton viajó Peret con la rumba catalana que él mismo había compuesto“Canta y sé feliz”. Cantar, cantó; feliz no sabemos si fue, pero entre los demás países no terminó de calar…

Peret, a pesar de no irle demasiado bien en el festival, cosechó después grandes éxitos tanto con esta como con otras canciones. Es conocido como “El rey de la rumba catalana”. Y también es muy conocido por temas como “Una lágrima” o “Borriquito”.

Quedamos en una novena posición con 10 puntos.

Los que cantaron de felicidad… y los que no

La primera posición fue para los más que conocidos ABBA. El tema que interpretaron: “Waterloo”.

De los 17 participantes no hubo ninguno sin puntos, pero poco faltó; Noruega, Alemania, Suiza y Portugal quedaron con 3 puntos.

Cantemos y seamos felices

Al festival de 1975 “Tú volverás”

Volvió una edición de Eurovisión y España a ella, esta vez con Sergio y Estíbaliz, una joven pareja que cantó “Tú volverás”.

Turquía se incorporó al festival; por el contrario Grecia abandonó, ¿sería de forma temporal?

El sistema de votación que recuperaron el año anterior, tampoco convenció. ¡Pues a cambiarlo otra vez! Se estrenó el sistema de votación que tenemos en la actualidad: Cada país da  12, 10, 8 y de 1 a 7 puntos, según sus preferencias.

Una joven pareja a Eurovisión 1975: Sergio y Estíbaliz

Tanto Sergio como Estíbaliz formaron parte de Mocedades y lo abandonaron poco antes de que su antiguo grupo fuera a Eurovisión.

En 1973 grabaron su primer disco como dúo y sacaron otros doce más hasta 1993. En ese año se unieron al Consorcio, con antiguos miembros de Mocedades. Allí siguieron con igual o mayor éxito.

“Tú volverás” no les permitió volver

La canción compuesta por Juan Carlos Calderón tampoco consiguió convencer a Europa en Estocolmo y repetimos en la parte media de la tabla: posición 10 de 19 con 53 puntos.

En España y Latinoamérica, el “Tú volverás” sí tuvo mayor repercusión que en el festival.

Gustaron más y menos…

España dio su 12 a Países Bajos que consiguieron 152 puntos.

Turquía no tuvo un buen debut y no consiguió subir ningún peldaño, se quedaron con 3 puntos en la posición 19.

Hora de recordar a Sergio y Estíbaliz

“Sobran las palabras” en Eurovisión 1976

Hasta La Haya se fue el cantautor Braulio con su “Sobran las palabras”.

La canción del rubio canario prometía y parecía gustar a los holandeses. Sin embargo, llegó el momento de las votaciones y el resultado no fue como se esperaba… Conseguimos tan solo 11 puntos que nos dejaron en la posición 16; teniendo en cuenta que participaron 18 países, podría haber sido peor…

¿Quién es Braulio?

Este cantautor es otro de los que posee una larga lista de festivales en los que ha participado; entre los más destacados, Benidorm o Viña del Mar.

Su primer disco salió un año antes de su participación en Eurovisión. Por votación popular lo seleccionaron para viajar hasta La Haya. Allí no cosechó todo el éxito que se esperaba, pero eso no impidió que su carrera musical se consolidara. Primero en España y después en América Latina y Estados Unidos, donde se trasladó a vivir.

En la actualidad  y pese a haber sido el representante español en Eurovisión 1976, para muchos Braulio es un desconocido.

La canción “Sobran las palabras”

La letra y música de la canción del canario resultaban bonitas, pero mucho más con el acompañamiento de la orquesta. Sin embargo, no fueron suficientes para dejar sin palabras al resto de países.

Los destacados

Ganador: Reino Unido, una vez más. Consiguió 164 puntos. ¡Nos sacaron 153 a los españoles! Ahora sí que “Sobran las palabras”.

El otro destacado: Noruega. Su “Mata-hari” no convenció, aunque al menos no quedaron a cero.

¿Has visto antes la actuación de Braulio?

“Enséñame a cantar” en el festival de la canción de Eurovisión 1977

Reino Unido fue el ganador de la edición anterior, por lo tanto a él le correspondía organizar el festival. Londres de nuevo sería testigo de la celebración del festival europeo.

Sin embargo, estos planes estuvieron a punto de truncarse. Una huelga en la BBC hizo que se buscasen alternativas para acoger al festival, por si allí no era posible. Se decidió retrasar la celebración hasta principios de mayo y Londres pudo ser la sede de nuevo.

Túnez pensó en participar, sin embargo, al final decidieron que no. ¿El motivo? La presencia de Israel, con el que no se llevaban demasiado bien.

Micky con su chica del banjo quiere que le enseñen a cantar

A principios de los 60, este chico madrileño ya se movía en el mundo de la música. En un primer momento lo hizo en un grupo llamado “Micky y los Tonys”. Una década más tarde continuaba su carrera en solitario.

En 1977 fue elegido para representar a España en Eurovisión.

Hasta Londres llegó Micky con su alegre canción “Enséñame a cantar”. Con él llevaba a su chica del banjo y otros peculiares acompañantes. Pero a pesar de su eterna sonrisa y su continuo baile, no convenció demasiado y se quedó en una discreta novena posición con 52 puntos.

Los mejores y peores puestos fueron para…

Francia se presentó en el festival de 1977 con un tema llamado “L’oiseau et l’enfant”, para que lo entendamos todos “El pájaro y el niño”. Le sirvió para conseguir 136 puntos y la primera posición.

En el otro extremo, Suecia con su tema “Beatles” solo logró 2 votos.

¿Algo curioso de Micky?

La ropa que llevaba es diseño de Jesús del Pozo.

No te puedes perder las caras de Micky y el resto de representación española, al parecer había alguno que otro más contento de la cuenta…

¡Mira, mira! ¡Fíjate bien en los detalles!

Eurovisión 1978, “Bailemos un vals”

¡Rumbo a París!

Veinte países se dieron cita esta vez para conseguir el título de mejor canción. Solo uno se llevaría tal galardón.

¿Quién sería el ganador? ¡Ahora lo veremos!

Nuestro candidato en el festival de Eurovisión 1978…

El afortunado fue José Vélez, un canario con una voz prodigiosa que llevaba cantando desde niño.

En su adolescencia ya cantaba en salas de su adorada Canarias. Participó en multitud de concursos tanto radiofónicos como de su tierra. Alguno que otro lo ganó. Con 17 años consiguió marchar a Madrid para continuar con su carrera musical.

Siguieron los festivales en los que participaba y llegaron los singles. Unos con más éxito que otros. Curiosamente, algunos temas triunfaron más en Chile, Argentina y otros países de América del Sur que aquí en España.

Llegó la oportunidad de participar en Eurovisión. A pesar de no haber ganado, el tema se tradujo a diversos idiomas y sonó por todo el mundo.

¡Bailemos un vals!

El tema, compuesto por el Dúo Dinámico, era un precioso vals en el que invitaba a bailar con algunas frases en el idioma galo.

Voulez-vous danser avec moi?

¿Quieres que bailemos un vals?

¿Sería para contentar a los anfitriones franceses?

No sabemos si los franceses bailaron o no, lo que sí tenemos claro es que nos mantuvimos, una vez más, en la parte central de la tabla: Décima posición y 65 puntos. Tenemos que destacar que los daneses sí debieron moverse al ritmo del vals porque nos dieron 12 puntos.

Una canción ganadora que sigue sonando

El triunfo fue para Israel por primera vez, que no sería la última, con su tema A-Ba-Ni-Bi. Quizás hayas escuchado la versión que grabó de esta canción El chaval de la peca en 1998.

Nos falta decir que Noruega no consiguió ni un solo punto. “Milla tras milla” se quedó en la última posición.

Una anécdota de la actuación

Ramón Arcusa, más conocido como el alto del Dúo Dinámico, fue quien dirigió la orquesta en la actuación española. Así es que ya sabes, además de cantar, también dirigía.

¡Hora de bailar un vals!

“Su canción” de Eurovisión en 1979

Como buena ganadora del festival anterior, le toca ser la sede de Eurovisión 1979 a Israel.

Hasta Jerusalén se fue Betty Missiego con “Su canción”; compuesta por su marido, Fernando Moreno.

Una antigua canción con un mensaje actual

Esta preciosa melodía tiene un mensaje digno de ser escuchado. Lástima que se quede solo en una canción…

Si todo el mundo quisiera una canción

Que hable de paz, que hable de amor

Sería sencillo podernos reunir

Para vivir con ilusión.

Nos quedamos en un 2º puesto, detrás de Israel que ganó por segundo año consecutivo.

Hay que destacar que la última en votar fue España. En ese momento teníamos 116 puntos y ocupábamos la primera posición; Israel por debajo con 115.

¿Qué hicimos?

Pues darles los 10 puntos que les teníamos asignados.

Se comentó que España lo había hecho para no tener que organizar el festival la siguiente vez.

¿La verdad?

Los puntos se tienen asignados antes de que empiece la ronda de votaciones y no pueden cambiarse según interese a los países.

¿Conocemos a Betty Missiego?

Esta peruana, afincada desde hacía años en España, consiguió llevarnos casi a lo más alto del Olimpo de canciones eurovisivas.

Su carrera artística comenzó en el baile, una lesión la obligó a dejarlo y pasó a la canción. No sabemos cómo le hubiera ido de bailarina, desde luego que de cantante no le fue nada mal.

Cuando participó en Eurovisión, ya tenía una carrera consolidada. Tras el festival, por supuesto que continuó el éxito.

¡Cantemos “Su canción”!

“Quédate esta noche” a ver el festival de 1980

Ya hemos visto que Israel ganó por segundo año consecutivo. Esta vez no fueron ellos quienes organizaron el festival.

¿El motivo que se dio? Que la fecha en la que se iba a celebrar coincidía con la del Holocausto judío.

¿Lo que se rumoreó? Una vez más, los temas económicos.

¿La verdad? No la sabemos pero nos inclinamos más a que fue una cuestión presupuestaria porque en caso contrario se podría haber modificado la fecha, ¿no?

Tras no hacerse cargo Israel de la organización del festival de Eurovisión de 1980, se le ofreció a otros países como Reino Unido y España. También se negaron. Al final se hizo cargo Holanda, que había organizado el festival en 1976.

Los representantes españoles eran “Trigo Limpio”

No, no nos referimos a que los cantantes españoles eran buena gente. Suponemos que sí pero no tenemos el gusto de conocerlos personalmente. ¡Los representantes de nuestro país se llamaban “Trigo Limpio”!

Un trío formado por Carlos Gil, Iñaki de Pablo y Patricia Fernández Goberna. Tenemos que destacar que esta última llevaba poco tiempo en el grupo pues la anterior componente femenina lo abandonó un año antes.

Este grupo folk no llegó a ser demasiado conocido en nuestro país, pese a haber sido representantes de nuestra patria. Por el contrario, al otro lado del charco sí consiguieron gran popularidad; en especial en América Latina y en algunas ciudades del Norte con gran presencia de hispanos.

En 1989 Patricia abandonó el grupo y fue sustituida por Maite Zuazola, la cual tendría una breve carrera en Trigo Limpio pues al año siguiente dejaron de cantar.

La canción de Eurovisión 1980 y su resultado

El sugerente título con el que España estuvo representada en La Haya es “Quédate esta noche”. Una romántica canción compuesta por José Antonio Martín que no consiguió subir de la duodécima posición. Ahí quedamos con 38 puntos.

El atractivo mensaje de la canción dice así:

Duérmete junto a mi esta noche, quédate junto a mi esta noche

Quiéreme mucho a mi esta noche, yo seré para ti esta noche

¿Verdad que es bonito? A nosotros nos parece que se merecía haber escalado algún que otro puesto más.

¿Quién fue el ganador de esta edición? ¿Y el perdedor?

La primera posición de este festival de 1980 fue para Irlanda con la canción “What´s another year?”, (“¿Qué es otro año?”). interpretada por Johnny Logan. Consiguió 143 puntos.

En el extremo opuesto quedó Finlandia con 6 humildes puntos, su “Huilumies” (“Un flautista”) no consiguió que lo siguieran ni los ratones ni el resto de países. 

Algo para recordar

Hemos dicho al principio que Israel renunció a organizar el festival de Eurovisión de 1980, al coincidir con la fecha de conmemoración del Holocausto judío. Por el mismo motivo tampoco participaron en él.

Esta ausencia provocó que Marruecos dijera aquello de “carpe diem” y aprovechara la ocasión para participar. Fue su primera y última vez. No sabemos si es que no le gustó la experiencia o esperaban quedar por encima del puesto 18 (de 19) que consiguieron. 

¡Veamos la romántica actuación de España!

“Y solo tú” eres Eurovisión 1981

Este año sí se celebró en el país ganador de la anterior edición, ¡Irlanda!

Hasta allí viajaron 20 países repletos de canciones en sus maletas. Volvió Israel y de Marruecos ni rastro. Los italianos tampoco se presentaron a esta edición.

¿Algún novato? ¡Chipre! Se estrenó con una sexta posición y unos sugerentes 69 puntos.

José Bacchelli representante de España

El cantante barcelonés con raíces italianas José Bacchelli fue el encargado de viajar a Dublín a representar a nuestra patria.

Llevaba varios años en el mundo de la música y había concursado en el Festival de Benidorm de 1977. No lo ganó pero sí lo dio a conocer y fue su particular “pasaporte a Dublín” cuatro años antes.

Después de su participación en Eurovisión, se fue a hacer las américas donde cosechó grandes éxitos. Además de cantar, también se hizo actor de telenovela. En la grabación de una de ellas conoció a la que sería su esposa y se afincó en Ecuador. Allí continuó con su carrera.

La canción “Y solo tú”

¿Cuántas veces has escuchado esta canción? Nos imaginamos que bastante pocas, algunos hasta habrán dicho que ninguna.

Pues eso, que es una de las grandes desconocidas españolas de Eurovisión y eso que prometía…

A la interpretación le faltó gancho y no consiguió conectar con nuestros amigos europeos.

Nos quedamos en una discreta decimocuarta posición con 38 puntos. Esta vez, tampoco pudo ser.

El afortunado ganador de 1981 fue…

Una vez más, ¡Reino Unido!

En esta ocasión con la canción “Making your mind up” (“Decidirse), de Bucks Fizz. Consiguieron 136 puntos en total. Lo tuvieron bastante complicado puesto que durante toda la votación fueron cambiando los primeros puestos continuamente; al final, tan solo sacaron 4 puntos a los alemanes.

El menos afortunado…

Los noruegos interpretaron “Nunca en la vida” y parece que fue una premonición; nunca en la vida hubieran imaginado quedar los últimos con una puntuación de cero. ¡Ni un triste punto consiguieron los pobres!

La anécdota de este festival

En un momento de la puntuación, el marcador se debió volver loco… o no… y subió 300 puntos a los anfitriones irlandeses. ¡Como para no darse cuenta!

¡Mira a José Bacchelli con su “Y solo tú” a ver qué te parece!

¿Quién va a Eurovisión en 1982? “Él”

Rumbo al Reino Unido, en concreto a Harrogate. Este año, fueron 18 los países que participaron en el festival; a la cita faltaron Francia y Grecia.

¿Por qué no fueron?

Francia porque su televisión consideró que no era interesante para los espectadores. Al año siguiente volvieron, ¿quizás sí apetecía a los franceses verlo?

En el caso de Grecia, sí iban a participar pero dos semanas antes su ministra de cultura consideró que la canción no tenía la calidad adecuada y decidieron no presentarse.

Lucía representa a España

Una guapa y joven sevillana, llamada María Isabel y que era conocida como Lucía, fue la encargada de cantar por nuestra patria. Contaba con 18 añitos recién cumplidos cuando se subió al escenario de Harrogate delante de toda Europa.

Sus primeros pasos en el mundo del artisteo los había dado con aires flamencos pues actuaba en un tablao de su querida Sevilla.

La elección de Lucía como representante se hizo de forma interna. Pero tuvo que enfrentarse a artistas de la talla de Bertín Osborne, ¡y no lo decimos por la altura!

Tras su paso por Eurovisión ha grabado una docena de discos y participado en programas de televisión, en especial en su tierra andaluza.

“Él”, una canción polémica por partida doble

Quizás escuches eso de “Él” y pienses que no sabes cuál es la canción, que es otra de las que no habías oído antes. Casi con total seguridad que sí.

Tararea esto con ritmo de tango:

“Ven,

tengo libre de 8 a 10.

Nos podemos divertir

y tomarnos una copa.

Él es igual que un perro fiel

pero te prefiero a ti…”

¿Verdad que ahora te resulta más familiar?

Esta canción a ritmo de tango fue bastante criticada por dos motivos:

  • El primero: La letra muestra un doble amor de la protagonista, uno con el que se divierte; el otro, el fiel… Lo malo, que se acababa de aprobar la ley del divorcio en nuestro país y la canción se interpretó como un intento de querer normalizar este divorcio.
  • El segundo: El festival se celebró el 24 de abril; el día 2 del mismo mes se había iniciado una guerra entre Reino Unido y Argentina por la posesión de las Malvinas. ¿Y qué tiene que ver España en este “fregado”? Pues que vamos a Reino Unido a cantarles una canción a ritmo de tango argentino… Vaya, que algunos lo interpretaron como que íbamos a provocar… ¿Por qué no se cambió la canción? Porque no daba tiempo, faltaban solo tres semanas.

Y tras tanta polémica quedamos en una décima posición con 52 puntos. ¡Tan contentos después de todo!

Los más destacados de la clasificación

En la parte alta quedó Alemania que fue a poner “Un poco de paz” y parece que le salió bien pues llegó a 162 puntos. Sacó 62 al segundo clasificado: Israel.

En el extremo opuesto, Finlandia con su “Dormir demasiado” que debió dormir a los votantes porque no consiguió ni un solo voto.

A destacar…

Ya hemos hablado que la canción vino con doble polémica. Debido a que podía entenderse como una provocación por parte de Reino Unido, la delegación española estuvo protegida en todo momento. ¡Al final no llegó a más!

¡Lucía y “Él”!

“¿Quién maneja mi barca” para ir al festival de Eurovisión 1983?

A Alemania que nos fuimos, no creo que fuese en barca pero allí que la llevamos. Junto a España, otros 19 países luchando por ser la mejor canción de Eurovisión 1983.

Este año no hubo nuevos visitantes, pero sí la ausencia de Irlanda. Los trabajadores de su televisión habían mantenido una huelga poco tiempo antes y fue imposible la asistencia… eso es lo que dijeron.

Remedios Amaya no fue nuestro remedio

Sevillana de nacimiento, en concreto del barrio de Triana; cuna de grandes artistas. Cuando le propusieron ir a Múnich para representar a España, tenía 21 años y dos discos en el mercado. Sin duda, era toda una promesa flamenca.

Participó en Eurovisión y, consiguió derribar una gran barrera: ¡Ser la primera mujer gitana que participaba!

En 1984 se retiró y en 1997 retomó de nuevo su carrera artística cosechando grandes éxitos.

Una canción con tintes étnicos en Eurovisión

La canción fue una arriesgada apuesta por su aire flamenco. En ese momento, esta expresión cultural no contaba con el reconocimiento internacional del que goza hoy en día. Vamos, ¡que fuimos unos incomprendidos!

El tema sobre el que versaba era el amor, los celos, la pasión… Pero no llegó a levantar pasiones entre los votantes. No nos votó nadie, ¡nadie! Quedamos en la última posición, eso sí, empatados con Turquía.

No era la favorita de Eurovisión, pero las críticas previas de la prensa eran buenas; sin embargo, el resultado no lo fue.

¿El motivo?

¡La mala suerte! A Remedios le tocó bailar descalza pues no tenía unos zapatos a juego con el vestido. Esa es otra… El vestido negro con el que iba a actuar no pudo ponérselo por coincidir con el fondo del escenario; hubo que cambiarlo y se quedó descalza.

El primero fue…

Ya sabemos que España y Turquía quedaron en la barca a la deriva;  en el lado contrario se encontraba Luxemburgo con su canción “Si la vida es un regalo”. Un título precioso para quedar en primera posición.

Curiosidades

¿Te parece poco todo lo que le pasó con el vestido, los zapatos, la actuación descalza? Demasiado aplomo tuvo Remedios en el escenario tras tanto contratiempo.

Turno de montarnos con Remedios en su barca

En 1984 viaja al festival “Lady, lady”

Una vez más, Luxemburgo se convirtió en el anfitrión europeo. Diecinueve países se enfrentaban, musicalmente hablando, por ser la mejor canción europea. ¿Quién sería el encargado de llevar el nombre de España este año? ¿Correríamos mejor suerte que el pasado?

¡Vayamos dando respuesta a las preguntas!

Bravo el grupo (y el resultado)

Tras el fracaso del año anterior, España seleccionó de forma interna al grupo Bravo para que fuese nuestro representante en Eurovisión 1984. Además se rumoreó que los candidatos podían haber sido Olé Olé.

Quizás al leer eso de “Bravo” haya venido a tu mente Nino Bravo, o incluso Los Bravos… El primero ya hacía más de una década que había fallecido; los segundos dejaron los micrófonos a mediados de los setenta. ¡Estos eran otros!

Bravo no tenía que ver ni con uno ni con los otros. Era un grupo surgido en 1982, compuesto por Amaya Saizar, Yolanda Hoyos, Luis Villar y Esteban Santos. El origen fue un intento de Hispavox de imitar el fenómeno ABBA. No les salió del todo mal, pero el recorrido fue bastante corto pues en 1986 ya disolvieron el grupo.

Conozcamos a su “Lady, lady”

Bueno, más que conocer a su “Lady, lady”, vamos a contarte un poco de su historia porque ya la conoces. ¡Seguro! Al menos el estribillo lo has entonado en alguna que otra ocasión.

La letra de la canción es de Amaya, una de las integrantes del grupo y la música corrió a cargo de Miguel Blasco. Cuenta la historia de una señora mayor que espera el regreso de un amor que ya marchó. Una emotiva canción a la altura del festival.

Nuestra “lady, lady, lady se pinta los ojos de azul” y con ellos no dejó indiferente a los demás países. Eso nos reportó la medalla de bronce con 106 puntos.

¿Quién conquistó al público de esta edición? ¿Y quién no?

“And the winner is…” (¡Qué ganas tenía de escribir esto!)

¡Suecia! con 145 puntos. El tema “Diggi-Loo Diggi-Ley” de los hermanos Herrerys. Una alegre y movida canción con la que cantaban y daban unos perfectos pasos los rubios componentes. Sin duda, se metieron al público en el bolsillo de forma merecida.

Los de Austria con su “Tan solo vete” hicieron lo propio tras quedar últimos.

La nota curiosa de esta edición

Hemos dicho que los representantes fueron el grupo Bravo y que una de sus integrantes fue Amaya Saizar. ¿Recuerdas el grupo Trigo Limpio que participó en 1980? Pues Amaya fue integrante de él hasta poco antes de participar en el festival.

Inició una carrera en solitario que duró bastante poco pues le encargaron formar Bravo. Al disolverse siguió en el mundo de la música con diferentes formaciones.

Veamos la actuación de nuestra “señorita”

“La fiesta terminó” en Eurovisión 1985

Rumbo a Gotemburgo voló Paloma San Basilio con su tema “La fiesta terminó”. Un romántico tema compuesto por Juan Carlos Calderón, que además dirigió la orquesta. Seguro que lo has escuchado en más de una ocasión.

Junto a Paloma participaron integrantes de otros 18 países. ¿Quién sería el ganador en esta ocasión y con qué tema? Pronto lo sabremos.

Un poco más de Paloma San Basilio

Cuando la representante española participó en el festival europeo, ya era bastante conocida. Además de en el mundo de la canción, también había trabajado como actriz y presentadora. Llevaba más de una década cosechando éxitos.

Llegó Eurovisión y pasó…

Pero a Paloma no le cortaron las alas, al contrario, siguió volando alto. Y sigue haciéndolo en la actualidad. Su carrera fue un éxito tanto antes como después de representar a España.

“La fiesta terminó”… o no.

En este caso parece que no hubo una gran fiesta tras el festival, al menos no había demasiados motivos. Nuestra canción quedó en la posición 14ª con 36 puntos; de ellos, debemos agradecer a Turquía que nos aportase su mejor 12.

¡Al menos podemos decir que conquistamos a los turcos!

A nosotros nos parece una preciosa canción interpretada por una impresionante voz. Sin duda, debió conseguir mucho más.

Por debajo de nosotros quedaron Chipre, Portugal, Grecia y Bélgica.

¿Quién siguió la fiesta?

Debe ser que los noruegos, con ser vecinos de los suecos sí supieron continuar la fiesta, de hecho decían en su canción “Que haya swing”, ¡y lo hubo!

Consiguieron 123 puntos, con ocho países que les dieron la máxima puntuación. ¡Lo hicieron bien y ganaron por primera vez!

La nota curiosa

En esta edición repetían 13 concursantes, ¡casi nada! Entre israelí ganador de A-ba-ni-bi o los italianos Al-Bano y Romina Power que quedaron en una séptima posición.

El dúo ganador, Bobbysocks, estaba compuesto por dos chicas que también repetían sobre el escenario europeo; una de ellas en 1971 y la otra en 1981. Habían quedado penúltima y segunda, respectivamente.

¿Recordamos la magnífica interpretación de “La fiesta terminó”?

“Valentino” llega a Eurovisión 1986 con Cadillac

Por primera vez toca viajar a Noruega, en concreto a la ciudad de Bergen.

Islandia se anima a participar, en cambio los italianos y griegos no visitaron a los noruegos. Los primeros porque lo decidieron así sin más; los segundos por coincidir el festival con el Sábado Santo de la Iglesia ortodoxa griega.

Cadillac representa a España

¿Te suena Cadillac? No vale que respondas que sí, que es una marca de coche. Ya sabes que estamos hablando de música y no del ruido de un motor, por muy agradable que te parezca.

Volviendo al mundo artístico, este grupo de pop – rock masculino, nació de la movida madrileña en 1978. Sacaron varios discos antes de su paso por Eurovisión, entre los años 1981 y 1986.

La carrera parecía imparable…

Pero al poco tiempo de volver de Eurovisión 1986, paró. Tras diversos cambios en los integrantes y un resultado no todo lo satisfactorio que esperaban, se disolvió.

¿Quién es “Valentino”?

“Valentino” es el título de la canción con que Cadillac se presentó en Noruega. La había compuesto José María Guzmán, uno de los fundadores del grupo, y los arreglos los hizo el maestro Eduardo Leyva, que dirigió la orquesta.

Si hiciésemos una lista con las canciones españolas menos conocidas en Eurovisión, un lugar lo ocuparía “Valentino”.

La actuación no terminó de calar en Europa y tampoco lo hizo después en nuestro país. Quedamos en una décima posición con 51 puntos.

La joven ganadora belga y el perdedor Chipre

En la primera posición quedó Sandra Kim, una jovencita belga que con solo 13 años alcanzó la primera posición. Hasta el primer momento es la ganadora más joven del festival y, salvo que cambie la normativa, así seguirá pues en 1990 se fijó la edad para participar en 16 años.

La canción con que conquistó a los espectadores es “Me encanta vivir”, ¡con esa edad a quién no le encanta vivir!

Y otro que hablaba de la vida fue Chipre con su “Ahora vivo”. Lo hizo por poco tiempo porque quedó en último lugar con 4 puntos. 

Se dice que…

Al parecer, los belgas dijeron que Sandra Kim tenía 16 años en lugar de 13. No sabemos si fue para que aparentase más edad por lo que le pusieron una chaqueta con unas enormes hombreras, unos poco discretos pendientes y el corte de pelo poco típico de una niña…

¿O sería la moda de la época?

“Valentino” y “Me encanta vivir”, ¿cuál te gusta más?

En el festival de 1987 “No estás solo”

Llegó Eurovisión 1987, un festival que no quiso perderse ninguno de los países. Esta vez no hubo excusas de que que no tengo sitio adecuado, me coincide con otro compromiso o la canción no está a la altura.

¡Todos se presentaron en Bruselas!

Y con lo que nos gusta a los españoles un sarao, no íbamos a ser menos. Allí que nos fuimos con Patricia Kraus y el tema “No estás solo”. ¿Solos? ¡Veintidós países con sus correspondientes delegaciones!

Patricia Kraus, ¡ese apellido te suena!

Siendo Alfredo Kraus una magnífica voz de nuestro país, una cantante con su mismo apellido tenía que ser familia suya. ¡Sí! Patricia es su hija.

Desde que era una niña empezó a formarse en el mundo de la música. En un primer momento se centró en la lírica y, poco a poco, fue derivando hacia el pop.

El mismo año que fue a Eurovisión, sacó su primer disco; al que seguirían otros tantos. También ha participado como profesora en alguna edición de Operación Triunfo.

Ya sabemos que las comparaciones son odiosas y por eso no vamos a comparar el éxito de Patricia con el de su padre, Alfredo Kraus…

La canción de Eurovisión 1987

“No estás solo” fue el tema con el que Patricia Kraus se presentó en Bruselas. La letra de la canción era de ella y la parte musical de Rafael Trabucchelli y Rafael Martínez.

Este alegato a la amistad no resultó nada apropiado y tan solo se dio cuenta de nuestra presencia en el festival Grecia; tuvieron el detalle de darnos 10 puntos. ¿Lo mismo les caíamos bien por eso de que nuestra reina era griega?

Pues eso, que nos quedamos en la posición 19 y por detrás de nosotros Austria, Luxemburgo y Turquía.

Podríamos decir que es otra de las canciones eurovisivas que cayeron en el olvido. Pocas veces la hemos vuelto a escuchar como sí ocurre con “Eres tú”, “La, la, la” o incluso “Quién maneja mi barca” (con sus cero puntos).

Y el éxito fue para…

¡Irlanda! Consiguieron nada más y nada menos que 172 puntos. El tema “Hold me now” (“Abrázame ahora”) compuesto e interpretado por Johnny Logan encandiló al público.

Por cierto, ¿no te suena Johnny Logan? Repasa el festival de Eurovisión 1980 a ver si encuentras algo…

¡Exacto! Es el mismo representante. Y no sería la última vez que ganó… ¡Hasta aquí podemos leer! Tendrás que seguir estudiando las canciones de Eurovisión a lo largo de la historia para conocer a qué nos referimos.

¿Algo que destacar?

¡Sííííííí!

El maquillaje, la ropa y el peinado de la intérprete española resultan de lo más destacados. La ropa bastante alejada de lo que podemos considerar un atuendo para ir a Eurovisión; el maquillaje poco favorecedor y la pulsera del brazo desviaba el resto de atención que pudiera quedar; ¿sería un muelle? ¿Un montón de pulseras unidas? ¿Cuánto tiempo tardaría en ponérsela?

En fín, que esa no fue nuestra mejor noche y por pocas y “sí estamos solos”.

¿Estás deseando ver el look y la interpretación de Patricia Kraus?

¿Quién viajó a Eurovisión 1988? “La chica que yo quiero (Made in Spain)”

Una vez más toca viajar a Dublín con nuestras mejores galas a cantar.

España envió al numeroso grupo La Década Prodigiosa. Allí se encontraron con artistas de la talla de Lara Fabian o Céline Dion; por supuesto, mucho menos conocidas que en la actualidad.

¿Conocemos un poco más a la Década Prodigiosa?

Corría el año 1985 cuando se gestó un proyecto que, en un primer momento, iba a ser algo puntual. ¿En qué consistía? En grabar un disco con canciones de los años 60, a modo de popurrís.

Tal fue el éxito conseguido y la repercusión que tuvieron, que se decidió continuar con este grupo pop que continúa en la actualidad.

Desde su nacimiento han sacado más de 20 discos, ¡y los que les quedan!

En cuanto a los integrantes, han sido innumerables los cambios. Para muchos es considerado un fenómeno tipo “Operación Triunfo”, ¿por qué? Pues porque muchos artistas que después tuvieron grandes éxitos en solitario, empezaron cantando allí. Entre ellos Cecilia y Paloma Blanco, Paco Morales o Mikel Herzog.

La chica que yo quiero (Made in Spain)

A la chica “la quisimos” nosotros y algunos de nuestros paisanos europeos, pero no consiguió que todos la quisieran. Quedó con 58 puntos en una décima posición… No estuvo tan mal.

Las críticas tanto en su momento como después van en dos sentidos: Hay a quienes les parece que fue injusto el resultado y que merecíamos más. Pero también otros piensan que la canción era flojita o que no estaba mal, sin embargo la puesta en escena no fue demasiado buena.

A nosotros no nos disgusta la canción pero le faltó un poco de gancho; serían los nervios…

Los mejores y peores del festival de 1988

En el pelotón de cola se quedó Austria con su tema “Lisa, Mona Lisa” que a nadie le pareció una obra maestra: ¡Ni un punto consiguió!

En el otro extremo Suiza, con la magistral interpretación de Céline Dion; su canción “Ne partez pas sans moi” (“No se vaya sin mi”). ¿Cómo se iban a ir sin ella? A la vista está, la magnífica carrera que ha forjado.

La anécdota de este año

El grupo que mandó España era tan numeroso que no pudieron subir todos los integrantes a actuar. Las normas del festival establecían que un máximo de seis miembros. No sabemos cómo se pusieron de acuerdo los cantantes, ¿se lo jugarían a los chinos?

¡Mira la actuación a ver qué opinas tú!

“Nacida para amar” en el festival de 1989

El 6 de mayo de 1989 se dieron cita en Lausana (Suiza), 22 países para ver a Heidi.

¡Que sí, que sí!

Que comenzó el programa con un reportaje en el que una niña mostraba algunos de los encantos de Suiza a los espectadores. ¿Cómo se llamó a esta simpática niña? La Heidi del 89. ¡No podía ser de otra manera!

La representante española: Nina

¿Quién no recuerda su preciosa melena rizada?

Seguro que a Nina la conoces, ya sea por sus canciones, por ser una “chica Un, dos, tres”, por su actuación en el musical “Mamma Mía” o por sus cargos en Operación Triunfo. ¡Casi nada!

Fue descubierta por el músico catalán Xavier Cugat cuando actuaba en el casino de Lloret de Mar y, poco después, propuesta para ir a Eurovisión con su torrente de voz.

A pesar de conseguir un buen resultado en el festival y de sus magníficas cualidades, no terminó de tener el éxito como cantante que merecía. Quizás por eso, comenzó a hacer sus pinitos como actriz, en musicales,… donde sí ha tenido mayor repercusión.

“Nacida para amar”

Juan Carlos Calderón fue el encargado de componer esta preciosa balada romántica con la que nos fuimos a Suiza. Para Juan Carlos no era su primera vez, ya que, entre otros, había compuesto el famosísimo “Eres tú” de Mocedades.

La canción gustó, y gustó mucho. Fue interpretada de forma magistral, ¡hasta la orquesta le aplaudió! Algunos críticos incluso dijeron que tenía demasiada calidad para ser presentada en un festival… De eso se trata, ¿no? De presentar la mejor canción.

¿Y cómo quedamos? En una sexta posición que supo a gloria con 88 puntos. Acostumbrados a no subir del puesto 10, esto fue todo un acontecimiento. ¡Tan contentos, oiga!

¿Quiénes destacaron por arriba y por abajo en Eurovisión 1989?

Esta vez también hubo un cero; fue para Islandia. Su canción “Lo que nadie ve” no fue vista por nadie, porque no le dieron ni un solo punto.

En el extremo opuesto, se situó Yugoslavia con su tema “Rockéame”. A pesar de su triunfo es catalogado como uno de los temas ganadores “más flojitos”.

A modo de curiosidad…

El jurado español estuvo formado por grandes personalidades de nuestro país, entre ellos los más que conocidos Antonio Banderas, Antonio Ozores, Javier Clemente o Pitita Ridruejo.

¿Te apetece recordar la actuación de Nina?

En Eurovisión 1990 se cuela un “Bandido”

Un certamen histórico donde los haya.

Por primera y última vez en la historia, se celebró en Yugoslavia. Dos años después de este certamen, se comenzó a desintegrar en diversos estados como son: Serbia, Montenegro, Macedonia del Norte, Eslovenia, Croacia, Bosnia o Kosovo.

Además era el primer certamen celebrado tras la caída del muro de Berlín. Este hecho hizo que algunos países hicieran alusión en sus temas: Austria con su “No más muros”; Noruega con “La Puerta de Brandemburgo”; Finlandia con “Libre” y Alemania “Vivir libremente”.

La dulce representación española, ¡Azúcar Moreno!

Este dúo formado por las hermanas Toñi y Encarna Salazar fueron las representantes de España en el festival. Por sus venas no corre sangre, sino arte en estado puro. Son hermanas de Los Chunguitos a los que comenzaron haciéndoles los coros. Tras ellas han seguido saliendo más artistas, como Alazán.

Comenzaron como dúo publicando su primer disco en 1984, llamado “Con la miel en los labios”. Su primer gran éxito, la canción “Debajo del Olivo”, llegó en 1988, dos años antes de participar en el festival.

Llegó Eurovisión, actuaron y, podemos decir, que triunfaron.

Desde entonces su carrera siguió cosechando grandes éxitos y lo sigue haciendo.

Un tema “Bandido”

Este pegadizo tema fue compuesto por Raúl Orellana y Jaime Stinus; de la letra se encargó José Luis Abel. Resulta muy curioso que tiene una introducción instrumental de 45 segundos; que resulta una cuarta parte de la duración total de la canción.

¿Y de qué trata? Del desamor, el bandido que roba el corazón y se marcha… 

Nuestro “Bandido”, además de haber robado el corazón a las Azúcar Moreno, también conquistó a algún que otro votante pues nos dieron 96 puntos. Con ellos conseguimos escalar hasta la 5ª posición.

¡Qué buena racha!

Además supieron estar a la altura de un pequeño contratiempo que hubo: la cinta pregrabada comenzó a sonar pero no se abrió el sonido, por lo tanto era complicado que la orquesta y las cantantes hicieran bien su labor. Tras unos eternos segundos cargados de tensión, comenzó a sonar perfectamente..

¿Quién fue el mejor? ¿Y el peor?

Esta vez no hubo ningún cero, Noruega fue la menos valorada pero consiguió 8 puntos. “La puerta de Brandemburgo” no convenció en absoluto.

Destacó Italia, que era la segunda vez que se alzaba con el primer puesto. Sumó 149 puntos con el tema “Insieme: 1992” (“Juntos: 1992”). Su romántico título no es una historia de amor, sino que hace referencia a la unión de los países que se iba a firmar un par de años más tarde en el Tratado de la Unión Europea. ¡Todo un acierto!

El toque curioso

Es posible que esta anécdota ya la hayas conocido porque es bastante popular. Por si acaso andas un poco despistado, aquí te la dejamos:

Hasta Zagreb llegaron las “Azúcar Moreno” con sus vestidos rojos en la maleta. ¿Qué ocurrió con ellas? ¡Que se perdieron! Tuvieron que buscar allí un par de vestidos con los que poder actuar, al final cambiaron el rojo por el negro.

¡Menos mal que a ellas sí les quedaban bien los zapatos con el vestido y no tuvieron que actuar descalzas!

Toca bailar con Azúcar Moreno y “Bandido”

“Bailar pegados” en el festival de 1991

Todos los caminos conducen a Roma y así debió ser porque se dieron cita 22 países para cantar en Eurovisión 1991.

Desde nuestro país también salió un camino…  y por él marchó Sergio Dalma a cantar y bailar muy pegado en la ciudad eterna.

Josep Sergi Capdevila, o mejor dicho, Sergio Dalma

A este magnífico cantante lo conoces sí o sí. Quizás seas uno o una de sus apasionados fans y hasta sepas el número de pie que calza. Por si no lo eres, vamos a dar unas breves pinceladas sobre su carrera. ¡No, la talla de zapatos no nos interesa!

Este cantante nacido en Sabadell comenzó en el mundo de la música a principios de los 80. Ya en el año 1983 actuó en TVE por primera vez, aunque bajo el nombre de Axel.

En 1989 sacó su primer disco “Esa chica es mía”. Tuvo un gran éxito dentro y fuera de nuestras fronteras, tanto que llegó a ser disco de platino. A partir de ahí comenzó a escalar su fama internacional.

En 1991 sacó su segundo disco “Sintiéndonos la piel”, al cual pertenece el tema elegido para ir a Eurovisión.

Desde entonces, ¡ha sido imparable!

El tema que nos hizo bailar

“Bailar pegados” es el romántico tema que eligió TVE para que fuese la imagen musical de España en 1991. Una preciosa balada de Julio Seijas y Luis Gómez Escolar.

Casi todos los países de Europa bailaron al ritmo de nuestra música y nos votaron; todos menos daneses e italianos. El resto nos aportaron un total de 119 puntos que nos llevaron hasta la 4ª posición. 

Nuestra buena racha sigue… Si recuerdas en 1989 quedamos sextos; en 1990, quintos y este 1991, cuartos. ¿Continuaremos escalando posiciones? En Eurovisión 1992 lo veremos.

Los más y menos valorados

El cero y, por lo tanto, la última posición es… ¡Para Austria! Su tema “Venecia bajo la lluvia” suena muy bien pero debió mojarse más de la cuenta y se hundió.

Lo que resulta muy curioso es que la primera posición fue para el tema “Atrapada en una tormenta huracanada” de la cantante sueca Carola. Parece ser que la tormenta resultó menos intensa que la lluvia veneciana.

La nota curiosa

El festival se iba a celebrar en San Remo, conocidísima ciudad por su festival de la canción. Unos días antes de la fecha en que se iba a realizar, tuvieron que cambiar la ubicación a Roma, ¿el motivo? Las tensiones en la vecina Yugoslavia y la Guerra del Golfo requerían una ciudad con mayor seguridad como Roma.

Llegó el momento romántico de recordar nuestro “Bailar pegados”

“Todo esto es la música” de Eurovisión 1992

1992, un gran año para España. Se celebran los Juegos Olímpicos en Barcelona, la Exposición Universal en Sevilla y…

¿También tuvimos éxito en Eurovisión?

¡Pues no demasiado! Tuvimos nuestros tres años de ascenso en la clasificación general y volvimos a caer; después veremos si en picado.

El intérprete “todoterreno” español

Serafín Zubiri fue el encargado de llevar por bandera el nombre de nuestra patria. Este cantante, presentador, deportista, actor, pianista… nació en la localidad navarra de Zubiri a la que le debe su apellido artístico.

Es todo un ejemplo de superación en la vida, puesto que nació invidente y no le ha supuesto ninguna limitación. Ha conseguido destacar en todo lo que se ha propuesto.

Empezó cantando en un grupo con 17 años y más tarde inició su carrera en solitario. Su primer disco vio la luz en 1987, a este le siguieron otro en 1988, en 1991 y 1992. Este último es el que contiene el tema “Todo esto es la música”, el elegido para representar a España en el festival de Eurovisión de 1992.

Después de su internacional actuación, siguió destacando tanto en el mundo de la música como en todas las otras disciplinas que hemos mencionado. Sin duda, ¡todo un ejemplo a seguir!

“Todo esto es la música” y poco más

Esta romántica balada fue escrita por Luis Miguélez y Alfredo Valbuena. En ella le canta a un amor al que compara con la música.

Serafín, además de cantar, tocaba el piano en directo. Algo que muchos catalogaron de extremadamente arriesgado.

En Europa no terminaron de entender nuestra canción, la cual quedó relegada a un decimocuarto puesto con 37 puntos.

¿Merecía más “Todo esto es la música”? ¿Menos? Para gustos, los colores.

Los acostumbrados ganadores y perdedores

El país ganador, una vez más, fue Irlanda. Con la canción “Why me?” (¿Por qué yo?) interpretada por Linda Martin y compuesta por Johnny Logan. ¿Te suena este chico de algo? Ya ha cosechado varios éxitos en Eurovisión.

El menos votado también repitió: Finlandia. Uno de los países que más veces ha estado a la cola. En esta ocasión salió del cero, aunque fuese por cuatro tristes puntos.

La actuación española en Eurovisión 1992

Al festival de 1993 viajaron “Hombres”

Llegó Eurovisión 1993 cargado de novedades.

La primera de ellas, el lugar de celebración: Normalmente se solía realizar el festival en grandes ciudades, que eran las que contaban con infraestructuras apropiadas para acogerlo. En este caso se hizo en el Green Glens Arena, un centro ecuestre cubierto de Millstreet (Irlanda). Esta pequeña localidad tenía tan solo 1500 habitantes.

Otra novedad fue que se apuntaron a ir “el ciento y la madre”. Con la disolución de Yugoslavia surgieron 7 nuevos países que querían participar, en total serían 30. Los organizadores debieron pensar que se les iba a ir de las manos y limitaron a 25 el número de concursantes.

Los 23 que asistieron al festival del año anterior tenían su participación asegurada. Las otras dos plazas había que ganárselas. ¿Cómo? En una fase previa celebrada en Eslovenia.

Eva Santamaría nuestra representante en el Green Glens Arena

Gaditana, del Puerto de Santa María para más señas. Por cierto, ¡qué casualidad que se apellide Santamaría y parte del nombre de su pueblo! Pues no, no es una coincidencia; ella se llama Eva María Delgado Macías, el otro es su nombre artístico. Igual que en el caso de Serafín Zubiri.

Esta gaditana ya había hecho sus pinitos en el mundo de la música, aunque con un estilo más coplero. Entre otros programas de televisión, estuvo en Gente Joven de TVE donde quedó en primer lugar.

También contaba ya con cuatro discos en el mercado cuando fue a Eurovisión. El tema escogido fue “Hombres” que pertenecía a “A buen puerto”, su último disco.

Tras el festival, se enfocó en el mundo de la copla y en el del teatro. Su carrera como cantante pop quedó a un lado.

¿Todos los “Hombres” son iguales?

Para algunos críticos es una de las canciones con la letra más polémica que nos ha representado en Eurovisión.

El motivo es bastante sencillo, deja a los hombres a la altura del betún en más de la mitad de las estrofas. Entre otras lindezas dice de ellos que son: egoístas, machistas, desagradecidos, malcriados… Para arreglarlo, al final dice que no se puede vivir sin ellos. ¡A buenas horas, mangas verdes!

Esta peculiar letra resultó muy divertida para unos y ofensiva para otros.

Dejando la letra a un lado, la actuación española no sabemos muy bien cómo calificarla…

¿Extraña?

Puede… Parecía que a los bailarines les habían dado cuerda, el dúo que hacía los coros también hacía un raro papel, la voz con la orquesta no terminaba de quedar bien…

¡Vaya! Que podemos decir que el resultado no estuvo mal, visto lo visto.

Quedamos en el puesto 11 con 58 puntos. ¡Por encima de la media! Recordamos que esta vez hubo 25 países.

Y el resto de países…

Como se suele decir, “hubo de todo como en botica”. De lo mejorcito fue otra vez Irlanda, con su tema “In your eyes”, al que votaron todos los países restantes.

 A los que no le fue nada bien es a Bélgica, su tema “Alguien como tú” no le dio más de 3 puntos. Los israelíes tampoco quedaron para tirar cohetes, consiguieron 4 puntos.

¿Verdad que estás deseando ver la actuación española?

“Ella no es ella” en Eurovisión 1994

Este año fue bastante movidito en cuanto a participantes eurovisivos se refiere. Hubo siete nuevos países que viajaron a Dublín. Y para que estos tuvieran sus tres minutos de gloria, otros siete dejaron de tenerlos.

Los que este año no tuvieron su particular “pasaporte a Dublín” fueron: Bélgica, Eslovenia, Dinamarca, Israel, Luxemburgo, Turquía e Italia. Los seis primeros por haber obtenido en el anterior certamen las peores posiciones; Italia rechazó participar esta vez.

Por el contrario, inauguraron su viaje turístico a Eurovisión: Estonia, Hungría, Lituania, Polonia, Rumanía, Rusia y Eslovaquia. ¿Se alzaría alguno con el título de ganador? Después lo veremos.

¿Quién es Alejandro Abad?

El representante español y compositor de la canción es el productor y cantautor, nacido en Chile, Alejandro Abad.

Este chileno ya había conseguido varios éxitos en el mundo de la música y grabado varios discos. Sin embargo, su mayor triunfo hasta ese momento no fue como cantante, sino como compositor. Por ejemplo, en el festival de la OTI de 1993, Ana Reverte ganó con su tema “Enamorarse”.

Desde el regreso de Eurovisión 1994, sus composiciones han conseguido grandes éxitos, pero en la voz de otros. Ha creado canciones para infinidad de cantantes de la talla de Luis Miguel, Dyango, Pastora Soler, David Civera y un largo etcétera.

El confuso título de “Ella no es ella”

El título de la canción con la que participamos ya genera dudas, ¿era ella o no lo era? Cuando la escuches, juzga tú mismo.

Este tema no terminó de recibir buenas críticas ni dentro ni fuera de España. No se terminó de entender y resultó aburrido, tanto la canción como la actuación. ¡Hasta el vestuario de Alejandro resultó soso!

Prometía… pero este año la canción española en Eurovisión se quedó en promesa. Ella, no fue ella.

Quedamos en la posición 18 con 17 puntos; algunos dicen que demasiado conseguimos.

Los más y menos valorados

Irlanda había ganado las dos últimas ediciones y dicen que “no hay dos sin tres”, ¿quién ganó?

¡Irlanda!

Una vez más se hicieron con el número uno, llegaron a los 226 puntos con su tema “Rock ´n´roll kids”. Le sacaron nada más y nada menos que 60 puntos a Polonia, segundo clasificado, y casi 100 al tercero. En esta ocasión no estuvo nada reñido.

En el lado contrario, Lituania. No tuvieron un buen debut artístico. Su tema “Canción de cuna para mi amada” debió dormir a los votantes pues no consiguió ningún punto.

Un dato curioso

En el ensayo general, Polonia cantó parte de la canción en inglés. Esto que hoy en día nos parece anecdótico, estuvo a punto de costarles la no participación en el certamen. ¿El motivo? Porque en esos años, la canción debía ser interpretada en uno de los idiomas oficiales del país intérprete.

De no participar, ¡hubiesen perdido esa magnífica segunda posición!

¡A ver qué te parece nuestra participación en el festival de 1994!

“Vuelve conmigo” al festival de 1995

Por tercer año consecutivo toca viajar a Irlanda. No sabemos si esta circunstancia fue la que inspiró al autor de la canción de Eurovisión española, para que le pusiese por título “Vuelve conmigo”. Pues, ¡allá que volvimos!

En esta edición fueron 23 los países que se reunieron en la fiesta de la canción. Italia tampoco participó esta vez, ¿el motivo? Se rumorea que los italianos no tenían demasiado interés en el festival. Y tampoco lo tuvieron hasta 2010, año en que se reconciliaron con Eurovisión.

La representación de España: Anabel Conde

Una jovencita malagueña fue la española elegida para cantar en Dublín. Su nombre artístico: Anabel Conde.

Con un torrente de voz impresionante merecía una oportunidad. ¡Y llegó! Antes de su paso por Eurovisión no era conocida, había grabado alguna que otra maqueta pero poco más. Cuando se enteró que era la seleccionada para ir al festival, sintió una mezcla de sentimientos, por una parte la ilusión de representar a España, por otro, pesaban los malos resultados que año tras año acumulábamos…

¡Pero había que intentarlo!

Rompió con la mala racha que llevaba nuestro país. Todo parecía favorable para ella. Sin embargo, no tuvo la exitosa carrera que merecía; no sabemos si fue una cuestión de suerte o que no estuvo bien acompañada profesionalmente.

“Vuelve conmigo”, un tema que enamora

Anabel llegó a Irlanda con un equipaje muy especial, su canción “Vuelve conmigo” compuesta por José María Purón. Es un romántico tema en el que se trata el desamor y toda una proposición para volver.

La interpretación en el festival fue impresionante. Antes de esto, cuando algunos críticos escucharon la maqueta, pensaron que Anabel iba a ser incapaz de recrear en directo la interpretación. Pero lo hizo… ¡y muy bien!

Llamó la atención, entró como una de las favoritas en Eurovisión 1995 y se hizo un hueco en la parte alta del escalafón. España consiguió quedar en una estupenda 2ª posición con 119 puntos. Hacía dieciséis años que no conseguíamos un resultado tan bueno. Aún así, mereció más.

Los destacados del festival

Ya hemos visto que el segundo puesto fue nuestro, pero ¿quién nos arrebató el triunfo? Noruega, con su tema “Nocturne” consiguió 148 puntos.

Destacando, pero en otro sentido, quedó Alemania. Estrenó su marcador con un puntito que le dio Malta, algo es algo.

A modo de cotilleo

Se dijo  que la canción de Noruega era un plagio de una popular canción de allí, por lo tanto podría haber sido descalificada… Y España convertirse en ganadora. Sin embargo, nadie reclamó… Raro, raro.

¿Recordamos a Anabel Conde y su “pedazo” de interpretación?

“¡Ay, qué deseo!” de conocer Eurovisión 1996

Año 1996 y tocaba viajar a Oslo para conseguir el mejor puesto del festival, en lo que a música se refiere.

Como ya hemos comentado antes, con la división de Yugoslavia se llegó a tener 30 candidatos para participar. Se empezó haciendo de la siguiente manera: Los que quedaran en las posiciones 1 a 19, pasaban directamente. En cambio, las 6 vacantes siguientes se cubrían participando en una fase previa. En ella cantaban todos los aspirantes que no se hubieran clasificado, por mala posición o no concursar.

Este año, sin embargo, cambiaron las reglas del juego; el único que tuvo pasaporte directo fue el anfitrión.

¡No hubiera quedado nada bien que Noruega organizase la fiesta y no poder participar!

El resto de países tuvieron que competir para conseguir su plaza. Para ello, enviaron sus cintas grabadas que fueron examinadas por los jurados. Y de ahí eligieron a los participantes.

Esta forma de selección no estuvo exenta de polémica: Se hizo a puerta cerrada y no se hicieron públicas las valoraciones. Algún que otro país se quejó por el resultado…

Antonio Carbonell pone voz a España

En este certamen de 1996, la representación española corrió a cargo de Antonio Carbonell. Un cantante flamenco al que corre puro arte por sus venas. Entre sus familiares se encuentran cantautores, bailaores o guitarristas como los Ketama, Estrella Morente, Montoyita, etc.

Cuando fue al festival de Eurovisión, llevaba varios años en el mundo del espectáculo y había grabado su primer disco.

Posteriormente ha realizado algún que otro trabajo más en solitario, así como colaboraciones con otros grandes artistas.

La canción ¡Ay, qué deseo! no fue demasiado deseada

Este tema con aires flamencos fue compuesto por Ketama, sin embargo, no tuvo el gancho que suelen tener sus canciones. Europa no deseó el estilo de nuestra canción y quedamos en una discretísima posición nº 20 con 17 puntos.

La puesta en escena tampoco ayudó, las dos chicas que hacían los coros no parecían ponerle demasiadas ganas.

Y entre unas cosas y otras, “¡Ay, qué deseo!” quedó como una de las actuaciones que tardan poco en caer en el olvido.

Los más y menos deseados del festival

Adivinanza: Un país que ha ganado alguna que otra edición en los últimos años…

¡Sí!

Irlanda otra vez. Y no podemos decir que fue una victoria ajustada, al contrario; sacaron 162 puntos, Noruega que fue la segunda consiguió 114.

El país que menos deseos generó fue Finlandia con 9 puntos; entre sus 9 y nuestros 17 no hay tanta diferencia…

Como curiosidad

Grecia nos dio sus preciados seis puntos. ¿Y qué tiene esto de especial? Que es uno de los países que no nos suele abandonar ni en los peores momentos. Cuando no nos vota ni Grecia es que la “cosa está muy mal”.

¿Deseas ver la actuación de Antonio Carbonell?

Viajamos al festival de 1997 “Sin rencor”

Una vez más tocaba regresar a Dublín. Los irlandeses ya eran todo unos expertos en organizar el festival de Eurovisión.

Como hemos visto en 1996, muchos países quedaron descontentos con el sistema de selección de los participantes. Se buscó una alternativa. ¿En qué consistió? En que los países que tuviesen la puntuación media más baja de los 5 últimos años no participarían ese año.

Marcos Llunas rumbo a Eurovisión

Desde que nació, Marcos Llunas vivió la música muy de cerca, su padre es el famoso cantante Dyango.

En 1989 comenzó su carrera musical. Grabó varios discos y hasta ganó el festival de la OTI con su canción “Eres mi debilidad”.

Tras su paso por Eurovisión ha seguido inmerso en el mundo de la canción. Además de continuar grabando discos y colaborar con grandes artistas, ha participado como jurado en Operación Triunfo y Lluvia de Estrellas. Sin embargo, pensamos que no ha sido reconocido todo lo que debía.

Nuestra canción “Sin rencor”

No sabemos lo que Marcos Llunas quiso transmitir al poner el título de la canción. Quizás quería dar un mensaje de que no había que tener rencor hacia quienes no nos votasen… Bromas aparte, es un romántico tema de amor, o más bien, de desamor digno de ser escuchado.

La actuación fue espectacular, no porque tuviera una gran cantidad de efectos especiales. A Marcos no le hacían falta. Su voz era un arma más que suficiente para encandilar al público. ¡Y lo encandiló! Al menos parcialmente.

Consiguió 96 merecidos puntos que lo alzaron a la sexta posición. Por supuesto que pudo ser mejor pero conociendo nuestra trayectoria, ¡tan contentos! Y “sin rencor”.

Los números 1 y 25 fueron para…

El último de la fila, no el grupo sino el peor clasificado de Eurovisión 1997, fue Noruega.

Si dos años antes habían disfrutado de lo más alto, esta vez, tocaba estar en lo más bajo. Además, de la peor forma que se puede estar… Con un “rosquito”. El tema “San Francisco” no gustó nada a nadie, o al menos no lo demostraron.

¿Y quién cogió el testigo de ganador? Reino Unido, que sacó 70 puntos a Irlanda, segundo clasificado; llegó a los 227. La canción llamada “Love shine a light” (“Amor, haz que brille una luz”) los hizo brillar pero bien.

¿Ponemos un toque de humor?

Ya hemos dicho que Marcos Llunas estuvo espectacular, sin embargo hay algo que no nos convence: ¡su traje!

Nos da la impresión de que le está un “poquito” grande. No sabemos el motivo, si tuvo que ponerse lo primero que pilló porque el que tenía previsto perdió, como a las Azúcar Moreno, o si coincidía con el escenario, como Remedios Amaya.

¡Al menos él no actuó descalzo!

El momento musical recordando a Marcos Llunas en Eurovisión

En Eurovisión 1998, “¿Qué voy a hacer sin ti?”

Volvemos a Reino Unido tras unos años de turismo por otros países, le  toca a la ciudad de Birmingham. De nuevo 25 países. Entre ellos se estrenaba Macedonia como participante.

Un certamen que pasaría a la historia, sobre todo, por algunos datos del ganador o ganadora…

¿Estás intrigado? Si no eres capaz de hacer memoria, tendrás que esperar para desvelar el misterio.

Mikel Herzog y su experiencia eurovisiva

Este cantante y compositor español se inició en el mundo de la música a principios de los años 80. En un primer momento participó en distintos grupos como la conocida Orquesta Alcatraz o algunos de nuestros anteriores representantes en Eurovisión: Cadillac y La Década Prodigiosa. Mikel Herzog no llegó a participar con ellos al no coincidir en el tiempo.

Más tarde inició su carrera en solitario. Sacó varios discos y con el conocido tema “La magia del amor” participó en el Festival de Benidorm, consiguiendo un 2º puesto más que merecido.

Llegó Eurovisión… y pasó…

Tras el festival siguió con la carrera en solitario. Entonces llegó el fenómeno Operación Triunfo con el que estuvo vinculado compartiendo su amplia trayectoria.

¿Te parece poco? Pues además de colaborar con distintos artistas, ha compuesto multitud de canciones tanto para él como para otros; una de las más conocidas es “El tractor amarillo”.

“¿Qué voy a hacer sin ti?” no se echó de menos

La canción fue compuesta por el mismo Mikel Herzog.

Otra romántica balada que canta al amor, quizás ese fue el problema… Que este tipo de temas ya estaban demasiado desgastados y España llevaba en su maleta más de lo mismo. La canción en sí es un tema muy bonito; la interpretación bastante correcta. Por poner un pero, el coro es demasiado numeroso. Hubiese transmitido más mostrándose solo o, como máximo, con un par de personas.

En la clasificación no quedamos mal del todo, pero tampoco podemos decir que quedáramos bien… Una discreta decimosexta posición con 21 puntos.

“¿Qué voy a hacer sin ti?” mereció más, al menos escalar unos cuantos puestos en la tabla y quedar dentro del “top ten”.

Los que destacaron para bien y para mal

La peor parada de esta edición de 1998 fue Suiza, que no llegó a estrenar su marcador. El tema elegido “Lass ihn” (“Déjale”) pareció una premonición, lo dejaron ir sin un triste voto.

Llega el momento de recordar lo más destacado de este festival: el país ganador fue Israel. ¿Y qué tiene de especial que este país ganase por tercera vez en la historia? Que lo hizo una cantante transexual: Dana International. Era la primera vez en la historia de Eurovisión que un cantante sometido a cambio de sexo participaba, y encima, ganó. Para más inri, representaba a un país como Israel en el que no estaba bien visto por algunos sectores muy radicales.

Dejando a un lado la anécdota y la polémica hay que reconocer que la canción lo merecía. Diva es una pegadiza canción de esas que se te mete el ritmo y no paras de tararear.

Turno de la actuación de Mikel Herzog

“No quiero escuchar” el festival de Eurovisión 1999

Tras el éxito de Dana International en 1998 era la hora de viajar a Jerusalén.

Si ya vimos que el hecho de que ganara estuvo lleno de polémica en su país por ser transexual, la celebración del certamen no estuvo exenta. Los judíos ultraortodoxos no eran partidarios de que se organizara el certamen en Israel. Presionaron para evitarlo. Sin embargo, el gobierno decidió finalmente apoyar la realización.

¡Era una oportunidad que no podían dejar escapar!

Este año se redujo el número de países a 23 y se decidió que los cuatro mayores participantes de la Unión Europea de Radiodifusión tuvieran su plaza asegurada para participar. ¿Cuáles eran estos afortunados países? España, Francia, Reino Unido y Alemania. ¡Una buena noticia para nuestro país!

Lydia representa a España

Antes de ir a Eurovisión, esta jovencita ya había conseguido un disco de platino y otro de oro, respectivamente, con su primer y segundo álbum. La carrera prometía.

Llegó 1999 y con él su participación en el festival. Lydia marchó a Israel, cantó y la experiencia pasó con más pena que gloria.

Sin embargo, su carrera musical continuó; tanto en solitario como formando parte del grupo Presuntos Implicados. Además ha participado en recopilatorios, musicales y colaborado con otros artistas.

¿Un título premonitorio?… “No quiero escuchar”

Esta canción fue compuesta por Adolfo Carmona, Carlos López, Alejandro Piqueras y Fernando Rodríguez. Este último, hermano de Lydia. Al parecer no fue la única canción que propusieron para el festival y tampoco era la favorita. Sin embargo, TVE la eligió… Muy buen ojo no es que tuvieran, la verdad.

No sabemos si fue el título del tema, la puesta en escena o el multicolor vestido de la cantante, que contrastaba con el luto riguroso del coro. Lo cierto es que no conseguimos que el resto de países quisieran escuchar nuestra canción. Un punto. Un triste punto que nos dieron nuestros amigos los croatas. ¡Gracias Croacia por sacarnos del cero!

Y como no podía ser menos, quedamos los últimos…

Y el mejor fue…

La cantante sueca, Charlotte Nilsson, pidió al resto “Llévame a tu cielo”: Y la que fue al cielo, fue ella. Se alzó a lo más alto de la tabla con 163 puntos.

La anécdota de este año

Ya hemos visto que el colorido vestido de Lydia no le hizo justicia a la actuación. Hoy en día nos parece bastante más normal, pero en 1999 no tenía mucho que ver con lo que se esperaba para un vestido de Eurovisión.

Tanto fue lo que llamó la atención que consiguió un premio… ¡Pero al peor vestido de la edición! Al menos nos trajimos algo para casa…

¿Deseando recordar a Lydia con su vestido arco iris?

“Colgado de un sueño”: Ir a Eurovisión 2000

Llegó el año 2000, un año muy enigmático para todos los que lo vivimos. Desde aquellos rumores de que se acababa el mundo al cambio de milenio… Todo estaba lleno de una magia especial.

Eurovisión no iba a ser menos y se fue adaptando a los nuevos tiempos: El festival se retransmite por Internet por primera vez. Algo que hoy es tan habitual, entonces fue todo un evento.

En esta ocasión fueron 24 los participantes que viajaron a Suecia.

Serafín Zubiri repite participación

Por segunda vez, nos representa Serafín Zubiri y de nuevo rumbo a Suecia.

Esta vez fue seleccionado en el concurso Eurocanción 2000 que organizó TVE. A este programa se presentaron cantantes de la talla de Anabel Conde, Alazán o Raúl; sin embargo Serafín quedó en la primera posición con “Colgado de un sueño”.

Nuestro tema quedó “Colgado de un sueño”

El tema prometía. Compuesto por José María Purón, el autor de la canción de Anabel Conde que nos llevó a una 2ª posición. La magnífica voz de Serafín Zubiri. Sin embargo, nuestro gozo en un pozo; quedamos en eso, en un sueño.

Conseguimos que nos dieran 18 puntitos que nos llevaron a la posición 18. Sinceramente, merecimos algo más.

¿Quiénes ganaron y perdieron?

En la parte de arriba del escalafón se colocaron los daneses Olsen Brothers. Su tema “Fly on the wings of love” (“Vuela sobre las alas del amor”), les hizo volar a lo más alto. Sacaron 40 puntos al 2º clasificado, Rusia, así es que esta vez no podemos decir que estuviera ajustada la victoria.

Los que volaron más bajo fueron los belgas. Dos tristes puntos que les dio Macedonia, ¡al menos salieron del cero!

La anécdota de este año

Por parte de Israel participó un grupo llamado Ping-Pong, conocido por sus actuaciones en pro de la paz. Al finalizar su actuación desplegaron las banderas de Siria e Israel al grito de “¡peace, peace!”.

¡Veamos la segunda actuación eurovisiva de Serafín Zubiri!

“Dile que la quiero” en Eurovisión 2001

Una nueva edición del festival. ¿Quién sería el afortunado en viajar a Copenhague maleta en mano?

Para seleccionar a nuestro representante, se organizó por segundo año consecutivo Eurocanción. En esta ocasión se presentaron artistas tan conocidos como Locomía, Frank Bravo, Sonia y Selena, Luna o David Civera. Este último fue el ganador. Las votaciones se hicieron tanto a través de jurado como de televoto.

El antes y el después de David Civera

Cuando David se presentó al festival, ya había hecho algún que otro pinito en el mundo musical.

Su primera aparición en la gran pantalla fue en el programa Lluvia de Estrellas, donde imitó a Enrique Iglesias. Tras esta participación sacó dos discos y uno de los temas del segundo fue el elegido para representar a España en Eurovisión 2001.

Tras el festival europeo siguieron otros discos y multitud de participaciones en tv, series, colaboración con otros artistas…

Un poquito de “Dile que la quiero”

Esta canción fue compuesta por Alejandro Abad. ¡Sí, el que nos representó en 1994! Un pegadizo y marchoso tema que puso a bailar a media Europa.

Un imparable David dio todo sobre el escenario, tanto con la voz como con los pies. Su magnífica actuación lo llevó hasta la sexta posición con 76 puntos. La mejor posición desde entonces y hasta… ¿quién sabe?

Fue un temazo en Eurovisión y fuera de ella; y lo sigue siendo en nuestros días. Sin duda, consiguió romper con el estilo de balada que solía llevar España.

Los más destacados

Empecemos por el final. En esta ocasión no hubo uno, sino dos grandes perdedores: Islandia y Noruega con 3 puntitos cada uno. Ni “Ángel” ni “Por mi cuenta” convencieron a los votantes.

En el “number one” quedó Estonia. La canción “Todo el mundo” consiguió convencer a todo el mundo, bueno menos a los portugueses que no le dieron nada. Llegó a 198 votos.

A modo de curiosidad

Era la primera vez que un país de la antigua URSS ganaba el festival de Eurovisión.

A mover el cuerpo con David Civera

En el festival de 2002 “Europe’s living a celebration”

Primera vez que Eurovisión viaja a Estonia, en concreto a Tallin.

A pesar de ser ganadores el año anterior, no estaba demasiado claro que se celebrase allí el festival.

¿El motivo? Económico, no podía ser de otra manera. La televisión encargada de organizarlo no contaba con demasiado presupuesto y tuvo que pedir ayuda al gobierno para poder asumir la retransmisión. Además contó con la solidaria ayuda de Suecia y Finlandia que le prestaron material para que se llevase a cabo. ¡Todo un ejemplo!

Rosa de España rumbo a Estonia

Tras dos años de celebrar Eurocanción, TVE decidió organizar otro programa concurso en el que seleccionar al posible candidato a Eurovisión.

¡Seguro que lo conoces!

Es Operación Triunfo. Aquel programa supuso toda una revolución en la parrilla televisiva. Los concursantes interpretaban semana tras semana las canciones asignadas en directo y después se sometían a la valoración de un jurado.

Esta primera edición fue la que lanzó al estrellato a grandes artistas de los que hay hoy en día, como David Bustamante, David Bisbal, Chenoa y la mismísima Rosa, la ganadora.

Antes de participar en OT, Rosa había actuado en todo tipo de fiestas populares, eventos locales y allá donde la llamaban en su Granada natal. Formó parte de distintas orquestas e incluso tuvo un dúo con uno de sus hermanos.

OT fue su lanzamiento a la fama y desde entonces ha seguido obteniendo grandes éxitos con sus discos y ha participado en un sinfín de programas.

“Europe’s living a celebration”, ¿fue una fiesta?

El tema compuesto por Toni Ten y Xasqui Ten supuso toda una revolución, al menos en lo que a audiencias se refiere. Un 80% de los espectadores españoles vieron aquella magnífica actuación.

Las expectativas eran muy altas y la representación española no defraudó.

¡O sí!

La séptima posición no resultó suficiente y queríamos más de los 81 puntos. Aunque como cada año hubo división de opiniones, la mayoría quedó encantada con la canción y la actuación. La situaban entre los primeros puestos del escalafón… pero hubo que conformarse.

¿Quién nos iba a decir que ese séptimo puesto sería lo mejor que íbamos a ver en muchos años?

Los que más celebraron la fiesta europea… y los que no

Letonia con su tema “I wanna” (“Quiero”) se llevó el primer puesto. Resultó toda una sorpresa pues no figuraban entre los favoritos de Eurovisión 2002 como Suecia o Reino Unido. Pero ganó.

Los que no disfrutaron de la fiesta son los daneses con “Tell me who you are” (“Dime quién eres”). Con sus 7 puntos fueron los menos reconocidos de Europa.

¡Recordemos la actuación de Eurovisión 2002!

“Dime” cómo fue Eurovisión 2003

Si el año anterior fuimos a Estonia, esta vez toca hacer turismo por la vecina Letonia.

También era un país reciente y con bajo presupuesto, por lo tanto necesitaba ayuda para poder sacar adelante el festival. Al igual que ocurrió en 2002, Suecia brindó su ayuda y como si de una cadena de favores se tratase, Estonia hizo lo propio.

Fueron 26 los participantes de esta edición. En ella se decidió que a partir del año siguiente, los primeros 10 clasificados pasaran de forma automática a la siguiente final; además, de los cuatro países: Reino Unido, España, Francia y España.

Beth: de OT a Eurovisión

Ya vimos en 2002 que TVE introdujo el concurso Operación Triunfo para seleccionar al representante de España en el festival.

En esta edición de 2003 la ganadora fue Beth, una chica barcelonesa con ganas de triunfar en el mundo de la canción. En OT quedó tercera pero en la selección para ir al festival se alzó como ganadora.

Desde entonces, además de continuar con su carrera musical, también ha trabajado en el teatro y la televisión, sobre todo en TV3.

“Dime” la canción elegida para representarnos

La canción fue compuesta por Amaya Martínez y Jesús María Pérez.

Según cuenta Beth, de los tres temas que se propusieron, este es el que menos le gustaba y con el que menos se identificaba. Pensaría aquello de “el roce hace el cariño”… pero pasó el tiempo y su sentimiento siguió siendo el mismo por la canción. A pesar de todo, fue la que mayor éxito le reportó en su carrera musical.

El comienzo de la canción fue espectacular, la puesta en escena estuvo bastante bien… Entonces, ¿qué falló para que no subiéramos de un octavo puesto?

En este caso, como en cualquier actuación, también hay disparidad de opiniones; la más común, que se desafinó en alguna que otra ocasión. 

Por cierto, conseguimos 81 puntos y Portugal e Israel nos dieron sus 12 puntos.

Los que más y menos gustaron

Turquía conquistó al público la primera vez que cantaba una canción en inglés. “Everyway that I can” (“Como pueda”) los llevó del “como pueda” al “pude”. Una asombrosa y merecida victoria.

“Llora, cariño” si no consigues que ningún país te de un voto en Eurovisión… Pues eso, que la canción perdedora fue “Cry baby” de Reino Unido, otro título premonitorio. Nunca antes habían conseguido este resultado tan pésimo.

¿Una casualidad?

Ya hemos dicho que España quedó la octava. Resulta bastante curioso como cada año íbamos bajando un peldaño en la clasificación: En 2001 quedamos sextos; en 2002, los séptimos y este año, los octavos. Casualidad…

¿En 2004 será España la novena? ¡Después lo veremos!

Recordemos “Dime”

Vamos al festival de 2004 “Para llenarme de ti”

Recordemos que hay una serie de países que pasaron de forma directa a la final: Los cuatro grandes participantes (también llamados “Big four”) más los diez primeros clasificados en 2003.

El resto de naciones deberá ganarse su pase a la final. ¿Cómo se va a hacer?

Por primera vez, Eurovisión se realizará en dos días diferentes: En el primero de ellos, competirán todos los que aún no tengan asegurada su participación. Los ganadores de este grupo, junto con los que ya estaban asegurados, actuarán en el día de la gran gala.

Ya sabemos que España tenía su pase directo, ¡un sufrimiento menos para los españoles!

Ramón, el representante español

Seguimos con “los triunfitos” como candidatos para ir a Eurovisión. En este caso es el canario Ramón el elegido por los espectadores. En la academia de OT había quedado el segundo.

Sacó un disco justo antes de ir al festival, con la canción que interpretó en Estambul (Turquía). En 2006 sacó su segundo y último disco.

Tras su actuación en Eurovisión 2004, Ramón prometía; sin embargo, su productora no le consiguió todos los contratos que esperaba. En 2010 abandonó la música. No entendemos cómo no llegó a más en su carrera musical. Aunque, por desgracia, ya hemos visto algún que otro caso como el de Anabel Conde.

“Para llenarme de ti”

Esta canción con ritmos latinos fue compuesta por Kike Santander. Un tema pegadizo que invitaba a bailar y que a más de uno lo puso en pie.

La actuación de “Para llenarme de ti” estuvo bien pero quizás le faltó algo de chispa. Aún así, el resultado fue aceptable. Según la racha que llevábamos en los últimos años, nos hubiera correspondido una 9ª posición, pero no; este número nos lo saltamos y pasamos al 10, con 87 puntos.

Los triunfadores y perdedores de Eurovisión 2004

Los que menos éxito tuvieron en esta edición fueron los noruegos. Su tema “High” (“Alto”) quedó en lo más bajo de la clasificación.

Por el contrario, Ucrania y su “Wild dances” (“Danzas salvajes”) bailaron al ritmo del éxito de ser los vencedores. Sus 280 puntos los convirtieron en los más votados hasta ese momento.

Destacar de esta edición

El hecho de albergar el festival de Eurovisión, supuso toda una oportunidad para Turquía. Un gran momento para romper con la imagen de inseguridad que solía dar. A partir de este momento muchos lo eligieron como destino de vacaciones.

 Sin duda, el turismo lo agradeció.

Turno de ver a Ramón y su “Para llenarme de ti”

“Brujería” en Eurovisión 2005

Este año el pasaporte para el festival de Eurovisión no fue Operación Triunfo. La razón es bastante sencilla, el formato comenzó a emitirse en Tele 5 y los participantes de Eurovisión se eligen por TVE, que es quien pone la “pasta”.

Entonces, ¿cómo se designó al participante? A través de otro concurso, en este caso se le llamó “Elige nuestra canción 2005”. En él participaron artistas como Felipe Conde, Las Supremas de Móstoles o Son del Sol. Estas últimas fueron las elegidas con su canción Brujería.

En Eurovisión 2005, un total de 39 participantes optaban a interpretar la mejor canción. Como en los años anteriores, unos ya llevaban su billete directo, mientras que otros tuvieron que enfrentarse en la semifinal.

¿Quiénes son “Son del sol”?

Este grupo está formado por tres hermanas sevillanas, por cuya sangre corre el flamenco. Criadas en una familia vinculada con el arte, desde pequeñitas ellas también lo vivieron. Además de aprender dentro de casa, también se formaron profesionalmente en el cante y el baile.

Llegaron a sacar al mercado cuatro discos.

A pesar de haber pasado por Eurovisión, sus mayores éxitos no han sido conseguidos gracias a él. Más bien, han ido obteniendo premios tanto en el cante como en el baile de forma individual.

En la actualidad, dos de las hermanas tienen una academia de baile.

La “Brujería” del festival

Un tema muy  alegre y con el que es complicado no ponerse a bailar. Compuesto por el cantante y compositor Queco, lleva el aire andaluz en sus acordes. Cuando fue presentada en Eurovisión sorprendió, resultó un tema muy actual pero sin perder las raíces españolas.

La puesta en escena fue llamativa. A ello contribuyeron los colores de los vestidos de las Son del Sol, el movimiento de las faldas y el alegre baile. Por supuesto, la canción enganchó.

Sin embargo, una vez más el resultado quedó muy lejos de lo que esperábamos… ¡Y merecíamos!

Una triste posición 21 de 24 participantes. Lo más curioso es que de los 28 puntos que conseguimos, 12 se los debemos a nuestra vecina Andorra. En este caso se cumple el refrán ese de “El mejor hermano, el vecino más cercano”.

Por arriba y por abajo…

“My number one” de Grecia, consiguió ser su número uno y los llevó al triunfo con 230 puntos.

El que no quedó también fue Alemania con su tema llamaba “Run and hide” (“Corre y escóndete”). Tan solo 4 votos consiguieron. No sabemos si después del resultado tuvieron que salir corriendo a esconderse. 

Los títulos de este año resultaron bastante premonitorios, al menos para Grecia y Alemania.

A modo de curiosidad

¿Recuerdas que hemos hablado de los 4 países que más contribuían al festival y tenían pase directo? España, Francia, Reino Unido y Alemania, también llamados los “Big Four”. Estos 4 países quedaron en las 4 últimas posiciones de la clasificación.

¡Menos mal que tenían la participación asegurada!

La marchosa actuación eurovisiva de 2005

¡Congratulations! Llegó el 50 aniversario de Eurovisión

¡Sorpresa! Seguimos en el año 2005 y en este tocó doblete. Además de la tradicional gala de Eurovisión, había que celebrar 50 años de la primera edición del festival.

Para ello, se organizó una gala en Copenhague bajo el lema: “¡Felicidades!, 50 años del festival de la Canción de Eurovisión”.

En este caso no se pudo disfrutar de las interpretaciones en directo, sino que hubo que echar mano de los recuerdos y ver la grabación de las actuaciones originales. España estuvo presente y no fue ni con el “La, la, la” ni con “Estando contigo”.

¿Entonces, cuál fue la afortunada canción que nos representó?

“Eres tú”.

Todo un temazo que, unos años más tarde, se convertirá en la mejor canción de España en Eurovisión para los votantes de TVE.

Catorce países en total estuvieron representados en este singular certamen. Las canciones habían sido elegidas a través de voto por Internet y otras cuatro por un jurado.

¿Y quién fue la ganadora de ganadores?

Como no podía ser de otra manera… ¡Waterloo de ABBA! Los suecos quedaron en primera posición en 1974 y volvieron a triunfar.

La segunda posición fue para Italia con Domenico Modugno y su “Nel Blu Dipinto Di Blu”, ganador de 1958.

El galardón de bronce se lo llevó Irlanda, “Hold me now” de Johnny Logan, ¿te suena este chico? Ya ha conseguido algún que otro triunfo, en concreto este tema quedó primero en 1987. Resulta curioso que también estuvo entre las mejores 14 canciones, la ganadora de 1980 “What ‘s another year?”

¿Y qué pasó con “Eres tú”? Quedó en el undécimo puesto, aunque para nosotros es un tema más que ganador.

Recordemos estas “pedazo de canciones”

¿Tomamos un “Blodymary” en el festival de 2006?

Llegó Eurovisión 2006 y el turno de celebrar el certamen en Atenas, Grecia.

Como si de un concurso culinario se tratase, allí que mandamos nosotros nuestro mejor “Ketchup” con “Blodymary”. Tenemos que reconocer que, así de primeras, la mezcla sonaba un tanto extraña; pero ya sabemos que los grandes chefs hacen maravillas con los más insólitos ingredientes.

¿Sería nuestra “receta” digna de reconocimiento?

Las hijas del Tomate

El grupo “Las Ketchup”  está compuesto por cuatro hermanas cordobesas que nacieron entre cantes flamencos. Familia de grandes artistas como son su abuelo “Tomate” y su padre “Tomatito”, conocido guitarrista que ha trabajado con grandes genios de la talla de Camarón o Paco de Lucía. Siguiendo con la tradición familiar, su nombre tenía que estar relacionado con el rojo fruto…

¿Qué sale del tomate?

¡El ketchup!

Saltaron a la fama en 2002 con su tema “Aserejé”. Una movida canción que hizo bailar a medio mundo. Sus toques de parodia, su coreografía, su letra que nos costó aprender… Todo sumó para hacer una explosiva mezcla que resultó irresistible.

En el año 2006 fueron elegidas para ir a Eurovisión con el tema “Blodymary”, de su segundo disco.

Tras su participación en el certamen no han vuelto a sacar ningún otro tema, sin embargo, han seguido interviniendo y actuando tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

“Blodymary”, un cóctel que no entusiasmó

Esta canción de Manuel Ruiz “Queco” es una canción de desamor en tono cómico que cuesta entender.

Queda muy lejos de la originalidad del “Aserejé” y de su ritmo bailongo. Lo que sí tiene de cierto es que te dan ganas de ir a tomar un “Blodymary” mientras termina.

La puesta en escena tampoco resultó atractiva. Unas sillas de oficina a las que más les hubiera pegado cantar eso de “me pongo de pie, me vuelvo a sentar”. Sin duda, esta no fue nuestra mejor actuación. Y la peculiar receta, nos hubiera supuesto la expulsión de Masterchef.

¿Cómo quedamos? En la posición 21 con 18 puntos. Al mismo nivel que el año anterior, pero con 10 votos menos.

Gustaron más y menos

Finlandia resultó muy original con su “Hard Rock Hallelujah”; una canción de Hard Rock con la que bailaron hasta los 292 puntos.

La parte baja fue para Malta en esta ocasión. Interpretaron “I do” (“Yo sí”), no sabemos a qué respondía pero su predisposición lo único que les reportó es un simple voto.

Es de bien nacidos…

Ya hemos visto que conseguimos 18 puntos. Fue gracias a dos países: Albania y Andorra, que nos dieron 6 y 12 votos respectivamente.

¡Sí!

Nuestros vecinos andorranos se marcaron un detalle con nosotros por segundo año consecutivo. ¡Gracias de nuevo!

¿Te apetece un “Blodymary”?

Eurovisión 2007, “I love you mi vida”

Cuarenta y dos países se apuntaron a la fiesta eurovisiva de este año. No sabemos si atraídos por los encantos de Finlandia o por ver la actuación del grupo de Hard Rock ganador de la anterior edición.

Siguiendo la tónica de los años anteriores, se realizó una semifinal. En ella se decidió cuáles de los 28 participantes que no tenían su plaza asegurada, podían competir en la final. Recordemos que España tenía acceso directo.

D’Nash los representantes españoles

Si en el año anterior fueron cuatro chicas las que representaron a España, en esta ocasión es el turno de cuatro chicos.

Este grupo se llamó en un primer momento Nash, justo antes de ir a Eurovisión tuvo que cambiarse por D’Nash, puesto que hubo problemas para registrarlo.

En 2005 se formó el grupo. La intención era sacar una versión española de otros grupos de chicos que habían conseguido grandes triunfos internacionales, como los Take That. ¡La idea prometía! 

El año antes de ir a Eurovisión, sacaron un disco titulado “Capaz de todo”. Tuvo éxito pero no todo el que se esperaba.

Llegó 2007 y con él “Misión Eurovisión”, un concurso en el que se pretendía elegir al representante español de ese año. A lo largo de una serie de galas los candidatos interpretaban conocidos temas para mostrar al público la calidad de su voz. Y, por otro lado, se presentaban las canciones para el festival en la voz de conocidos cantantes.

Allí se presentaron D’Nash y fueron los elegidos; el tema “I love you mi vida”.

Tras la experiencia eurovisiva sacaron otros tres discos; sin embargo, en 2013 el grupo se separó porque no terminó de conseguir un gran éxito.

“I love you mi vida”

Este tema fue compuesto por la cantante Rebeca y en “Misión Eurovisión” le prestó la voz Raúl.

Es un movido tema que pretendía invitar a bailar. El tema en sí no estuvo mal pero no consiguió los resultados que algunos pronosticaban. Quedó en una posición 20 con 43 puntos y hasta obtuvimos un doce, ¡de Albania!

¿Qué es lo que falló?

Quizás fue la puesta en escena con una coreografía que no terminó de entusiasmar, algún que otro tono que se fue… o un cúmulo de cosas. Lo cierto es que es una de esas canciones que crean división, a unos les encanta y a otros, no les gusta nada.

Los más y menos queridos

No sabemos a quién se encomendó Serbia con su “Molitva” (“Plegaria”) pero le dio resultado. Consiguieron ser los más votados con 268 votos

Los que menos queridos resultaron: Irlanda. Su tema “They can’t stop the spring” (“No pueden parar la primavera”), tampoco pudo obtener más de una última posición y 5 tristes votos.

Para destacar

En este certamen se generó una cierta polémica porque los países orientales consiguieron grandes resultados y los occidentales, de los peores. Se rumoreó que esto podía responder más a una cuestión política de votos por afinidad que de calidad de las canciones…

¡Alguna que otra vez hemos escuchado eso!

¿Será verdad?…

¿Recordamos a los D’Nash?

“Baila el Chiki – chiki” en el festival de Eurovisión de 2008

Sí, sí, ya sabemos que estás deseando recordar la peculiar interpretación de Rodolfo Chikilicuatre, pero antes tenemos que conocer algunos datos sobre el certamen.

Este año fueron 43 los candidatos a participar en el festival de Eurovisión. ¡Seguimos sumando!

La Unión Europea de Radiodifusión, decidió por enésima vez cambiar las normas. En esta ocasión se propuso realizar dos semifinales en lugar de una. En ellas participarían todos los países menos el “Big four” (Reino Unido, Francia, Alemania y España) y el ganador de la anterior edición y anfitrión. Con este cambio se pretendía, entre otras cosas, evitar la división entre Europa Occidental y Oriental.

¿Quién es Rodolfo Chikilicuatre?

Al contrario que el resto de cantantes que han representado a España en Eurovisión, con una carrera más o menos desarrollada, Rodolfo Chikilicuatre fue creado para la ocasión.

Encarnado por David Fernández, surgió como un personaje del programa Buenafuente. Tras salir en varias ocasiones y ser bien aceptado por el público, decidieron presentarlo al programa “Salvemos Eurovisión”; este era el nombre del show en el que España elegiría a su representante del festival.

La carrera de Rodolfo Chikilicuatre no podemos decir que fuera extensa, pero sí exitosa. Finalizó dos semanas después de la celebración de Eurovisión. En el propio programa en el que había nacido, lo “mataron”.

Después ha hecho alguna reaparición muy puntual en programas de tv y poco más.

Europa “Baila el Chiki-chiki”

En una de las apariciones de Rodolfo Chikilicuatre en el programa de Buenafuente, cantó su primera versión del baile del “Chiki-chiki”. Se trataba de una pegadiza parodia en la que se mencionaba a personajes como Hugo Chávez, el Rey Juan Carlos, Rajoy o Zapatero.

Santiago Segura y Pedro Guerra se declararon autores de tan “célebre” composición.

Para que pudiese participar en el programa de TVE y en Eurovisión, hubo que hacer algunas modificaciones en la letra, así como alargarla. El resultado, la versión que conocemos.

En la puesta en escena, David Fernández estaba caracterizado como un cantante argentino peinado a lo Elvis. Cantaba con su inseparable compañera, una guitarra de juguete llamada Luciana. Y como no podía faltar el cuerpo de baile, Silvia Abril y Alejandra Jiménez-Cascón interpretaban a Disco y Gráfica.

¡Todo un espectáculo!

La actuación española contó con tantos defensores como detractores. Para unos era algo totalmente novedoso y espectacular; para otros, una vergüenza presentarnos en Belgrado con algo así. 

España consiguió 55 puntos en un puesto 16. Demasiado para los resultados a los que estábamos acostumbrados.

¿Qué más espectáculos hubo este año?

Hay que destacar un triple empate… pero por la cola: Alemania, Reino Unido y Polonia sacaron 14 puntos.

Rusia llevó su canción “Believe” (“Cree”), creyó que podía ganar ¡y lo consiguió! 272 votos que lo elevaron a la cima.

Otra curiosidad

Andorra bailó al ritmo del Chiki-chiki y nos dio sus 12 preciados puntos.

Turno de bailar al ritmo del Chiki-chiki

“La noche es para mí” en Eurovisión 2009

Turno de Rusia. Tocaba desplazarse a Moscú para participar en el festival de Eurovisión. Se pretendía batir el récord de participantes que estaba en los 43 participantes del año anterior. Sin embargo, esto no fue posible. Algunos declinaron su participación porque les parecía una votación política, otros por falta de interés…

Uno de los países que sí quiso competir pero que al final no lo hizo fue Georgia. ¿El motivo? La letra no terminaba de cumplir con la normativa de la Unión Europea de Radiodifusión. Su título, “We don’t wanna be put in” (“No queremos aguantar”), resultó una provocación desde el primer momento por su similitud con “We don’t wanna be Puttin” (“No queremos a Putin”).

La representante española, Soraya

Otra cantante nacida en la factoría OT. Participó en la edición de 2005 realizada en Telecinco y quedó segunda del concurso, tras Sergio Rivero.

Tras salir de la academia comenzó a grabar discos, de modo que cuando fue a Eurovisión, ya contaba con varias publicaciones en el mercado.

Este año TVE decidió que se denominaría “El retorno” al programa del que saldría el representante de Eurovisión. A él se presentaron artistas de la talla de Melody y Los Vivancos. Tras una reñida votación, ganó Soraya.

Llegó su participación en el festival y no tuvo la repercusión que se esperaba. Sin embargo, esto no afectó a su carrera, Soraya siguió grabando discos y participando en un sinfín de programas de televisión, series y películas. 

“La noche es para mí”… que no fue para otros

Esta es una de las canciones que tienen historia.

Fue compuesta por Jason Gill, Dimitri Stassos e Irini Michas y antes de que Soraya le pusiera voz se ofreció a diferentes artistas. Entre ellos, a Grecia para que representase a su país en 2009. La rechazaron.

Cuando los productores de Soraya decidieron que formaría parte de su disco, tuvo que ser adaptada al español. De ello se encargó Felipe Pedroso.

La actuación estuvo bien, la voz de Soraya impresionó, la difícil coreografía no terminaba de pegar con la canción de acentos árabes. Pero, ¿qué es lo que pudo ocurrir para que quedásemos en un puesto 24, con solo un punto más que el último clasificado? Al parecer fue fruto de un boicot eurovisivo.

Tve se saltó alguna que otra norma:

  • En primer lugar, le correspondía por sorteo emitir y votar la primera semifinal. Algo obligatorio para los países. Pues bien, solicitaron un cambio de semifinal y que les asignasen la segunda. La Unión Europea de Radiodifusión accedió a la modificación. Esto provocó las quejas de países como Portugal o  Andorra que esperaban nuestros votos.
  • Por si fuera poco, tampoco emitieron en directo la 2ª semifinal, en su lugar un partido de tenis. Al no poder realizarse el televoto, tuvo que votar un jurado. Aún más quejas por saltarse algo obligatorio para todos los países.

¿Qué se dice que hicieron el resto de países? Un boicot a España que le costó bastantes votos. ¿Cuántos? Nunca lo sabremos.

Los protagonistas del 2009

Ya hemos dicho que España quedó tan solo un punto por encima del último clasificado. Fue Finlandia con 22 votos.

Los más queridos de este año fueron los noruegos con su “Cuento de hadas” (“Fairytale”). Al menos eso les debió parecer el conseguir nada más y nada menos que 387 puntos; el segundo clasificado fue Islandia con 218. ¡Una gran ventaja para Noruega!

¡Veamos la actuación de Soraya!

El festival de Eurovisión 2010, “Algo pequeñito”

Mayo del año 2010. Representantes de 39 países se reúnen a las afueras de Oslo para competir con sus canciones. Entre ellos algunas ausencias destacadas por motivos económicos: Andorra, Hungría, Montenegro y República Checa.

Como ya iba ocurriendo los años anteriores, los restantes candidatos deberían ganarse su pase a la gran gala a través de dos semifinales.

Canta un actor llamado Daniel Diges

Daniel no se centró en el mundo de la música, sino que se centró en la interpretación y la televisión. Desde 1999 llevaba apareciendo en diferentes series y programas.

En el año 2009 formó parte del musical “¡Mamma Mía!”. De hecho, se encontraba haciendo una gira cuando contactó con él Jesús Cañadilla, el compositor, para ofrecerle su canción. Presentaron la candidatura y Daniel Diges fue elegido.

Tras su experiencia eurovisiva, sacó algunos discos pero sobre todo siguió centrado en el mundo de los musicales y el teatro. También son numerosos los programas de televisión en los que ha participado, por su arte y por su simpatía.

“Algo pequeñito” que fue muy grande

Si la canción ya nos parece preciosa, el romántico mensaje que transmite no se queda atrás: “el amor se demuestra en los pequeños detalles”. Todo esto entonado a ritmo de vals. Y si a todo esto le añadimos el vozarrón de Daniel resulta una mezcla demasiado atractiva.

La puesta en escena estuvo a la altura de las circunstancias, por no decir que las superó.

No podemos dejar de recordar que, en mitad de la actuación, se unió a la coreografía un espontáneo. ¿Lo mejor de todo? Que ni Daniel ni el cuerpo de baile se inmutaron y continuaron bailando como si nada hubiera pasado. ¿Lo peor? La poca seguridad transmitida y lo que tardaron en cogerle los guardias.

Y después de la anécdota, quedamos en una discretísima posición número 15 con 68 votos. A nuestros vecinos portugueses les encantó la canción porque nos dieron su valioso 12.

Por arriba, por abajo…

El “Satellite” de Alemania voló muy alto, tanto que llegó hasta la primera posición con 246 puntos.

Quien no consiguió tomar el vuelo fue Reino Unido, su tema llamado “That sounds good to me” (“Me suena bien”), tan solo les debió sonar bien a ellos y poco más.

¿Alguna otra anécdota?

Daniel debió pensar que el contratiempo que se le presentaba era “algo pequeñito” y por eso continuó como si nada pasase ante el espontáneo. Sin embargo, la delegación española solicitó repetir la actuación y se aceptó.

Por lo tanto, Daniel Diges actuó dos veces en la gala de Eurovisión 2010.

¿Recordarmos “Algo pequeñito”?

“Que me quiten lo bailao” en el festival de 2011

Tras el éxito del “Satélite” alemán, este certamen se celebró en Düsseldorf. Fue un festival de reencuentros, pues algunos de los países que no habían participado en los últimos años, volvieron.

El más llamativo es el caso de Italia. Su última participación fue en el 1997, ahí dejaron de sentir el flechazo por Eurovisión y se dieron un tiempo… ¡Un tiempo que duró 13 años!

En total fueron 43 los países que decidieron en esta edición participar por ser la mejor canción. La forma de clasificación fue como en ocasiones anteriores con dos semifinales. De cada una de ellas saldrían 10 participantes y  a estos se unirían el “Big Five”. ¡Sí! Has leído bien. Antes teníamos un “Big Four” pero Italia llegó por la puerta grande y con acceso directo a la final. El motivo es que ellos también eran uno de los grandes contribuyentes económicos del festival.

Lucía Pérez “baila” en Destino Eurovisión

Por primera vez una gallega representa a España. Se trata de Lucía Pérez, una jovencita amante de la música que ya lleva varios años haciendo sus pinitos en este mundo.

Con 17 años gana un concurso de cantantes aficionados en la televisión gallega y esto  supone el despegue de su carrera. Sacó varios discos y participó en festivales como el de Viña del Mar, en el que quedó segunda.

Y llegó “Destino Eurovisión”… Ya hemos visto que en los últimos años, TVE organiza concursos con distinto nombre para elegir al candidato que representará a España. En este caso se retoma “Destino Eurovisión”, que ya se organizó en 2003 y 2004. A él se presentaron 600 participantes y más de 1000 canciones. Entre los intérpretes nombres como Alazán, Auryn o Sonia y Selena. Se realizó una selección por parte de la productora Gestmusic en la que dejaron a 30 clasificados, de ahí TVE eligió 24 candidatos que participaron en las galas y de estas salieron los 3 finalistas: Lucía Pérez, Auryn y Melissa.

Por otro lado se seleccionaron las canciones, 9 serían las escogidas para que los intérpretes les pusieran voz. Tres para cada uno. A Lucía una de las que le tocó fue “Que me quiten lo bailao”, fue la que más gustó con un 68% de los votos.

Tras su paso por Eurovisión, Lucía sacó otros dos discos y ha continuado con algunos trabajos en la Televisión de Galicia.

La canción que representa a España en Eurovisión 2011

Acabamos de ver que esta canción fue la ganadora entre más de mil que se presentaron a Destino Eurovisión. Compuesta por Rafael Artesero es una alegre canción cuyo título no puede resumirla mejor: ¡Que me quiten lo bailao!

La actuación en el festival estuvo bien, pero quizás le faltó chispa a la puesta en escena tratándose de una canción tan alegre.

Al resto de participantes no les debió parecer demasiado bien nuestro lema y nos relegaron al tercer puesto por la cola; una posición 23 con 50 votos.

Estamos seguros que tras su experiencia eurovisiva, Lucía Pérez diría eso de “que me quiten lo bailao”.

Los que también dijeron “que me quiten lo bailao”

Por debajo de España quedaron Estonia y Suiza, con 44 y 19 puntos respectivamente.

En el lado opuesto, Azerbaiyán se alza con la primera posición; su tema “Running Scared” (“Huyendo asustado”) no les hizo huir, al contrario, los dejó en lo más alto.

Veamos la actuación de España y ¡que nos quiten lo bailao!

“Quédate conmigo” a ver Eurovisión 2012

Una edición más del festival. Otra edición en la que pudimos conseguir un resultado mucho mejor del que tuvimos. Pastora soler lo mereció, “Quédate conmigo” también… A pesar de todo, ya quisiéramos repetir estos resultados más a menudo.

Pero antes de entrar en los detalles de nuestra participación, conozcamos algunos datos del festival de este año.

Participaron 42 países. Este año tampoco se superaría el récord que estaba establecido en 43. También hubo ausencias, unas por motivos económicos como las de Andorra o Mónaco; otras por falta de interés como Polonia; y la más sonada que fue Armenia. El motivo no fue otro que los conflictos que mantenían con Azerbaiyán. En un primer momento se inscribieron pero, ante las dudas de que les pudieran garantizar seguridad, decidieron retirarse. ¡Una pena que no pudieran disfrutar del Baku Crystal Hall que se construyó para la ocasión!

Pastora Soler, la magnífica voz española

Si hay una representante española que iniciara su carrera bien jovencita, esa es Pastora Soler.

Cinco añitos tenía la criatura cuando ya comenzó a cantar en público, lo suyo era vocación. Comenzó a tomar clases de canto y actuar en una compañía de Lauren Postigo.

Con 8 años ya tenía su primer disco en el mercado. A este le siguieron otros, hasta que llegó 2001 y con él la publicación de su cuarto disco: “Corazón congelado”. El sencillo del mismo nombre fue la sintonía de la vuelta a España y además dio la vuelta al mundo. Quien no conocía a Pastora en esa época, la conoció.

A partir de ahí, cada tema suyo se ha ido convirtiendo en éxito.

Llegó el año 2012 y Pastora Soler fue la elegida para representar a España. En esta ocasión, una artista más que consolidada defendía nuestra patria.

Tras su experiencia eurovisiva, ha seguido cosechando éxitos, colaborando con un sinfín de grandes artistas y participando en programas de televisión.

Conozcamos “Quédate conmigo”

Pastora Soler fue elegida de forma interna para representarnos, sin embargo, la canción se escogió en una gala. Entre cuatro canciones finalistas, votó tanto un jurado como los espectadores a través del televoto.

Los autores de esta balada pop son Thomas Gustafsson, Tony Sánchez-Ohlsson y Erik Bernholm, la letra corrió a cargo de Tony Sánchez-Ohlsson.

Un impresionante tema con una impecable actuación que bien mereció ganar. Tampoco fue posible esta vez. Los comentarios más habituales tras nuestro resultado, “si no hemos ganado con Pastora, nunca ganaremos”.

El resultado no estuvo mal, una décima posición con 97 puntos, pero queríamos más y ¡merecíamos más!

Los mejor y peor valorados de esta edición

Noruega fue la que menos agradó y quedó en una posición 26 con tan solo 7 votos. Su tema “Stay” (“Quédate”) se quedó el último.

En el otro extremo se elevó Suecia. Al igual que el nombre de su tema, “Euphoria” es lo que sintieron al ganar. Una victoria muy holgada pues llegaron a los 372 puntos y el segundo, Rusia, se plantó en los 259.

La nota curiosa del festival de Baku

Se dijo que durante los días de celebración del festival, la policía azerbaiyana había evitado que se produjeran distintos atentados, tanto contra el Baku Crystal Hall como contra hoteles de la ciudad.

¡Disfrutemos de la actuación de Pastora!

En el festival de 2013 “Contigo hasta el final”

A pesar de la decepción del año anterior, donde una décima posición nos supo a poco, queremos seguir soñando con conquistar lo más alto del escalafón. Para ello enviamos al “Sueño de Morfeo”, ¿serán quienes nos den la satisfacción que tantos años llevamos esperando?

Toca viajar a Suecia. En Eurovisión 2013, bajó un poco el número de participantes hasta los 39; Portugal, Turquía, Eslovaquia y Bosnia Herzegovina decidieron no asistir. ¿El principal argumento? Una vez más, motivos económicos.

También hubo un regreso, el de Armenia que se había ausentado del anterior para no visitar a Azerbaiyán por su mala relación.

Nuestros representantes “El sueño de Morfeo”

El grupo asturiano, “El sueño de Morfeo”, surgió en 2002. Su líder es Raquel del Rosario, una canaria enamorada de la música que desde los 14 años escribía canciones.

Su estilo con aires celtas, indie y pop pronto llamaron la atención del público.

En 2005 ve la luz su primer disco con el tema “Nunca volverá”, que se convirtió en el tercero más vendido ese año. Ese fue el primero de una serie de grandes éxitos tanto en forma de sencillos como de colaboraciones…

En el 2013 fueron elegidos de forma interna por TVE los representantes de España en Eurovisión.

Tras su regreso decidieron tomarse un respiro, que resultó definitivo.

“Contigo hasta el final”

La canción fue elegida como el año anterior, mediante una gala de televisión en la que votó tanto el público desde casa como un jurado.

Los mismos miembros de “El sueño de Morfeo” fueron los autores de este tema romántico.

No sabemos si el título “Contigo hasta el final” debió cambiarse por “Contigo en el final” porque ahí es donde nos acercamos con el resultado.

La canción en sí prometía, la puesta en escena estuvo bastante bien, e incluso el vestido de Raquel con aires románticos, gustó. Pero lo que no terminó de convencer en Suecia, o mejor dicho, falló fue la voz. Se notaron los nervios al cantar y eso pasó factura. Nos quedamos los penúltimos con tan solo 8 puntos. 

El que se quedó más al final y el que no

Irlanda nos ganó pero por debajo; su canción “Only love survives” (“Solo el amor sobrevive”) no sobrevivió a las votaciones y los relegó a la última posición.

¿Y el triunfador? Dinamarca, con su “Only teardrops” (“Solo lágrimas”) que nos imaginamos que serían de alegría. Primer puesto con 281 votos.

Momento de recordar “Contigo hasta el final”

“Dancing in the rain” en Eurovisión 2014

Una nueva edición del festival de la canción que llegó marcado por la crisis. Mientras algunos países se habían visto afectados en los años anteriores y conseguían volver, otros en 2014 es cuando tenían dificultades para participar.

Los que de nuevo pudieron competir en este certamen, son Portugal y Polonia.

En el lado menos afortunado, Bulgaria, Chipre, Croacia y Serbia. Los recortes que sufrieron sus televisiones y los bajos presupuestos con que en algunas ocasiones contaban, provocaron que la participación en Eurovisión fuese un lujo imposible de asumir.

Además otros antiguos participantes como Mónaco, Andorra o República Checa, tampoco volverían en esta ocasión por los mismos motivos económicos.

Al final, 37 países son los que se dieron cita en Copenhague.

Ruth Lorenzo se anima a representar a España

Esta murciana desde muy pequeña supo que era una enamorada de la música. Siendo todavía una niña, se trasladó con su familia a Estados Unidos y allí participó en musicales como “El fantasma de la ópera”.

Ruth volvió a España, pero no creas que siguió por el género de los musicales. Tomó un camino muy diferente, en una banda de rock en la que estuvo varios años.

Después de la experiencia rockera continuó en solitario y se presentó a algún programa que otro. La cogieron en “The Factor X” donde se hizo bastante conocida y querida. A raíz de ahí aumentó su popularidad en Reino Unido e Irlanda y, poco a poco, también en España.

En 2014 TVE organizó “Mira quién va a Eurovisión” y allí que se presentó Ruth animada por sus fans. ¿Te imaginas quién ganó? Sí, ella misma.

Tras su paso por el certamen, continuó con su carrera musical además de participando en distintos programas de televisión.

Conozcamos un poco más de “Dancing in the rain”

Esta canción fue compuesta por la propia Ruth Lorenzo, al parecer tras un desengaño… No, no hablamos de amores; fue una decepción profesional al romper con la discográfica con la que preparaba un lanzamiento.

En un primer momento la versión original de la canción estaba escrita en inglés, sin embargo la reescribió en castellano para que resultase más apropiada para el festival. Al final se presentó con estrofas en un idioma y otro.

Una balada con una preciosa letra en la que no puedes dejar de repetir eso de “Dancing in the rain”. La puesta en escena transmitió mucho pues realmente parecía que estaba lloviendo y que Ruth se estaba mojando. Sobre el escenario ella sola, no necesitaba más; su impresionante voz ya era suficiente y cualquier otro acompañamiento hasta hubiese resultado molesto.

Llegó el momento de los resultados y conseguimos quedar en la décima posición con 74 puntos. Puesto similar al conseguido dos años atrás con Pastora Soler.

¿Es que estas impresionantes voces no merecen más?

¡Estamos seguros de que sí!

¿Quiénes son los que más “bailaron” y los que menos?

El tema de Francia, llamado “Moustache” (“Bigote”) no resultó nada atractivo y los dejó en una posición 26 con 2 humildes puntos.

Quien más entusiasmó fue Conchita Wurst de Austria, su canción “Rise like a phoenix” que se levantó como un verdadero ave fénix para llegar a la primera posición.

Un dato curioso

Ruth Lorenzo pudo ir mucho antes a Eurovisión, en concreto tras salir de The X Factor; pero no creas que iba a representar a nuestro país. ¡Qué va! Los proponentes fueron los irlandeses. Ruth lo rechazó pues aún no se sentía preparada para tal responsabilidad.

¡Ay! Si alguno de los cantantes que han ido en nombre de España hubieran seguido el ejemplo… ¡Nos hubiera ido mejor!

¿Bailamos bajo la lluvia?

“Amanecer” en el 60 aniversario de Eurovisión, año 2015

Cada festival es único y especial, sobre todo porque así lo son los participantes y las canciones que allí acuden. Pero cuando se trata de celebrar un aniversario, la fiesta es aún mayor… y en 2015, tocó celebrar el 60 cumpleaños de Eurovisión.

El sitio para la celebración debió ser especial… ¡Por supuesto! Una emblemática Viena, capital musical de Europa. ¿Se puede pedir más?

A tan ilustre evento se apuntaron 39 países candidatos, pero además hubo un invitado de excepción: Australia.

¿Sorprendido?

Ya dijimos que para poder participar en el festival hay que ser socio activo de la Unión Europea de Radiodifusión, que no es lo mismo que ser europeo. Australia no cumple tal requisito, sin embargo sí es miembro asociado. Además que llevaba más de 30 años retransmitiendo fielmente el festival y entre su población contaba con infinidad de seguidores. 

Australia aceptó tal invitación y también se sometió a las semifinales como la mayoría de países. No se les dio nada mal pues quedaron en una estupenda 5ª posición. ¡Quién la hubiera pillado!

Edurne, la cara española en Eurovisión

Edurne es una madrileña polifacética. No solo se dedica al mundo de la canción, también ha trabajado en cine, televisión e incluso componiendo temas.

Desde niña comenzó a hacer sus pinitos en la música e incluso en la interpretación. Realizó pequeñas apariciones en series como Ana y los siete, Hospital central, etc

Con la aparición de Operación Triunfo, Edurne no pudo resistirse y quiso entrar. Lo consiguió. En la cuarta edición de OT estaba ella, no ganó el concurso pero sí grabó un disco nada más salir. Y tras este vino otro, y otro, y otro…

También llegaron programas de televisión como presentadora, musicales en los que era protagonista, colaboración con otros artistas y un montón de cosas más.

Por supuesto, llegó Eurovisión 2015. En ese momento Edurne ya era muy conocida y había cosechado infinidad de éxitos. Quizás por eso TVE se fijó en ella y de forma interna la eligió como candidata para el festival.

La canción del 2015: “Amanecer”

Los autores del tema “Amanecer” fueron Tony Sánchez-Ohlsson, Thomas G:son y Peter Boström.

¿Te suenan?

Tony y Thomas fueron también dos de los compositores de “Quédate conmigo” de Pastora Soler. ¿Correríamos la misma suerte con esta canción?

Pocos peros se le pueden poner a la actuación con doble vestido incluido. La canción gustó, Edurne también; sin embargo, no conseguimos el resultado que esperábamos y nos quedamos en la posición 21 con 15 puntos.

Otro resultado para apuntar como “merecíamos más”.

¿Quiénes gustaron más y quiénes no?

En lo más alto del escalafón los “Heroes” suecos con la friolera de 365 puntos.

En la parte baja de la escalera hubo un doble empate de esos que no gustan nada, con cero votos. Los “afortunados” fueron Austria y Alemania; ni el “Soy tuyo” de la primera, ni el “Humo negro” de la segunda consiguieron convencer.

Algo para destacar

Los anfitriones consiguieron cero puntos, algo que no es nada habitual. Imagina que organizas una fiesta y nadie se acuerda de traerte un regalo, sería triste, ¿verdad? ¡Pues esto es igual!

Veamos juntos el “Amanecer”

En Eurovisión 2016 “Di Yay” (“Say Yay”)

Año nuevo, festival nuevo. Turno de Estocolmo como sede del festival.

Hasta allí se desplazaron 42 participantes de todo el mundo. A Australia le debió gustar la experiencia porque al año siguiente repitieron. Fue acogido de forma muy grata por la UER. Se pretendía que Eurovisión fuese mucho más que un concurso de canto. Su objetivo era hacer de este certamen un evento global; la participación de Australia daba un gran impulso en esta dirección.

Además este año se modificaba el sistema de votación.

¿Qué se les habría ocurrido ahora?

A partir de ahora se darían por separado las votaciones de jurado profesional y televoto. Las del jurado se haría de forma tradicional dando las puntuaciones a viva voz. En el caso de los puntos de los espectadores, se haría con un nuevo sistema: serían los presentadores los encargados de dar los resultados pero de forma conjunta empezando por el menos votado por los espectadores. ¿Por qué se hizo este cambio? Para tratar de dar más emoción al festival y que no se conozca el ganador hasta el último momento. Como todos los cambios, a unos les gustó; otros preferían el sistema tradicional.

¿Quién es Barei?

Bárbara Reyzábal, con nombre artístico de Barei, es una chica madrileña, cantante y compositora. Desde adolescente supo que quería dedicarse a la música y comenzó a prepararse.

Se presentó al festival de Benidorm con 18 años; formaba parte del dúo “Dos puntos”. No se les dio nada mal pues quedaron los segundos.

En 2011 sacó al mercado su primer álbum “Billete para no volver”, compuesto en español. Tras su publicación empezó a componer y sacar sencillos en inglés, el idioma con el que

sentía que sonaban mejor sus ritmos.

Cuatro años más tarde sacó su segundo disco, ya cantado en inglés.

Llegó el año 2016 y participó en “Objetivo Eurovisión”, compitió con artistas como Xuxo Jones. En el programa se alzó como ganadora y fue su pasaporte para viajar a Estocolmo. ¡Barei representaría a España!

Además de componer para ella misma, también ha compuesto temas para Malú, Antonio José o Soraya, entre otros.

El tema que nos representó: “Say Yay”

Compuesto por Barei, Rubén Villanueva y Víctor Pua. Está compuesto en inglés, lo que le costó alguna que otra crítica, ¿el motivo? Porque mucha gente no se sentía identificada con una canción en inglés como representante de España, un país con una lengua muy rica.

El movido tema aporta un aire mucho más moderno a las canciones que normalmente llevaba España a Eurovisión. Sin embargo, no cumplió con las expectativas que había en él. ¿Qué falló? Quizás fuese la puesta en escena, de la que se esperaba más, quizás que algunos lo vieron como una canción comercial más que como una representación española… Lo cierto es que nos quedamos en un discretísimo puesto 22 con 77 puntos.

Los más destacados

 Ya sabes que se dice eso de “mal de muchos…”. Habrá que verlo así y pensar que, a pesar de nuestra mala posición, hubo otros que quedaron peor.

¿Quién ocupó el farolillo rojo?

Alemania con su tema “Ghost” (“Fantasma”), otro al que no le funcionó eso de cantar en inglés y obtuvo tan solo 11 votos.

Y si unos pierden, alguien tiene que ganar. ¿El afortunado? Ucrania con su tema “1944” cantado en inglés y en tártaro de Crimea.

A modo de curiosidad

Rumanía quiso participar en el festival de este año y así parecía que iba a ser. Sin embargo, un mes antes de la celebración fueron expulsados de la UER, ¿el motivo? Nada más y nada menos que 15 millones de euros. La deuda que, al parecer, tenía impagada este país con el organismo europeo.

Llevaban participando desde el año 1994 y, aunque no habían conseguido ganar, sí algún que otro tercer puesto.

¿Te apetece decir “Yay”?

“Do It for Your Lover” en Eurovisión 2017

Nueva edición del festival y nuevas anécdotas en él. Vuelven a participar Portugal y Rumanía, tras ausencias por temas económicos; en el primer caso de presupuesto, en el segundo de deuda.

En total se inscriben 43 países para viajar a Kiev (Ucrania) a defender su canción.

Y como esta ocasión no iba a ser más tranquila que la anterior, en cuanto a bajas se refiere, le tocó a Rusia. Dos meses antes de que se celebrase el festival, Ucrania prohibió la entrada en su territorio a la representante rusa, Yulia Samóilova.

¿A qué se debió esto?

A que los ucranianos alegaban que Yulia había entrado en Crimea por la zona rusa en 2015. Para ellos, esto es ilegal y está penado con 3 años de no poder acceder a su territorio.

La UER ofreció la posibilidad de que actuase desde Rusia y se viera en una pantalla; pero esto contradice las normas del festival por las que tienen que estar todos sobre el mismo escenario. Tanto Ucrania como Rusia lo rechazaron. Y estos últimos decidieron no participar en esta edición.

Manel Navarro, ¿quién es este chico?

Este joven nacido en Sabadell, quiso ser futbolista en un primer momento. Sin embargo, no pudo resistirse a los encantos de la música y terminó derivando aquí su carrera profesional: cantando y componiendo. 

Con 18 años se presentó y ganó el concurso “Teen Star”.

Dos años más tarde, comenzó a sacar sus sencillos. El primero fue “Candle”. Unos meses más tarde fue el turno de “Do It for Your Lover”, el tema con el que se presentó en Eurovisión.

Este año, de nuevo, TVE organizó su “Objetivo Eurovisión”. A él se presentó Manel Navarro con artistas como Paula Rojo. Manel quedó en la primera posición, lo cual suponía su billete para ir a Kiev.

Conozcamos “Do it For Your Lover”

Manel Navarro compuso esta canción en español e inglés. A simple vista es una alegre canción para las noches veraniegas. En realidad, un tema surfero que resulta cansino y repetitivo.

¿Y en Eurovisión? 

Quizás lo más llamativo fueron las tablas de surf que se simularon en un momento de la actuación bajo los cantantes. El resto, parecía un grupo de amigos que fueron a echar el rato en la tele.

¿Lo más sonado de la actuación? ¡El famoso gallo de Manel! Y no de los que dicen “kikirikí”… A cualquiera le podía haber pasado, pero cuando ni el tema ni la puesta en escena destacan para bien, lo del gallo ya es poner la guinda.

¿Te imaginas en qué lugar quedamos?

En el último con 5 puntos que muy generoso nos dio Portugal. ¡Gracias vecinos!

¿Quién fue el ganador?

Precisamente fueron los portugueses los que quedaron en la primera posición.

Su representante Salvador Sobral consiguió una aplastante mayoría con 758 votos. El segundo fue Bulgaria con 615.

Recordemos la actuación de Manel Navarro

“Tu canción” del festival de Eurovisión 2018

Tras el éxito de Portugal y la ausencia de Rusia por problemas con Ucrania, llega una nueva edición de Eurovisión.

De nuevo 43 países compiten por llegar a lo más alto. El sistema de clasificación y puntuación es el mismo de los últimos años: Dos semifinales y voto tanto de jurado profesional como televoto.

Macedonia estuvo a punto de no poder participar por deudas con la UER, sin embargo se negoció y consiguió participar.

Amaia y Alfred, un dúo para Eurovisión

Amaia Romero y Alfred García participaron en Operación Triunfo 2017. Programa que volvió a TVE y que serviría como trampolín para ir a Eurovisión. La ganadora fue Amaia y Alfred quedó en una 4ª posición.

Amaia tuvo contacto con la música desde pequeña pues en su familia hay algún que otro músico. A los 11 años ya participó en un programa de televisión cantando, fue en Telecinco, en el programa “Cántame una canción”.

Al año siguiente, en 2012, se pasó a la competencia y participó en Antena 3 en “El número uno”.

Llegó el año 2017 y siguió con su particular ruta turística televisiva. En este caso a TVE y al programa OT.

Alfred también comenzó en el mundo de la música desde niño. Aprendió a tocar distintos instrumentos y siendo un adolescente cantaba por algunos bares musicales.

Su primer disco lo produjo él mismo. ¡Tan solo contaba con quince años la criatura!

Cuando se anunció que volvía OT a TVE se presentó y fue seleccionado.

Conozcamos “Tu canción”

Tras finalizar la edición de Operación Triunfo, entre los cinco finalistas debían competir para ver quién iba a Eurovisión. Los candidatos debían interpretar distintas canciones, unos en solitario y otros en duetos.

El tema “Tu canción” fue interpretado por Alfred y Amaia, resultando el ganador con un 43% de los votos.

Compuesto por Raúl Gómez y Silvia Santoro.

Es un romántico tema que prometía enamorar a quien lo escuchase. Sin embargo, algo falló porque nos quedamos en la posición 23 de 26 países. ¡Pocos sintieron el flechazo! No sabemos si la canción les sonó a más de lo mismo, si la interpretación resultó sosita o si la calidad vocal no fue todo lo buena que se esperaba…

También hay que destacar que “Tu canción” sonó mucho tanto en los meses previos como posteriores al festival. ¡Todo no iba a ser malo!

Las otras canciones que destacaron

A pesar de jugar en casa, Portugal corrió peor suerte y se quedó en el último puesto. Pensemos que fueron unos buenos anfitriones y dejaron los mejores lugares para el resto de invitados.

Por el contrario, Israel jugó muy bien. Su tema “Toy” les llevó a lo más alto y consiguieron 529 puntos.

Algo curioso del festival

El representante de la República Checa se lesionó en los ensayos. En su actuación realizaba un salto mortal que a punto estuvo de costarle el no poder participar. Se modificó la coreografía aunque llegado el momento de la final, volvió a realizar el salto.

Como ya le ocurriera a Daniel Diges, también hubo un espontáneo en Eurovisión 2018. En este caso le tocó a la cantante de Reino Unido, SuRie lidiar durante unos segundos con tal situación.

Cantemos “Tu canción”

Ver el festival de 2019 con “La venda”

Israel fue la ganadora de la edición anterior, por lo tanto, era la principal candidata a acoger al festival de Eurovisión 2019.

En un primer momento se anunció que sería Jerusalén la sede. Sin embargo, este tema era bastante delicado pues había disputas con Palestina por la capital y eso podría provocar malestar en algunos países participantes. Para evitar estos problemas se decidió cambiar de ciudad.

Tras obtener distintas candidaturas y valorarlas, la ciudad elegida fue Tel-Aviv.

Allí se trasladaron 41 participantes. Los mismos que el año anterior menos Bulgaria y Ucrania. El primero por problemas económicos y el segundo por problemas internos con la cantante.

Miki, representante de España

Otro “triunfito” que representa a nuestro país.

Miki es un chico nacido en Terrasa y que desde adolescente está en un grupo de música con sus amigos. Este grupo se llamaba “Dalton Bang”; sin embargo, tras su paso por OT y Eurovisión, le cambiaron el nombre a “Miki y The Dalton’s”. Son un gran ejemplo de que el triunfo no debe subirse a la cabeza y se puede continuar con las raíces.

Dalton Bang sobre todo hacía versiones de otros artistas.

Llegó la edición de Operación Triunfo de 2018 y allí se presentó Miki. Quedó sexto, un puesto más que suficiente para poder participar en la selección para Eurovisión. Interpretó canciones tanto en solitario como en duo. Pero la que más agradó a los votantes fue a la que le puso voz solo.

Tras la experiencia eurovisiva realizó una gira con su banda, ¡como no podía ser de otra manera!

“La venda”

Este tema fue compuesto por Adriá Salas y elegido como la canción española en Eurovisión 2019.

El movido tema invitaba a cantar y saltar. Pero se quedó ahí. No transmitió más. Los votantes y el jurado siguieron con la venda puesta y se la quitaron para votar a otros, a nosotros lo justo: 54 votos que nos colocaron en una posición 22.

¿Mereció esa posición? ¿Más? Como en la mayoría de los resultados que hemos cosechado año tras año, hay división de opiniones. Para gustos, los colores.

La puesta en escena tampoco resultó llamativa, daba la impresión de que estaban bailando en una estantería kit de las que compras y montas en casa para “hacer un apaño”. Y esa noche les hizo el apaño para actuar, pero nada más.

Los resultados de Eurovisión 2019

En la última posición quedó… ¡Reino Unido! Su tema “Bigger than Us” (“Más grande que nosotros”), los dejó demasiado pequeños, tan solo 11 votos y la permanencia en el peldaño 26.

Consiguieron alcanzar la cima Países Bajos, jugaron con “Arcade” y su cantante Duncan Laurence pasó de ser favorito a ganador de Eurovisión 2019. Como si de una auténtica partida se tratase, llegaron a los 498 puntos.

Curioso, curioso…

Hubo una peculiar actuación en Eurovisión 2019, ¡Madonna! Como lo lees, la ambición rubia actuó en Tel-Aviv, pero no como concursante sino como estrella invitada.

Y menos mal que no le dio por participar y ser votada porque podía haber quedado muy, pero que muy, mal.

Hubo dos motivos:

  • El primero que se le fue alguna que otra nota y desafinó “un poquito”.
  • El segundo: sus bailarines mostraron una bandera de Israel y otra de Palestina, lo cual incomodó mucho a las autoridades; lo tomaron como toda una provocación.

¿Nos quitamos la venda y lo vemos?

El “Universo” de Eurovisión 2020

No, no ha habido un festival presencial de Eurovisión en el año 2020. Aún así, estaba todo prácticamente organizado para que se celebrase.

La sede iba a ser Róterdam, con 41 países que habían confirmado su participación.

Lo que no ha podido la crisis, las desavenencias entre países, las dificultades técnicas,… lo ha conseguido un virus. Un dichoso virus llamado Covid-19 al que seguro que en un futuro le cae alguna que otra canción.

Pero sí ha habido un festival de Eurovisión online, el organizado por TVE. Los internautas han votado cuál es la canción favorita.

¿Y a que no sabes quién ha sido el ganador?

¡Sí! Esta vez sí lo hemos conseguido, aunque sea de manera virtual. Nos hemos proclamado como vencedores. Después de más de cincuenta años podemos decir que ¡en Eurovisión 2020 el ganador es España!

España ha conseguido un total de 7599 votos. En el pelotón de cola, Reino unido con tan solo 95.

Blas Cantó, el “Universo” y su no participación en Eurovisión

Por parte de España, nuestro representante iba a ser Blas Cantó, elegido de forma interna.

Este chico fue integrante de Auryn y desde niño estaba inmerso en el mundo de la música. Participó en el más que conocido concurso de Teresa Rabal, “Veo, veo”, quedando en primera posición. Más tarde también apareció en Eurojunior, donde fue segundo.

A partir de ahí comenzó a aparecer en multitud de programas de televisión, además de su carrera musical, primero con Auryn y después en solitario.

Blas Cantó es coautor de la canción “Universo”. Un pegadizo tema que promete y en el que le pide perdón al universo; a ver si acepta nuestras disculpas y en 2021 nos deja celebrar el certamen.

Ahora toca preparar con más fuerzas el festival de 2021 para que resurja como el Ave Fénix. Y de paso, que se haga justicia y Blas consiga la posición que España merece.

A falta de la actuación de España en Eurovisión 2020, vamos a ver el videoclip oficial de “Universo”.

¡Nos vemos en Eurovisión 2021!

(Con permiso del coronavirus, claro)

Y como le hemos pillado el gusto a esto de las canciones, hemos hecho nuestra propia composición con los títulos que han representado a España en Eurovisión. ¡Que nos perdonen Augusto Algueró, Juan Carlos Calderón y tantos grandes compositores!

Lo mismo poniéndole un poco de música y haciéndole algunos que otros arreglos sale una canción de Eurovisión digna de representar a España… Viendo los resultados de la mayoría de años, ¡quién sabe!

Europe ‘s living a celebration, pero yo ¿Qué voy a hacer sin ti? La noche no es para mí. Amanece en un mundo nuevo, llámame y hablemos del amor. Vuelve conmigo, quédate conmigo sin rencor, dime que tú volverás para llenarme de ti, lady, lady Gwendoline. Eres tú y solo tú la chica que yo quiero, nacida para amar, ¡I love you mi vida! Porque estando contigo, contigo hasta el final yo soy aquel Valentino que vivo cantando: su canción, tu canción la, la, la. Él, al que le decías ¡hombres!, ¡bandido!, no estás solo, enséñame a cantar “Do it for your lover”… ¡Canta y sé feliz que todo esto es la música!

Vivo colgado de un sueño mientras te pido quédate esta noche y bailemos un vals, bailar pegados, dancing in the rain y que me quiten lo bailao. No quiero escuchar baila el chiki chiki que es algo pequeñito pero es algo prodigioso… sobran las palabras.

¡Ay, qué deseo! Ver amanecer contigo mientras te digo: ella no es ella quién maneja mi barca. Y me quito la venda, la dejo en una caracola para ver el universo cantando di yay y haciendo brujería con un blodymary. ¡Qué bueno, qué bueno!